27.11.2021 |
El tiempo

Despega en Liébana la gestión del patrimonio cultutal

Pablo Zuloaga y María Sánchez en la presentación del proyecto europeo ‘From Domus Dei To Domun Populi’. / ALERTA
Pablo Zuloaga y María Sánchez en la presentación del proyecto europeo ‘From Domus Dei To Domun Populi’. / ALERTA
Despega en Liébana la gestión del patrimonio cultutal

El Centro de Estudios Lebaniegos, situado en Potes, ha sido seleccionado por la Comisión Europea como una de las 32 prácticas innovadoras de referencia en materia de patrimonio cultural para formar parte de un catálogo europeo online, dentro del programa ‘Cultural Heritage in Action’ (Patrimonio Cultural en Acción).

Además, esta iniciativa, denominada ‘Domus Dei to Domus Populi’, será la única de España que contará con la categoría de ‘Host’. Esta circunstancia sitúa a Liébana como una de las 12 comarcas en todo el continente que acogerá visitantes de otras zonas europeas interesados en conocer cómo se gestiona el patrimonio cultural.

Así lo han dado a conocer el vicepresidente y consejero de Universidades, Igualdad, Cultura y Deporte, Pablo Zuloaga, y la consejera de Economía y Hacienda, María Sánchez, en un encuentro con representantes del colectivo empresarial y social de la comarca lebaniega, celebrado esta mañana en el Centro de Estudios Lebaniegos. El vicepresidente ha destacado lo que supone contar con el sello ‘Host’ para Cantabria, ya que se trata de «un sello de calidad para la protección del patrimonio que solo lo tiene Liébana en toda España y 12 localidades en toda Europa».

Asimismo, Zuloaga ha señalado la «oportunidad» que significa este sello para la comarca en un contexto de «crisis económica» derivada de la pandemia del Covid-19.

Ha explicado que la propuesta cántabra, elegida en convocatoria abierta, fue diseñada conjuntamente por la Sociedad Regional de Educación, Cultura y Deporte, la Dirección General de Fondos Europeos y la Oficina de Proyectos Europeos del Gobierno de Cantabria.

revitalización. La revitalización de una zona rural en riesgo de exclusión geográfica, social y digital a través de la conservación de su patrimonio cultural ha sido uno de los aspectos más destacados del proyecto por parte de la Comisión Europea.

Según el vicepresidente, este «ambicioso» objetivo se ha alcanzado mediante la restauración de la antigua iglesia de San Vicente Mártir, edificación del siglo XIV situada en Potes, que actualmente es la sede del Centro de Estudios Lebaniegos y que funciona como «un motor cultural y artístico» para los 6.000 habitantes de la comarca lebaniega. Esta restauración supuso una inversión superior a los 2 millones de euros por parte del Gobierno de Cantabria, una intervención que «ahora Europa pone como ejemplo de buenas prácticas en su catálogo online».

Además, Zuloaga ha añadido que la transformación de este edificio histórico en un centro inclusivo facilita los encuentros comunitarios y la acogida a los miles de turistas y peregrinos que hacen la ruta del Camino Lebaniego (declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO), dado que allí se ubica también la Oficina de Atención al Peregrino.

La consejera de Economía ha destacado que la intervención ha generado «una mayor conciencia local» del valor del patrimonio cultural regional y ha «aumentado y mejorado» el acceso a obras artísticas, actividades culturales y educativas, «algunas de ellas especialmente diseñadas para una población en progresivo envejecimiento, como es la de Liébana».

Además, para Sánchez este proyecto y su desarrollo sobre el territorio «ilustra a la perfección» una de las prioridades de su departamento, que pasa «por captar y aterrizar en Cantabria todos los proyectos europeos que estén a nuestro alcance». «Además de posicionar a Potes como paradigma en la conservación patrimonial, contribuye a fijar población y a promover una recuperación económica y social lo más igualitaria posible», ha concluido.

DESARROLLO DEL PROYECTO. Para el Gobierno de Cantabria el patrimonio cultural es «un elemento clave» en la imagen e identidad de la comunidad autónoma y «un activo diferencial» con oportunidades para el desarrollo económico.

Por ello, defiende que el uso sostenible del patrimonio cultural contribuirá a mejorar las condiciones de vida locales y, en este sentido, resulta fundamental su conservación desde el punto de vista cultural, social y económico.

El proyecto se ha desarrollado a través de cuatro ejes: la investigación y participación, la infraestructura, el desarrollo de negocios y el turismo y marketing.

Así, entre otros trabajos, se realizó un mapeo para identificar los bienes culturales locales, catalogados por los expertos que diseñaron la ruta de peregrinaje Camino Lebaniego y promocionados en redes nacionales e internacionales de peregrinaje.

Despega en Liébana la gestión del patrimonio cultutal
Comentarios