25.05.2020 |
El tiempo
lunes. 25.05.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

Un homenaje para los sanitarios que se convierte en desahogo para el resto

‘Resistiré’, del Dúo Dinámico, ‘I Will Survive’, de Gloria Gaynor, o ‘Sobreviviré’, de Mónica Naranjo, son algunas de las canciones que han vuelto a sonar y que ya se van convirtiendo en himnos

Aprovechando la buena climatología el balcón es un magnífico lugar para pasar el tiempo. / josé Ramón
Aprovechando la buena climatología el balcón es un magnífico lugar para pasar el tiempo. / josé Ramón
Un homenaje para los sanitarios que se convierte en desahogo para el resto

Los cántabros han salido por séptimo día seguido a balcones y ventanas para aplaudir a los profesionales sanitarios que luchan día a día contra el coronavirus, lo que ya se ha convertido casi en una fiesta de barrio, con música y ambiente que ayuda a abstraerse y a sobrellevar mejor el encierro a los ciudadanos. Pero en esos breves e intensos minutos hay cabida para mucho más.

‘Resistiré’, del Dúo Dinámico, ‘I Will Survive’, de Gloria Gaynor, o ‘Sobreviviré’, de Mónica Naranjo, son algunas de las canciones que han vuelto a sonar y que ya se han convertido en los himnos oficiosos de las calles en estos duros días de confinamiento.

Así, en la céntrica plaza de Cañadío, donde hasta hace dos semanas los santanderinos pasaban las horas entre charlas y cervezas, una mujer ha salido a su ventana para cantar una ópera que ha resonado hasta la Bahía, y a escasos metros de ella, una bandera de Italia, país que junto a España se está llevando la peor parte de la pandemia, como ha podido comprobar Efe.

Más arriba, sus vecinos de Santa Lucía tampoco han querido faltar a la cita y, ya un par de minutos antes de las 20.00 horas, han arrancado cinco minutos de palmas que han precedido a la música y el jolgorio.

En esta zona se han escuchado canciones como ‘Amigos para siempre’, de Los Manolos, o algunas más típicas de la capital cántabra, como ‘Santander la marinera’. En general, todos los temas son vivos y transmiten buenas vibraciones.

Otro de los puntos calientes de Santander es la calle Rualasal, donde cada día crece más la presencia de banderas de España, y que acoge un homenaje en forma de fiesta en la que un matrimonio pone a todo volumen sus altavoces, mientras los vecinos cantan, bailan e iluminan la noche de Santander con la luz de sus linternas.

Allí salen familias enteras a los balcones, donde se dan conversaciones entre inquilinos de distintos pisos, y otros que no participan pero tampoco quieren perdérselo.

Todo ello amenizado con el himno de España, el ‘Que viva España’, de Manolo Escobar, y diversas canciones más propias de las verbenas que de un sábado por la noche en una céntrica calle de Santander.

Música en los balcones también ha habido en Torrelavega, donde el compositor Nando Agüeros ha ofrecido un «concierto» en directo desde su terraza para los vecinos.

Por Maliaño y Muriedas ha estado desfilando un camión de los bomberos poniendo las sirenas y dando las gracias a través del altavoz.

Y se ha notado que era sábado porque ha salido a sus ventanas mucha más gente. Además, en varias zonas del centro urbano se han oído también canciones como ‘Viento del norte’.

En Colindres, la ceremonia de los aplausos ha evolucionado a un recital previo de música y bailes en las terrazas o ventanas de los vecinos que, incluso, ha propiciado este sábado su regulación horaria a través de un decreto municipal para no interferir en el biorritmo de personas que trabajan por la noche.

Y es que, desde algunas casas se emiten a todo volumen canciones con equipos de música caseros, con repaso de clásicos españoles hasta los últimos temas mundiales o propuestas infantiles, que animan a vecinos a cantar, bailar y disfrazarse desde sus domicilios para amenizar las horas de confinamiento.

Pero el aplauso más especial ha tenido lugar en las inmediaciones de las Urgencias del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, donde fuerzas y cuerpos de seguridad se han unido al personal sanitario en un largo y emotivo aplauso.

Cuando se cumple la primera semana desde que se decretara el estado de alarma, el ánimo de los cántabros no decae, a pesar de que en el último parte oficial se daba cuenta de que ya son cinco las personas que han muerto en la región por el Covid-19.

Sanidad informó anoche del fallecimiento de un hombre de 86 años, con varias patologías previas, horas después de confirmar otras dos muertes a consecuencia del coronavirus, los de una mujer de 77 años y un hombre de 64, que estaban ingresados en el Hospital de Valdecilla. El viernes fue confirmada la muerte dos hombres de 69 y 88 años, que se unen al otro hombre, de 88, que murió el pasado martes.

Las cinco personas que han muerto en Cantabria a causa del coronavirus presentaban patologías previas.

Sanidad recuerda que el teléfono habilitado en Cantabria para las personas que tienen síntomas compatibles con el coronavirus es el 900 612 112, que ofrece a la ciudadanía toda la información que precise.

Un homenaje para los sanitarios que se convierte en desahogo para el resto
Comentarios