26.06.2022 |
El tiempo

Medina: «Queremos el título»

Medina garantiza que en el vestuario quieren levantar el trofeo de campeones y que llegarán en condiciones al partido contra el Andorra, «un equipo que juega muy bien desde atrás»

Unai Medina ha sido un fijo para Fernández Romo. / HARDY
Unai Medina ha sido un fijo para Fernández Romo. / HARDY
Medina: «Queremos el título»

El Racing es un club centenario, pionero en muchas cosas, uno de los que disputó la primera liga, un equipo que ha sido habitual en el fútbol profesional e incluso un clásico de Primera División. Ha conseguido ascensos y guarda en su memoria una buena colección de grandes momentos, pero su sala de trofeos es muy pobre. No está a la altura de todo lo que se dice de él, de todo lo que le gusta destacar sobre sí mismo. Por eso el partido del próximo tres de junio tiene una importancia mayor que la antigua eliminatoria entre los equipos que ascendían a la primera en la extinta Segunda División B. El año de Paco Fernández, el conjunto cántabro la jugó contra el Albacete y el de Iván Ania contra el Fuenlabrada. Nadie se acuerda de esos partidos porque parecieron más un castigo que un premio, pero esta vez es diferente. Es a partido único y el ridículo y dañino modelo de playoff ideado por la Federación hará que, en la práctica, se dispute a puerta cerrada porque apenas habrá aficionados en las gradas, pero el campeón se llevará un trofeo. Y eso lo cambia todo. Al Racing no le sobran y está ante una buena oportunidad de conseguirlo.

Ya sea por la copa o para que cada uno pueda presumir para siempre de que en la temporada 21-22 salió campeón, en el vestuario aseguran que están motivados. No ocultan que quieren irse de vacaciones pero garantizan que les ilusiona ganar al Andorra y levantar el trofeo. Y tienen credibilidad porque durante semanas mantuvieron el discurso de que todavía no habían conseguido nada y que el siguiente partido era el importante a pesar de tener ya nueve o diez puntos de ventaja sobre el Deportivo y, cuando el balón se ponía a rodar, demostraban que lo decían de verdad y se tomaban cada jornada, ya fuera en Santander o en San Sebastián de los Reyes, como si fuera el partido del año. Así lograron tan rápido el objetivo. Por eso es probable que sea verdad.

«Ya hemos conseguido el objetivo del ascenso, pero queremos el título de campeones». Lo dice Unai Medina, uno de los insustituibles para Fernández Romo, un tipo fundamental en sus esquemas y que, para colmo, continuará en el Racing la próxima temporada. Asume que el día a día no es como podía ser en marzo o abril y que «los entrenamientos están siendo cortos», pero destaca que también están siendo «intensos». De hecho, la manera de trabajar del equipo desde la pretemporada ha sido un poco esa, aunque ahora quizá se hayan reducido aún más las sesiones. Con todo, el experimentado lateral vizcaíno se queda con que, aunque corta, dicha labor diaria sobre el campo está siendo «buena», por lo que tiene claro que el equipo enseñará una buena versión en tierras gallegas.

disfrutando. No está siendo fácil. Tras nueve meses tensionado, todo cuerpo se libera un tanto cuando ha conseguido su objetivo. Y eso sucedió hace ya casi un mes, por lo que mayo se está haciendo largo. Dentro afirman que se están intentando preparar «lo mejor posible de cara al partido de campeones» sin olvidar que «son semanas diferentes» por haber hecho ya los deberes. Sin embargo, considera Medina que tampoco hay que tomarse este mes como una molestia o un castigo, sino como una oportunidad de «disfrutarlo porque pocas veces se consigue un ascenso». De hecho, a buen seguro que en el futuro recordarán estos días en los que acudían a La Albericia sin presión, con la satisfacción de la misión cumplida y con la perspectiva de unas inminentes vacaciones con cierta nostalgia.

Antes de ésas está ese partido contra el Andorra para el que habrá que reactivar el motor. Prácticamente habrá que ponerlo de cero a cien porque no sólo ha bajado el nivel de revoluciones en los tres partidos ligueros disputados tras ascender, sino que, para colmo, este fin de semana no habrá partido y viajarán a Galicia tras casi quince días sin jugar. Delante habrá un equipo que Unai Medina conoce bien porque, aunque Fernández Romo aún no les ha puesto el vídeo, él es futbolero y ha visto varios partidos suyos durante la temporada. Y cree que es un rival que «juega muy bien y desde atrás». Le gusta tener la pelota y eso, en el fondo, es algo que incluso le puede venir bien al conjunto cántabro: «Contra equipos similares hemos hecho muy buenos partidos, apretando arriba y robando en campo contrario». Por ahí podría ir el guión el próximo día tres.

No esconde el lateral derecho que, más allá de las ganas que hay de afrontar ese partido que puede culminar con la consecución de un trofeo, está también la llegada de las vacaciones. «Estamos deseando que llegue el descanso porque, además, creo que nos lo hemos ganado», ratifica. Después tocará pensar en una Segunda División que él ya conoce. Tiene claro que llegarán «jugadores nuevos» que obligarán a cada uno de los futbolistas a «pelear por un puesto». Será el entrenador quien tome al final la decisión pero lo que tiene claro el defensor vasco es que se trata de «una categoría muy difícil en la que los partidos muchas veces se ganan por pequeños detalles». De este modo, prevé «un año complicado» que confía en superar para llegar al punto y final con buenas sensaciones.

Él ya no sólo será uno de los veteranos y uno de los jugadores con más experiencia, sino también uno de los que ya tiene en su currículum haber jugado en la categoría de plata. En ese sentido, tampoco cree que su papel se vya a alterar mucho respecto al curso que está por terminar porque durante este último año también ha intentado, como resto de veteranos, «ayudar lo máximo posible a los jóvenes». «La temporada siguiente lo seguiremos haciendo porque hay muy buenos jóvenes con muy  buena progresión y esperemos que nos sigan dando muchas alegrías», concluye.

Medina: «Queremos el título»
Comentarios