25.04.2024 |
El tiempo

TURISMO

Descubre Cantabria: naturaleza, historia y gastronomía ¿qué ver en la región?

Sumérgete en la belleza natural y la rica historia de Cantabria, un destino que combina los paisajes montañosos hasta los pueblos marineros, cada rincón de esta región te cautivará con su autenticidad y su encanto
Cantabria posee grandes lugares llenos de historia y otros destinados para descansar. / Alerta
Cantabria posee grandes lugares llenos de historia y otros destinados para descansar. / Alerta
Descubre Cantabria: naturaleza, historia y gastronomía ¿qué ver en la región?

El norte de España siempre ha tenido un imán especial para quienes buscan experiencias auténticas en medio de paisajes impresionantes. Cantabria, con su verdor, su mar, la elegancia de sus valles y la magia de sus ciudades, es un destino que captura el corazón de todos los que la visitan.

En este rincón del mundo, te espera un viaje lleno de naturaleza y tesoros históricos. Desde las majestuosas montañas de los Picos de Europa hasta las tranquilas playas de San Vicente de la Barquera, cada rincón de Cantabria tiene algo especial que ofrecer.

Picos de Europa: Majestuosidad natural

Sus vastas extensiones a lo largo de la Cordillera Cantábrica abarcan territorios de León, Asturias y Cantabria. Declarado uno de los 16 Parques Nacionales de España, los Picos de Europa son un testimonio de la majestuosidad geológica que ha tardado 300 millones de años en formarse. Desde la presencia de los antiguos astures y celtas hasta la época medieval, este parque ha sido testigo de la historia de la región.

Potes: Encanto montañés

Rodeado de imponentes montañas, Potes se alza como uno de los pueblos más hermosos de España. Ubicado en el corazón de la comarca de Liébana, este encantador pueblo te sumerge en una rica historia a medida que exploras sus calles empedradas y descubres sus puentes y torres medievales.

San Vicente de la Barquera: Belleza marinera

Conocida como la villa marinera por excelencia, San Vicente de la Barquera cautiva con su impresionante bahía y sus playas de arena dorada. Desde sus antiguas iglesias hasta sus pintorescas calles, cada rincón de este pueblo respira historia y tradición.

Santander: Elegancia costera

Santander, una de las ciudades más bellas de España, combina a la perfección el encanto de su costa con la grandeza de su arquitectura. Desde pasear por la playa de El Sardinero hasta descubrir los secretos del Palacio de la Magdalena, cada momento en Santander es una experiencia inolvidable.

Santillana del Mar: Historia y arte

Conocida como "la villa de las tres mentiras", Santillana del Mar es un tesoro de patrimonio histórico y cultural. Desde la famosa Cueva de Altamira hasta las calles empedradas de la villa, cada rincón de este lugar te transporta a épocas pasadas.

Comillas: Belleza costera

Ubicada en la costa occidental de Cantabria, Comillas es famosa por su arquitectura única y sus impresionantes paisajes. Desde el cementerio modernista hasta la playa de Oyambre, cada rincón de este pueblo es una obra maestra de la naturaleza y el diseño. También es imprescindible visitar el Capricho de Gaudí.

Suances: Paraíso playero

Conocida por sus impresionantes playas y su rica historia, Suances es el lugar perfecto para los amantes del sol y el mar. Ya sea disfrutando de deportes acuáticos o explorando su patrimonio histórico, cada momento en Suances es una aventura.

Cueva de Altamira: Tesoro prehistórico

Conocida como la "Capilla Sixtina del arte rupestre", la Cueva de Altamira es un testimonio de la creatividad y el ingenio de nuestros antepasados. Descubierta en 1868, esta cueva alberga algunas de las pinturas prehistóricas más famosas del mundo, lo que la convierte en un destino imperdible para los amantes de la historia.

Valle de Liébana: Naturaleza en estado puro

Conocido como el valle dorado, el Valle de Liébana es un paraíso para los amantes de la naturaleza y la aventura. Desde sus impresionantes paisajes montañosos hasta sus pintorescos pueblos, cada rincón de este valle te sorprenderá con su belleza natural y su rica historia.

