07.05.2021 |
El tiempo
viernes. 07.05.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

Sale a la luz un libro sobre los conflictos de 1987 desde la vista sindical

Miguel de Celis y Rafael de Andrés muestran el libro recién editado sobre los conflictos de 1987. / Queimadelos
Miguel de Celis y Rafael de Andrés muestran el libro recién editado sobre los conflictos de 1987. / Queimadelos
Sale a la luz un libro sobre los conflictos de 1987 desde la vista sindical

El libro ‘Los conflictos de 1987 en Reinosa: análisis de la actuación sindical’, es una recopilación de datos producidos antes de la explosión del conflicto, durante y después del periodo de reconversión industrial en la ciudad y comarca. Así, mantenemos una pequeña entrevista con el autor del libro, Rafael de Andrés Seco, que nos habla de la situación vivida durante las últimas cuatro décadas en todas las vertientes.

Por ejemplo, el libro en relación con la población de la ciudad, recoge como en 1987, Reinosa llegó a alcanzar los trece mil habitantes, y como en la actualidad, estamos por debajo de nueve mil, lo que indica que «se ha perdido un tercio de la población y del partido judicial». En cuanto a los datos de empleo y paro de la comarca, señala que en catorce años se perdieron en nuestras seis principales empresas, dos mil puestos de trabajo, de 1975 a 1988.

De ese empleo industrial directo, el 77% se perdió entre los años 1987 y 1988. En cuanto a la situación de la pérdida de ocupación laboral en el conjunto de la comarca, se perdieron más de cuatro mil empleos, teniendo una repercusión muy inmediata sobre lo que es el empleo indirecto inducido. También se informa del registro oficial del paro, a finales de 1988, llegando a 1.820 desempleados, pero que en el primer trimestre de 1989, ascendieron a 1.962 parados, de los que más del 62%, tenían menos de treinta años y, un 35 por ciento, no había trabajado nunca.

Esas tasas de paro, se fueron después amortiguando, porque la juventud del sur de Cantabria emigró, siendo esta una realidad social y económica, que evidenció el deterioro en el que nuestra comarca se encontraba afirman los autores. Este libro, recoge otro ejemplo sobre Forjas y Aceros, hoy denominada Sidenor, que es, qué 1988, llegó a registrar cerca de 1.250 trabajadores, y ahora en 2020, la empresa está por la mitad de los operarios de entonces.

La pérdida de ocupación desde entonces, ha sido constante, y la situación de ahora más silenciosa, pero se trata de una realidad. Los conflictos de 1987, fueron a su juicio necesarios, teniendo repercusiones además «para frenar la situación a la que estaba abocada la comarca, lo que sucedió, es que los resultados del conflicto no fueron todo lo favorables que hubiésemos deseado». Andrés Seco piensa que, de no haber existido los conflictos de 1987 la empresa consolidada de Cenemesa, después Cantarey, y actualmente Gamesa, hubiera desaparecido porque hay estudios que así lo avalan.

«La primavera del 87», fue la respuesta de un pueblo ante las pretensiones de desmantelamiento industrial de la comarca, agravado por «la falta de promoción con su consiguiente desarrollo industrial, porque dice, pienso que al Polígono Industrial se le debiera haber dotado de una mayor dinamización y proyección de futuro, habiendo favorecido la ubicación de empresas». Rafael de Andrés, empezó a escribir esta obra «en caliente», en 1988, teniendo todavía muy cercanos los hechos y las consecuencias de aquella primavera de 1987.

Durante los tres meses de confinamiento, por la pandemia de la Covid-19 el año pasado, animado por su esposa Teresa, «terminé de recopilar aquellos datos a los que di formato de libro». La publicación es una oportunidad de recordar, reflexionar y abrir un debate sobre la gravedad de los hechos acontecidos, que en el mejor de los casos, se ha postergado treinta y cuatro años en el tiempo. Salvo, ‘Reinosa contra el miedo’ y la recopilación de noticias de los medios de comunicación de la prensa escrita, ‘Reinosa un polvorín. Historia de una crisis’, las aportaciones más notables sobre el tema hay que buscarlas en unas pocas tesis doctorales. El nuevo libro trata de un análisis desde la actuación sindical.

Desde estas líneas, Rafael de Andrés invita a que «se escriban nuevos libros con otras vertientes, como por ejemplo la jurídica o la social». En el capítulo de agradecimientos, el autor menciona a su hijo David, que escribe el epílogo, que constituye el trabajo que hizo para un estudio de antropología social. También destaca el prólogo de la asociación Desmemoriados, que han colaborado con la metodología a seguir para el desarrollo de esta autoedición, y la participación con fotografías del conflicto de Miguel de Celis, «ilustraciones que son testigo elocuente de los sucesos de la denominada, Primavera del 87 en Reinosa».

El libro, tiene 160 páginas con fotografías a color, que recoge los momentos que vivimos todos en aquella época. Se han lanzado doscientos ejemplares, de una obra con finalidad divulgativa, que se vende en la tienda del fotógrafo, Miguel de Celis, al precio de quince euros. Su lectura es aconsejable tanto para el recuerdo de la población que vivió aquellos acontecimientos, como para los más jóvenes, para que conozcan la realidad de aquellos tiempos vividos.

Sale a la luz un libro sobre los conflictos de 1987 desde la vista sindical
Comentarios