26.05.2024 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

ANDORRA FC - RACING SANTANDER

José Alberto lleva a todo el equipo a Andorra

El técnico asturiano se lleva a Mantilla, Íñigo Sainz-Maza y Andrés Martín, pero deja a Parera y Jeremy | Deberá hacer un descarte ya en Andorra

El Racing durante unos entrenamientos en las instalaciones del Nando Josu. / RC
El Racing durante unos entrenamientos en las instalaciones del Nando Josu. / RC
José Alberto lleva a todo el equipo a Andorra

La expedición del Racing de Santander partió desde las Instalaciones Nando Yosu de La Albericia este miércoles a las 12:30 horas, justo después de haber finalizado su último entrenamiento de preparación. Con una travesía de aproximadamente 10 horas en autobús por delante, el equipo se dispuso a encarar el viaje hacia su destino: Andorra. El trayecto no solo significaba un desplazamiento físico, sino también un período crucial para la preparación mental y táctica antes del importante encuentro que les esperaba.

El ambiente en el autobús era una mezcla de expectación y concentración. Los jugadores, el cuerpo técnico y el personal de apoyo estaban enfocados en el desafío que les aguardaba en tierras andorranas. Mientras recorrían las carreteras, el tiempo era aprovechado al máximo: los entrenadores revisaban tácticas, los jugadores se relajaban y compartían momentos de camaradería, y el staff técnico repasaba los detalles logísticos del alojamiento y la logística en Andorra.

La travesía en autobús no solo representaba un medio de transporte, sino también un período de conexión y cohesión para el equipo. Durante estas horas, se fortalecían los lazos de camaradería y solidaridad entre los jugadores, aspectos fundamentales para el éxito en el campo de juego. Además, el viaje proporcionaba un espacio para que los integrantes del equipo pudieran enfocarse mentalmente en el partido que se avecinaba, visualizando jugadas, estrategias y escenarios posibles. Al llegar a Andorra, la expedición del Racing se dirigió al Hotel Suites Plaza, ubicado a escasos 300 metros del estadio donde se llevaría a cabo el encuentro. Este hotel se convirtió en el hogar temporal del equipo durante su estancia en la ciudad. Con habitaciones confortables, instalaciones modernas y servicios de calidad, el hotel ofrecía todas las comodidades necesarias para una óptima preparación y descanso antes del partido.

La elección estratégica del hotel, en estrecha proximidad al estadio, no solo facilitaba la movilidad del equipo, sino que también les permitía minimizar el tiempo de traslado y maximizar el tiempo de preparación y recuperación. Esta cercanía estratégica brindaba al Racing una ventaja logística significativa, permitiéndoles centrarse plenamente en el partido sin distracciones ni contratiempos. Una vez instalados en el hotel, el equipo se sumergió por completo en la preparación para el partido. Las horas previas al encuentro fueron cruciales para afinar detalles tácticos, repasar estrategias y enfocarse mentalmente en el desafío que tenían por delante. Las charlas técnicas, las sesiones de video y los ejercicios de calentamiento fueron parte integral de la preparación del equipo, asegurando que estuvieran completamente listos para enfrentar al Fútbol Club Andorra en el terreno de juego.

Mientras tanto, el ambiente en el hotel estaba cargado de anticipación y determinación. Los jugadores se concentraban en sus rituales de preparación, visualizando el partido y enfocándose en sus roles individuales dentro del equipo. La energía en el ambiente era palpable, con cada miembro del equipo listo para dar lo mejor de sí mismo en el campo de juego.

Para el cuerpo técnico, estas horas previas al partido también fueron de vital importancia. Los entrenadores finalizaban los detalles tácticos, analizaban el último informe sobre el rival y motivaban a los jugadores para que dieran lo mejor de sí mismos en el campo. La estrategia estaba clara: salir al terreno de juego con determinación y confianza en su capacidad para obtener un resultado positivo. Finalmente, llegó el momento del partido. Con la preparación completa y la moral alta, el Racing de Santander salió al terreno de juego del estadio, listo para enfrentar al Fútbol Club Andorra en un encuentro que definiría su destino en LaLiga Hypermotion. El equipo estaba unido, concentrado y decidido a dejarlo todo en el campo en busca de la victoria. 

José Alberto lleva a todo el equipo a Andorra
Comentarios