11.05.2021 |
El tiempo
martes. 11.05.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria
ALERTA El Diario de Cantabria

FERIA DE GANADO

«Sólo queremos seguir trabajando»

Ganaderos y comerciantes de Cantabria reivindican más ayudas para el sector que se ve desprotegido ante «las indecisiones de los políticos»

Rosario, ganadera de Vega de Pas, junto a sus novillas frisonas ayer en la feria semanal del Mercado Nacional de Ganados de Torrelavega. / ALERTA
Rosario, ganadera de Vega de Pas, junto a sus novillas frisonas ayer en la feria semanal del Mercado Nacional de Ganados de Torrelavega. / ALERTA
«Sólo queremos seguir trabajando»

Una mañana más en el trabajo para Rosario, una ganadera de Vega de Pas que lleva más de 10 años exponiendo en la feria de Torrelavega sus reses, y ayer como otro día cualquiera presentó dos novillas frisonas en la feria de ganados semanal.

Pero ayer no fue un día cualquiera. Unos días antes de este miércoles 11 de noviembre, a las personas involucradas en el sector, se les comunicó que debido al nuevo decreto de restricciones por el covid-19, no se permitiría la entrada a los jubilados en sus instalaciones.

Ganaderos de la región se pusieron en contacto con ALERTA para comunicar que se disponían a convocar una manifestación en la puerta de las instalaciones si no se les permitía el acceso. Finalmente, en la mañana de ayer, se les permitió el acceso a todos ellos, eso sí con las oportunas y necesarias medidas de seguridad y sanitarias para hacer frente al covid. «Lo que igual no saben los políticos es que somos los jubilados los que muchas veces venimos a la feria a vender el ganado, porque sus dueños, nuestros hijos o vecinos, no pueden bajar hasta la feria», nos dice ‘Espinete’ de Valdáliga, que lleva toda su vida recorriendo ferias y muestras y entre ganado.

«Desde que cerró único matadero comarcal, estamos perdiendo dinero, salud y trabajo», afirma este ganadero que ve cómo la falta de transparencia de la Administración les pone en «grave riesgo» de tener que parar su actividad o llevar a otras comunidades como Palencia su granado a los mataderos de esa región para poder venderlo luego en nuestra comunidad. «Como consecuencia, perdemos dinero, y si no lo llevamos, nos encontramos con decenas de reses, esperando otra opción posible».

Como ‘Espinete’, se encuentran muchos jubilados que intentando ayudar a sus hijos, hermanos o vecinos, ven como este sector, imprescindible en nuestra comunidad se va haciendo más y más pequeño, porque «sus gobernantes no hacen nada para protegerlo».

Afortunadamente todavía existen personas como Rosario, que siendo ella joven, y siguiendo los pasos de su padre, continúa trabajando sin descanso en este sector, acudiendo semana a semana a la feria para mostrar su ganado.

«Sólo queremos seguir trabajando»
Comentarios