Barcena Mayor: Pueblo histórico

Barcena Mayor es uno de los pueblos más antiguos de Cantabria y un lugar perfecto para sumergirse en la historia y la tradición de la región. Con sus calles empedradas y sus casas de piedra, este pueblo te transportará a tiempos pasados mientras disfrutas de su belleza natural.

Liérganes: Lugar con encanto

Liérganes es un pintoresco pueblo cántabro que cautiva con su encanto medieval y su impresionante entorno natural. Conocido por su arquitectura tradicional y su ambiente acogedor, este pueblo es perfecto para disfrutar de un paseo tranquilo y relajante. Y también la leyenda del hombre pez.

Faro del Caballo: Belleza costera y paisajes impresionantes

El Faro del Caballo, ubicado cerca de Santoña, es uno de los lugares más impresionantes que ver en Cantabria. Situado en el Monte Buciero, este faro ofrece vistas espectaculares de aguas cristalinas y altos acantilados que se funden para crear un paisaje inigualable. Para llegar al faro, tendrás que subir 700 escalones, construidos por los presos del Cuartel del Presidio de Santoña, lo cual puede ser un poco agotador, pero el premio de disfrutar de las vistas panorámicas está asegurado. Además, puedes realizar la ruta que da nombre a esta península, donde también podrás visitar el Mirador de la Peña del Fraile, el Faro del Pescador y disfrutar de la vista desde arriba de la Playa de Berria. 

Cueva de El Soplao: Maravilla geológica

La Cueva de El Soplao es una auténtica maravilla geológica situada en los municipios de Herrerías, Valdáliga y Rionansa, en la sierra de Arnero, en Cantabria. Considerada uno de los grandes monumentos mundiales de la geología, esta cueva debe su nombre a un término minero que alude al aire que se percibe al calar una galería desde otra con menos oxígeno. Descubierta por mineros hacia 1908, la cueva ofrece una experiencia única para los visitantes. Su interior sorprende con formaciones rocosas impresionantes y una belleza natural incomparable. Además, desde sus alrededores, se pueden disfrutar de vistas panorámicas espectaculares que abarcan desde la costa asturiana hasta los Picos de Europa, convirtiendo la visita en una experiencia inolvidable para los amantes de la naturaleza y la geología.

Nacimiento del río Asón: Naturaleza en estado puro

El Nacimiento del Río Asón, también conocido como la Cascada del Asón o Cascada de Cailagua, es un espectáculo natural que te dejará sin palabras. Situado en Soba, Cantabria, esta cascada forma una cola de caballo de más de 50 metros de altura, convirtiéndose en una visita obligada, especialmente durante la primavera y la época de deshielo. El Mirador del Nacimiento del Asón es el mejor lugar para contemplar esta maravilla natural. Para aquellos que deseen más aventura, se recomienda realizar la ruta de senderismo que conduce hasta el nacimiento del río. Esta ruta es bastante sencilla, con un camino plano y solo aproximadamente 200 metros de desnivel. Comienza al final del pueblo de Asón, en el valle de Soba, y te llevará a través de paisajes impresionantes hasta el punto donde nace el río Asón, una experiencia inolvidable para los amantes de la naturaleza y el senderismo.

Gastronomía cántabra: Sabores auténticos y tradición culinaria

La gastronomía cántabra es una verdadera delicia que va mucho más allá de las anchoas. Con el Mar Cantábrico como fuente de inspiración, la región ofrece una amplia variedad de productos frescos y deliciosos. Desde finos pescados hasta mariscos frescos, pasando por productos de las pequeñas huertas familiares, la gastronomía cántabra destaca por su riqueza y personalidad únicas.

Entre los platos más destacados se encuentra el cocido montañés, típico del Valle de Cabuérniga, hecho con alubias blancas, berza y compango (costilla adobada, tocino, chorizo, morcilla). Otro plato emblemático es el cocido lebaniego, propio de la zona de Liébana, elaborado con garbanzos de Potes, patata y compango (cecina, chorizo, tocino, hueso de rodilla).

