13.06.2021 |
El tiempo

Cómo organizar los muebles del dormitorio en 7 pasos

camas
Cómo organizar los muebles del dormitorio en 7 pasos

Descubre los siete pasos que te ayudarán a organizar el espacio de tu dormitorio como todo un profesional.

1. Utilizar solo los muebles necesarios

Hay muchas cosas que se pueden tener en el dormitorio, pero hay que comenzar por aquello que es esencial. Tratar de trabajar con muchos elementos diferentes puede convertirse fácilmente en un quebradero de cabeza y, además, es posible que al final no todos los elementos sean necesarios.

Esto es especialmente importante en apartamentos pequeños cuando no hay mucho espacio adicional; el uso de menos piezas hará que la habitación parezca y se sienta mucho más espaciosa. Si la habitación es muy pequeña, utilizar armarios y estantes más altos ofrecerá más espacio de almacenamiento en menos espacio habitable.

2. Pensar en la función

La mejor manera de tener solo lo que necesitas en el dormitorio es pensar en lo que vas a hacer. Si tienes una buena idea de lo que vas a querer y necesitas hacer en el dormitorio, puedes diseñar en torno a eso.

Si ves mucha televisión en la cama, busque un diseño que funcione bien para eso. Planea un pasillo para moverte de un lugar a otro; no querrás encontrarte el camino entre la cómoda y el espejo bloqueado cuando estás tratando de ver si la ropa te queda bien.

3. Sacarlos

Es más fácil esbozar diferentes arreglos de muebles que moverlos por la habitación. Ahorrarás tiempo y errores pensando que algo encajará cuando realmente no lo hará o de rayar el suelo o paredes mientras mueves el tocador por enésima vez.

Mide al menos los artículos más grandes (cama, tocador, estantes, etc.), así como las dimensiones de tu habitación, luego dibuja un par de opciones diferentes.

4. Empezar por la cama

En algún momento, hay que empezar a mover cosas por la habitación real y no por el dibujo. Dado que la cama es la parte más importante del dormitorio, colócala lo primero. Generalmente, se suelen colocar contra la pared opuesta a la puerta o la pared más grande sin ventanas, especialmente si tienen cabeceros, pero no tiene porque ser así.

En un dormitorio pequeño, puede que eso no funcione. Encuentra el lugar para la cama que tenga más sentido para ti, solo asegúrate de poder abrir y cerrar las puertas del dormitorio y armarios. Ten en cuenta también que, si bien colocar la cama debajo de las ventanas puede ser una buena idea desde la perspectiva del diseño, es posible que las corrientes de aire durante el invierno molesten.

5. Ir de grande a pequeño

Una vez encontrado el mejor lugar para la cama, organiza todo lo demás, comenzando por los muebles más grandes, seguido de los más pequeños. Por lo general, el armario vendría a continuación, seguido del tocador, las mesitas de noche, escritorio, estantes, sillas y cualquier otra cosa que pueda tener. Generalmente, las mesitas irán al lado de la cama, el armario en la pared opuesta y el escritorio en la esquina, pero todo puede variar.

6. Colocar la alfombra correctamente

Aunque no es un elemento de mobiliario, la alfombra sigue siendo un componente clave de cómo organizar los muebles del dormitorio. Ten en cuenta que de la ubicación de la alfombra dependerá el diseño final de la habitación.

Las alfombras se colocan generalmente debajo de los dos tercios inferiores de la cama para crear un área cómoda para pisar al levantarse por la mañana. Si la cama está en una esquina, es probable que la alfombra deba colocarse en otro lugar, como al lado de la cama o en el centro de la parte abierta de su habitación.

7. Organizar primero los muebles que ya están

No es recomendable comprar muebles nuevos hasta que se hayan organizado las piezas que ya tienes en la habitación. Esto debería ser un punto obvio, pero es muy fácil comprar cosas que crees que necesitas antes de realmente comprobar que las necesitas.

Al esperar a disponer y organizar lo que ya tienes, sabrás exactamente lo que necesitas y dónde quieres ponerlo. También debes de asegurarte de que todo lo que obtengas tiene las dimensiones y el estilo correctos para caber y funcionar en la habitación, tanto literal como estilísticamente.

No tengas miedo de experimentar

Hay muchas pautas sobre cómo organizar los muebles del dormitorio, incluyendo las que se enumeran en este artículo, pero son solo eso, pautas, y no existe una forma de hacerlo que sea correcta o incorrecta. Simplemente averigua qué funciona mejor para ti, tu familia y el espacio.

Y si no das con una organización que te deje satisfecho/a, intenta experimentar con diferentes diseños durante las primeras semanas viviendo en tu nueva casa o reorganizando la que ya tenías. Es mucho más fácil cuando hay menos cosas para mover y, cuando encuentres una que te funcione, lo sabrás.

Cómo organizar los muebles del dormitorio en 7 pasos
Comentarios