13.04.2021 |
El tiempo
martes. 13.04.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

Agónica derrota del Sinfín en un choque muy igualado

El equipo cántabro cae por un solo gol de diferencia en su visita a Guadalajara  la tuvo que retirarse lesionado de la cancha

El jugador del Sinfín Darko Dimitrievski se dispone a lanzar a portería. / Rafael Martín
El jugador del Sinfín Darko Dimitrievski se dispone a lanzar a portería. / Rafael Martín
Agónica derrota del Sinfín en un choque muy igualado

Quabit Guadalajara y Liberbank Cantabria Sinfín disputaron ayer sábado un choque muy igualado, con varias alternativas en el marcador y que al final se decantó del lado alcarreño por 29-28. Saltó a la cancha más concentrado el Sinfín, obligando a Mariano Ortega, técnico local, a solicitar tiempo muerto cuando todavía no se había cumplido el primer parcial (1-3). Reaccionaron los morados, espoleados por Ismael El Korchi, quien aportó tres dianas para empatar la contienda (5-5). La lesión del extremo Alberto Pla, quien tuvo que retirarse de la cancha, ensombreció el duelo, al que ayer sí pudo asistir la parroquia alcarreña. La igualdad se instaló sobre el parquet, con Lon en el pivote y Paredes desde los siete metros destacando en la anotación.

Con la exclusión de Diego Muñiz, en el cuadro cántabro, el Quabit logró estirarse en el marcador (12-10), pero restableció las tablas Sinfín, merced a dos dianas del central Castro Peña, director de orquesta en el tramo final de la primera mitad, y marchó con ventaja al vestuario, merced a una contra culminada por Cristian Postigo (14-15).

En la reanudación, Sinfín despegó en el luminoso (15-18). Los cántabros penetraban con facilidad por el centro de la zaga morada. Y el cancerbero luso Elcio, relevo de Ernesto bajo palos, detuvo tres lanzamientos de siete metros consecutivos. Apretó en defensa el Quabit y logró alcanzar a su rival con dos tantos de Dariel García, desde su extremo (19-19). Víctor Montesinos, técnico de Sinfín, decidió detener el crono. Poco tardó la escuadra santanderina el recobrar las riendas del choque, merced a un parcial de 0-4 y a una defensa rocosa que bloqueó el ataque local. Mariano Ortega rehízo su equipo para tratar de reengancharse al partido. El Quabit atesoró en el último parcial tres goles de diferencia que se antojaban definitivos para la suerte del choque (29-26). Apretó el Sinfín, pero surgió un factor inesperado bajo la portería del Quabit. El joven Dani Santamaría, que había relevado a Jota Hombrados, hizo cuatro paradas decisivas, y marcó un gol.

Agónica derrota del Sinfín en un choque muy igualado
Comentarios