16.04.2021 |
El tiempo
viernes. 16.04.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

«Ganar la montaña en una ‘grande’ supone un sobresfuerzo tremendo»

El corredor de Santurce ha iniciado su cuarta temporada en el Astana, donde está «muy contento». «Solo con ver el calendario que tengo previsto, quiere decir que el equipo me valora mucho»

Omar Fraile, satisfecho tras finalizar un entrenamiento.
Omar Fraile, satisfecho tras finalizar un entrenamiento.
«Ganar la montaña en una ‘grande’ supone un sobresfuerzo tremendo»

A pesar de ganar etapas en el Giro de Italia y en el Tour de Francia, el mejor recuerdo que tiene es su triunfo en la Itzulia y sus dos victorias en la montaña de la Vuelta a España. Ya tiene su propia escuela de ciclismo con casi un centenar de alumnos, se siente muy valorado en su actual equipo y no sabe aún donde está su techo como corredor. Ha debutado esta temporada en el Tour de la Provence y Tour de los Alpes Marítimos con buenas sensaciones, y espera que puedan desarrollarse con relativa normalidad las próximas carreras. Es un ciclista español que se desenvuelve a la perfección en las etapas de montaña y con una buena punta de velocidad en las llegadas al sprint. Esta semana el protagonista que aparece en estas páginas es el ciclista profesional del equipo Astana-Premier Tech Omar Fraile Matarranz (Santurce, 17 de julio de 1990 ) que atiende a ALERTA desde Niza donde ha disputado el Tour de los Alpes Marítimos.

PREGUNTA: Has debutado esta temporada por tierras francesas ¿qué sensaciones has tenido?

R: Buenas para ser la primeras carreras. Siempre tienes un poco de temor por ver tu estado físico, pero mi preparación ha ido por buen camino, por lo que estoy contento de como me estoy encontrando. 

P: En el Tour de la Provence exhibición total del Ineos Grenadiers con Iván Ramiro Sosa y Egan Bernal en la etapa del Mont Ventoux, con la magistral ayuda de un excelso Carlos Rodríguez.

R: Ya lo creo. Se mostraron muy potentes, pero esto acaba de empezar y habrá que ver como se van desarrollando las próximas carreras. Esto es muy largo. De momento hay que esperar para enjuiciar lo hecho, es muy pronto.

P: ¿Qué calendario te espera?

R: Correré la París-Niza, País Vasco y las Clásicas de las Ardenas. Luego descansaré para preparar la Vuelta a Suiza y el Tour. Ese va a ser mi calendario de principio de temporada, muy similar al de otros años.

P: Vuelta al País Vasco, sin lugar a dudas, la más deseada, evidentemente.

R: Exacto. Es la carrera de casa y la tengo un especial cariño. Por carreteras conocidas, delante de tu afición, de tu familia y amigos siempre es lo más esperado todo el año. Es una carrera preferente para mí porque la llevo siguiendo desde niño.

P: Todo parece indicar que este año se va a poder correr.

R: Eso espero. Se han aplazado unas cuantas carreras, pero la situación de la pandemia parece que mejora y nosotros estamos pasando muchísimos controles y pruebas PCR. Estamos corriendo sin problemas y esperemos que siga así toda la temporada.

P: Cuarto año consecutivo en Astana-Premier Tech donde te encuentras a gusto y valorado ¿no?

R: Muy contento la verdad. Solo con ver el calendario que tengo quiere decir que el equipo me valora mucho. Eso es muy importante para el corredor, saber que confían en el trabajo. El aprecio es mutuo.

P: ¿Tour, seguro; y Vuelta a España, lo más probable?

R: La Vuelta queda lejos aún, se hace un poco largo, pero si todo marcha bien haremos lo mismo que los últimos cuatro años. Sería mi octava participación en la mejor carrera de España, es una carrera que la tengo especial cariño y me gustaría correrla evidentemente.

P: Hacemos un repaso a tu trayectoria ciclista. Omar Fraile en sus comienzos hacía mountain bike.