Las rabas, conocidas como calamares a la romana en otras regiones, son un manjar imprescindible en Cantabria, al igual que sus quesos con denominación de origen protegida, como el queso de nata, los quesucos del Valle de Liébana y el queso de Bejes-Tresviso.

Por supuesto, no se puede hablar de la gastronomía cántabra sin mencionar las famosas anchoas de Santoña, elaboradas de manera artesanal y conservadas en aceite de oliva, así como los deliciosos sobaos pasiegos, un postre tradicional que se puede disfrutar incluso en el Museo dedicado a ellos. La gastronomía cántabra es un festín para los sentidos que deleitará a cualquier paladar exigente.

Valles Pasiegos: Naturaleza y Tradición en el Corazón de Cantabria

Los Valles Pasiegos, estratégicamente ubicados en el corazón de Cantabria, son un destino turístico que combina calidad y tranquilidad en plena naturaleza. Geográficamente comprendidos entre los valles del río Pas y sus afluentes, así como por la cabecera del valle del río Miera, esta comarca también es conocida como Pas-Miera o Pas-Pisueña-Miera.

Sus encantadoras calles están impregnadas de historia, con casonas y palacios que son testigos de un esplendor pasado, preservado por sus habitantes como legado para las generaciones futuras. Disfrutarás del entorno rural con rutas, senderos y caminos verdes, así como de paseos culturales, posadas y cabañas pasiegas, cuevas prehistóricas, deportes tradicionales y actividades al aire libre. 

Bosque de Secuoyas de Cabezón de la Sal: Un Rincón Mágico en Cantabria

El Bosque de Secuoyas de Cabezón de la Sal es un lugar mágico que te transportará al pasado sin necesidad de ir muy lejos. Su historia es singular: durante el franquismo, se plantaron más de 800 secuoyas en este monte con el objetivo de proporcionar madera a la industria local debido a su rápido crecimiento. Sin embargo, cuando llegó el momento de talarlas, ya no se consideró rentable, dejando estas majestuosas secuoyas en pie.

El resultado es espectacular: un tupido bosque de secuoyas de gran altura, algunas alcanzando hasta los 36 metros. Una senda bien señalizada te permite dar un agradable paseo por este bosque en cualquier época del año. Declarado Monumento Natural en 2003, este lugar es ideal para visitar en familia, con amigos o incluso solo. 

Costa Quebrada: Un paisaje salvaje y fascinante

La Costa Quebrada es una de las rutas en coche más famosas de España, escondiendo un paisaje salvaje de gran belleza. Este espectacular paisaje geológico se formó hace millones de años, cuando la península ibérica flotaba cerca de las islas tropicales en el mar mesozoico de Thetys. El choque entre las placas africana y europea elevó estas formaciones rocosas desde las profundidades del mar, creando la Costa Quebrada, uno de los lugares más impresionantes de Cantabria.

Este parque geológico ofrece una variedad de paisajes, incluyendo calas, playas de arena dorada, acantilados, arcos, islotes, dunas y urros (islotes de roca). 

Mogrovejo: Un pueblo de cuento en el Valle de Liébana

Mogrovejo es una encantadora aldea situada en el municipio de Camaleño, en el Valle de Liébana. Nombrado Pueblo de Cantabria en 2017 y desde 2020, el Pueblo Más Bonito de España, Mogrovejo ofrece un paisaje típico de esta región, protegido por el macizo de Ándara.

Desde sus impresionantes paisajes naturales hasta su rica gastronomía y encantadores pueblos, esta región ofrece una experiencia única que cautivará a cualquier viajero. Las anchoas de Santoña, los paseos por el Sardinero y la vista desde el Faro del Caballo son solo algunas de las experiencias que hacen que Cantabria sea un destino inolvidable. Y, por supuesto, la calidez y hospitalidad de su gente hacen que uno siempre quiera volver. Sin duda, Cantabria tiene mucho que ofrecer y es un lugar que merece ser explorado una y otra vez. 

Descubre Cantabria: naturaleza, historia y gastronomía ¿qué ver en la región?
Comentarios