06.12.2022 |
El tiempo
972x90_cuenta_online_si_te_da.gif

CAMBIO CLIMÁTICO

La crisis climática está asfixiando los lagos del mundo, según un estudio

El descenso de los niveles de oxígeno perjudica a la fauna y al suministro de agua potable, según los científicos
Barcos varados en Moynaq (mar de Aral). Fuente: Arian Zwegers
Barcos varados en Moynaq (mar de Aral). Fuente: Arian Zwegers
La crisis climática está asfixiando los lagos del mundo, según un estudio

La crisis climática está provocando un descenso generalizado de los niveles de oxígeno en los lagos de todo el mundo, asfixiando a la fauna y la flora y amenazando el suministro de agua potable.

El descenso de los niveles de oxígeno en los océanos ya se había detectado, pero una nueva investigación muestra que el descenso en los lagos ha sido entre tres y nueve veces más rápido en los últimos 40 años. Los científicos descubrieron que los niveles de oxígeno habían descendido un 19% en las aguas profundas y un 5% en la superficie.

La causa principal es el aumento de las temperaturas provocado por el calentamiento global, ya que el agua más caliente no puede retener tanto oxígeno. Además, el aumento del calor en verano deja la capa superior de los lagos más caliente y menos densa que las aguas inferiores, lo que significa que se reduce la mezcla y el suministro de oxígeno a las profundidades.

Los niveles de oxígeno han aumentado en la superficie de algunos lagos. Pero lo más probable es que esto se deba a que el aumento de las temperaturas ha provocado la proliferación de algas, que también pueden producir toxinas peligrosas. Según los científicos, es fundamental reducir las emisiones para hacer frente a la crisis climática, así como reducir el uso de fertilizantes agrícolas y la contaminación de las aguas residuales urbanas, que también daña los lagos.

"Toda la vida compleja depende del oxígeno y, por tanto, cuando los niveles de oxígeno disminuyen, se reduce realmente el hábitat de muchas especies diferentes", dijo el profesor Kevin Rose, del Instituto Politécnico Rensselaer (RPI) de EE.UU., que formó parte del equipo de investigación.

"Este estudio demuestra que el problema es aún más grave en las aguas dulces [que en los océanos], y que amenaza nuestros suministros de agua potable y el delicado equilibrio que permite prosperar a los complejos ecosistemas de agua dulce", dijo Curt Breneman, decano de ciencias del RPI.

Los hábitats de agua dulce son ricos en peces, insectos, aves y animales, y son importantes para la alimentación y el ocio de los seres humanos. Pero ya han sufrido grandes daños, ya que las poblaciones medias de fauna y flora han disminuido un 84% desde 1970. Además del calentamiento global y la contaminación, las causas incluyen el uso excesivo de agua para la agricultura.

El estudio, publicado en la revista Nature, analizó 45.000 perfiles de oxígeno disuelto y temperatura recogidos en casi 400 lagos de todo el mundo. La mayoría de los registros se iniciaron en torno a 1980, aunque uno se remonta a 1941.

La mayoría de los lagos se encontraban en zonas templadas, sobre todo en Europa y Estados Unidos, pero había algunos registros de latitudes más altas, más cerca de los polos, y de lagos tropicales en África. En ambos casos, el oxígeno disminuía al igual que en los demás lagos.

En los lagos en los que los niveles de oxígeno han caído hasta casi cero, el fósforo puede ser extraído de los sedimentos, proporcionando un nutriente esencial para las bacterias. Éstas pueden proliferar y producir el poderoso gas de efecto invernadero metano, impulsando un mayor calentamiento.

Los niveles de oxígeno en las aguas superficiales aumentaron en aproximadamente una quinta parte de los lagos estudiados, casi todos ellos propensos a la contaminación. Esto es un indicador del aumento generalizado de las floraciones de algas, dijo Rose. "Sin datos taxonómicos, no podemos afirmarlo definitivamente, pero nada más de lo que conocemos puede explicar este patrón".

Las temperaturas globales siguen aumentando, lo que hace que los niveles de oxígeno de los lagos sean cada vez más bajos, por lo que el mero hecho de mantener el statu quo exige actuar para limpiar las masas de agua dulce. Rose dijo que un ejemplo positivo era el lago Oneida, en el estado de Nueva York, donde una limpieza permitió mejorar la claridad del agua, lo que a su vez permitió una mayor fotosíntesis de las algas productoras de oxígeno.

"El nuevo estudio ofrece una visión global muy necesaria de lo que ocurre en las limitadas reservas de agua dulce del planeta: su salud es una preocupación primordial", afirma el profesor Hans-Otto Poertner, del Instituto Alfred-Wegener de Bremerhaven (Alemania), que no formó parte del equipo. Los lagos están aislados y son pequeños en comparación con los océanos, en los que las corrientes globales pueden seguir proporcionando oxígeno a las aguas más profundas, dijo.

"El cambio climático, junto con [la contaminación agrícola], amenaza a los sistemas vulnerables de agua dulce, lo que aumenta la urgencia de reducir fuertemente las emisiones", dijo Poertner.

La crisis climática está asfixiando los lagos del mundo, según un estudio
Comentarios