27.06.2022 |
El tiempo

JON MÍGUEZ VS JAMES MOORCROFT

Jon Míguez: «Será un combate de tú a tú»

Jon Míguez se mide el viernes, dentro de una gran velada organizada por Matchroom y con DAZN en directo, al inglés James Moorcroft (16-1), de quien destaca su buena técnica

Jon Mïguez, preparando su combate del viernes.
Jon Mïguez, preparando su combate del viernes.
Jon Míguez: «Será un combate de tú a tú»

El próximo viernes tiene Jon Míguez una cita de las buenas. No habrá ningún cinturón en juego ni defenderá el título de la Unión Europea que ganó hace un par de meses en Oviedo, pero tendrá delante a uno de los rivales más exigentes que se haya encontrado nunca en su carrera y formará parte de una de las grandes veladas que viene organizando Matchroom, la promotora de Eddie Hearn, en territorio español. Para colmo, y como suele ser habitual en este tipo de eventos, será retransmitida en directo para todo el mundo por DAZN, así que el escaparate que se le presenta al boxeador castreño resulta irresistible. Hay que ponerse guapo y dar una buena imagen porque, además, de lo contrario será difícil mantenerse en pie ante un contrincante de nivel como el que tendrá delante.

El actual campeón wélter de la Unión Europea se medirá a ocho asaltos al inglés James Moorcroft, que viene con un récord de 16 victorias y una sola derrota. Es el mismo que quiere imponer en la tarjeta de presentación de Míguez, ya que éste saltará al ring en el Bilbao Arena (Miribilla) con 16 victorias en otras tantas experiencias rentadas. Su combate, pactado a ocho asaltos, formará parte del cartel que tiene como plato fuerte el duelo entre el gran ídolo local, Kerman Lejarraga, y James Metcalf por el título europeo del superwelter en juego. A buen seguro que lo seguirá de cerca Sergio García.

El boxeador afincado en Castro llegará en un buen momento y tras una óptima preparación. Por ahí nunca ha habido problema. «Será un combate igualado y muy interesante para la afición», pronostica Míguez, que tiene bien estudiado a su contrincante, de quien asegura que «boxea muy bien». Es un púgil al que Matchroom quiere fabricar un futuro y eso pone al boxeador castreño ante un examen exigente que, si es capaz de sacar adelante con brillantez, le puede abrir puertas.

La evolución de Míguez no se ha detenido y, de hecho, tras proclamarse dos veces campeón de España y ahora de la Unión Europea, se va a ver dentro de un gran evento promovido por una de las grandes promotoras a nivel mundial y con una gran plataforma televisiva en directo. Nunca habrá tenido tantos ojos pendientes de sus movimientos sobre el ring y eso le podría generar unos nervios que le cogieran por sorpresa, pero él no siente, por ahora, dicha presión. «Estoy con mucha ganas. La preparación ha ido muy bien y, además, venimos de un combate a doce asaltos hace muy poco, en marzo», resume el boxeador de MGZ.

Dicho combate a doce asaltos fue contra un gran rival como Aitor Nieto. Fue la primera vez que estuvo tanto tiempo sobre el ring y, en ese sentido, para él fue como quitarse un peso de encima, ya que se pudo demostrar a sí mismo que tiene motor para pelear a las distancias en la que se mueven los grandes campeonatos. Después de aquella cita en Oviedo, apenas dejó pasar tiempo para reengancharse «a la rutina de la anterior preparación». «He tenido buenos sparrings y buenas sensaciones y ya estoy deseando saltar a combatir de nuevo».

Durante todo este tiempo, ha tocado estudiar en detalle al rival, un James Moorcroft de 29 años y natural de Wigan. La única derrota de su palmarés se produjo frente al escocés Martin Harkin. Según ha podido comprobar Jon Míguez, se trata de un púgil que boxea «muy bien técnicamente, con el pasito hacia atrás y con muy buenos fundamentos, como casi todos los boxeadores ingleses». En ese sentido, vaticina el castreño, que buen seguro estará apoyado por sus más fieles, una pelea «muy igualada, de tú a tú, en la que habrá que trabajar duro para llevarse la victoria». «Será un combate muy igualado y muy interesante para la afición», añade. Que nadie se lo pierda, ya sea por televisión o en directo.

Advierte Míguez de que llegan a la gran cita «con ganas de mostrar todo lo entrenado y a por la victoria». Son conscientes de que son muchas las cosas que pueden pasar sobre el ring y que toda la estrategia prevista se puede ir al traste por culpa de un mal golpe en frío pero, en ese sentido, por si el rival improvisa, resalta el boxeador castreño que han preparado «un plan A, un plan B y un plan C». Boxea en casa y, en ese sentido, hace un llamamiento «a toda la afición de Bilbao, de Castro, de Cantabria y de los alrededores a que se animen a ir al evento, ya que será una gran velada con combates internacionales». El ambiente en Miribilla, y más aún con Kerman como protagonista estelar, está garantizado.

A lo largo de su camino, en el que se ha mantenido invicto, Míguez ha tenido que hacer frente a duelos intensos y disputados como el que le midió a Abdessamad Nechchad, que le hizo trabajar de lo lindo, o el que le permitió hacerse con el Campeonato de España contra el también invicto Ricardo Roser, pero quizá el oponente de más nivel que ha tenido delante ha sido Aitor Nieto. Y al castreño no le tembló el pulso a la hora de aceptar ir a pelear a su propia casa. «Ese combate me proporcionó muchísima experiencia. Me medí a un boxeador que vino preparado a conciencia, que se ha enfrentado a gente de mucho nivel y que sabe lo que son las grandes batallas», recuerda. Y él no sólo le dio réplica, sino que le ganó sin discusión. Entiende que es en combates como el que le enfrentó al asturiano en los que «aprendes a sufrir, a dosificarte, a controlar lo que es un combate a doce asaltos». «Estoy contentísimo de haber podido pelear contra Nieto porque es un grandísimo rival», añade. Ahora le toca poner en práctica todas esas enseñanzas que se trajo de Oviedo en una pelea que, a sus 25 años, le puede permitir seguir avanzando pantallas.

Jon Míguez: «Será un combate de tú a tú»
Comentarios