R: Eso es. Pero no conseguí dar el paso a profesionales en esa disciplina y tocó buscarme la vida en esta especialidad para probar otros caminos. Mira por donde acerté y me siento muy contento. Mi primer equipo fue el Seguros Bilbao. Xavier Arteche me llamó para comenzar en serio mi andadura en el ciclismo con carreras de importancia y las cosas me salieron muy bien. Allí estuve dos años muy buenos. A continuación estuve en el Orbea antes de pasar al Euskaltel, pero por unos problemas, me llamó el Caja Rural y allí acabe. Fueron tres años muy buenos con los ‘verdes’. Allí completé mi formación como ciclista, mi experiencia en carretera era nula y tuve que aprender muy rápido y en poco tiempo. Con el Caja Rural llegó mi primer triunfo como profesional en el Giro de los Apeninos y cuatro días más tarde el segundo en los Cuatro Días de Dunkerque. La verdad es que fue una etapa muy bonita.

P: Esos dos triunfos te catapultan al World Tour de la mano del Dimension Data.

R: Correcto, fueron dos años los que estuve allí y llegaron más triunfos importantes. Comenzaba a crecer de una forma espectacular y en esos momentos me veía capaz de todo. Estar en un equipo World Tour es lo máximo a lo que puede aspirar un ciclista y me dieron esa oportunidad única e irrepetible de correr las mejores carreras del mundo. El primer año me costó adaptarme, pero en el segundo ya gané el maillot de la montaña de la Vuelta a España, me costó muchísimo y la verdad es que significó la recompensa al gran esfuerzo que hice. Y si a ello le unes la etapa que gané en el Giro de Italia te puedes imaginar que la temporada me salió redonda. Ganar una etapa en una grande por etapas es algo espectacular al alcance de muy pocos corredores.

P: Siempre me he preguntado que ganar la montaña en una grande de tres semanas tiene que suponer un desgaste enorme.

R: Ni te lo imaginas. He ganado la montaña en la Vuelta a España dos veces, en la primera estuve siete días en fuga y en la segunda creo que nueve. Cada punto que coges es de oro, en una ocasión lo gané por tan solo uno de diferencia, todos van sumando, y en una carrera de tres semanas el esfuerzo diario para sumarlos te pasa factura y acabas reventado.

P: Y llegamos al año 2018, una temporada para enmarcar sin duda.

R: Y tanto que para enmarcar. El ciclismo me regaló una victoria muy grande en el Tour, otra en Normandía y una más en la carrera de casa. Hasta el momento ha sido mi mejor año en cuanto a triunfos se refiere, lo que no quiere decir que esa temporada estaba mejor que otras. El ganar o no depende a veces de pequeñas cosas que tienes que saber aprovechar en el momento.

P: La última vez que fuiste segundo en la pasada temporada, quizá haya sido el segundo puesto que más te haya dolido. En tu casa, y por tu puerto favorito, Orduña.

R: Un día muy duro para mi seguro. La etapa la tenía marcada en mi calendario, la carrera pasaba por el puerto donde hago mis test, mis arrancadas, y conozco hasta los baches que hay. El puerto que subo cientos de veces, pero una vez más fallé, veremos a ver si se acaba la mala racha de ser segundo pronto.

P: ¿El mejor día de tu vida deportiva?

R: Es una pregunta complicada porque los he tenido muy buenos. Ganar en Apeninos es muy bonito porque era la primera victoria profesional, la etapa del Giro lo mismo, la del Tour sencillamente impresionante, pero me quedo con la etapa de la Itzulia por disfrutarla con todo mi círculo de familia y amigos.

P: ¿Y el peor?

R: Tener que abandonar una Vuelta a España por un virus gástrico. Bajarte de la bicicleta en una grande por etapas es un momento muy doloroso.

P: ¿Cómo está el ciclismo español a tu juicio?

R: Creo que es bueno. He tenido el privilegio de ver ganar carreras importantes a ciclistas españoles que aún están en activo y estamos consiguiendo unos cuantos ‘top ten’ en carreras muy buenas. Siempre pensamos en corredores como Contador y Valverde como referentes, pero no olvidemos que vienen por abajo ciclistas muy buenos, sin ir más lejos hace unos días Carlos Rodríguez hizo una exhibición de calidad en el Mont Ventoux. 

«Ganar la montaña en una ‘grande’ supone un sobresfuerzo tremendo»
Comentarios