17.10.2021 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

'Cruz Roja Te Escucha' detecta un aumento de llamadas de conducta o ideación suicida desde finales de 2020

En el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, Cruz Roja alerta sobre un aumento en las solicitudes de atención psicosocial relacionadas con conductas o ideas de contenido suicida recibidas a través de su servicio 'Cruz Roja Te Escucha' desde finales de 2020 y principios de 2021.
Voluntarios de 'Cruz Roja Te Escucha'
'Cruz Roja Te Escucha' detecta un aumento de llamadas de conducta o ideación suicida desde finales de 2020

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

En el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, Cruz Roja alerta sobre un aumento en las solicitudes de atención psicosocial relacionadas con conductas o ideas de contenido suicida recibidas a través de su servicio 'Cruz Roja Te Escucha' desde finales de 2020 y principios de 2021.

Desde la puesta en marcha de la iniciativa, en abril de 2020, se han recibido un total de 30 llamadas de personas que manifestaron ideas suicidas. De ellas, el 52 por ciento las realizaron hombres, frente al 48 por ciento de solicitudes de mujeres. Sin embargo, este servicio de atención telefónica es mucho más utilizado habitualmente por mujeres, por lo que llama la atención que en el caso de ideaciones y conductas suicidas el mayor número de consultas recibidas estén realizadas por hombres.

Entre las personas atendidas, la franja más común es la mediana edad, sin embargo, las diferentes personas usuarias atendidas tenían entre los 19 y los 75 años.

El aumento significativo de llamadas sobre esta problemática se deben, en parte, a las consecuencias a corto y medio plazo de la fase más restrictiva del Estado de Alarma, y a la incertidumbre que actualmente continúa ciñéndose sobre la sociedad. "El servicio se creó en 2020 para dar respuesta a las personas más vulnerables de la sociedad, que tienen incluso difícil el acceso a la ayuda psicológica por motivos económicos", señala la psicóloga Mar Echenique, responsable de 'Cruz Roja Te Escucha'.

LA INTERVENCIÓN DE 'CRUZ ROJA TE ESCUCHA' EN LA CONDUCTA SUICIDA

'Cruz Roja Te Escucha' es un servicio de atención gratuito cuyo objetivo es ofrecer apoyo y acompañamiento psicosocial a personas que por sus circunstancias (soledad, víctimas mortales cercanas, edad avanzada, pérdida de empleo, u otras), sientan malestar emocional.

"Tenemos varios objetivos, desde sacar toda la información posible para entender si el riesgo es inminente, hasta animar a la persona que se encuentra mal a hablar con profesionales o con su entorno para frenar ese impulso", destaca Echenique. Dentro de los protocolos de actuación de Cruz Roja para los casos de posibles suicidios, se encuentra el aviso a los servicios de emergencia o el hecho de mantener la llamada en activo. "Nunca debemos cortar la conversación; en paralelo, debemos avisar al psicólogo especialista, e incluso llamar al 112 o 091", precisa la psicóloga.

"Además, intentamos saber si está con alguien cerca y que participe en la conversación para que colabore", explica Echenique, para informar de que buscan que la persona se comprometa a cumplir con pequeños acuerdos. "Les pedimos que no lo hagan, por ejemplo, en 15 días, y durante ese tiempo vamos a ayudarle con sus problemas y a hablar con frecuencia".

De manera paralela, Cruz Roja activa todos los proyectos de ayuda que pueden paliar su situación de vulnerabilidad: ayudas económicas, de productos, si son víctimas de violencia de género, empleo, entre otros.

¿QUÉ ES LA IDEACIÓN SUICIDA?

Para Cruz Roja, resulta "muy importante" aprender a reconocer signos de insatisfacción vital. En este sentido, es posible que existan por parte de la persona afectada declaraciones de negación ante preguntas que impliquen reconocer que se encuentra en riesgo; por eso, es importante explorar si existen indicios para ello, y aprender a detectar un posible caso de conducta suicida. A pesar de que se trata de un problema grave de salud pública, se puede prevenir a través de la experiencia y la evidencia.

Así, entre las señales de alerta habituales que se pueden detectar se encuentran la verbalización directa de la idea suicida, con frases como "la vida no merece la pena", "dejaré de ser una carga"; los pensamientos habituales sobre el suicidio; los comentarios de insatisfacción con personas del entorno; así como los preparativos relacionados con la desaparición: arreglo de documentos, despedidas, entre otros.

Otras señales son el reconocimiento del sentimiento de soledad o la incapacidad para solucionar sus problemas: importancia, indefensión, desesperanza; la pérdida de interés por las aficiones, obligaciones o por la propia apariencia personal; los cambios de ánimos repentinos (mejoras, especialmente); los cambios de conducta: aumento de irritabilidad, ingesta de alcohol; así como autolesiones

"La detección de ideas suicidas, seas cuales sean, deben tomarse siempre en serio; entre los mitos que rodean este problema se encuentran las ideas de que quién expresa el deseo de acabar con su vida, no lo hace, que hablar del suicidio incita a llevarlo a cabo, que solo las personas con problemas graves se suicidan o que lo llevan a cabo personas cobardes o muy valientes", advierten desde la Cruz Roja.

Nueve de cada diez personas que se han suicidado habían verbalizado su propósito, y hablar de ello reduce el riesgo de que se lleve a cabo, puesto que, entre otras cosas, la persona desea que se produzcan cambios en su vida para volver a disfrutar de ella. Muchos pequeños problemas pueden resultar intolerables, por lo que las personas que los sufren pueden tener ideas suicidas en un momento determinado.

¿QUÉ HACER SI SE DETECTA UN POSIBLE CASO CON IDEACIÓN SUICIDA?

El primer paso es profundizar en el tema a partir de una situación específica, preguntando acerca de cómo piensa resolver la persona afectada sus problemas, si ha pensado en suicidarse alguna vez o autolesionarse, o si duerme lo suficiente.

En segundo lugar, es importante detectar cuál es el método por el que planifica la idea de suicidio: cómo lo va a llevar a cabo, el día, el lugar, el motivo principal por el que quiere hacerlo y el significado.

Según Cruz Roja, en este momento también es muy importante valorar la desesperanza que tiene hacia el futuro, y tener mucho cuidado para no confirmar esas ideas acerca de que no existen posibilidad de mejora. Del mismo modo, hay que valorar el sentimiento de culpa que puede tener tanto personal o hacia algún familiar o amistad cercana.

Para poder prestar la mejor ayuda, es importante determinar con qué apoyos sociales cuenta la persona: amistades, familiares con quienes pueda sentirse apoyada, mejorar relaciones y hablar de sus problemas, y conocer si hay alguna creencia personal que le impida hablar de sus problemas abiertamente.

Así, tan pronto como se detecta la idea suicida, se debe valorar el riesgo e intervenir, evitando gritar, hablar de manera alterada y trasmitir la sensación de urgencia. Tampoco es recomendable recurrir a frases hechas y tópicos que hablen de generalidades en lugar del problema concreto; no se debe hablar de los problemas propios o ejemplos de otras personas; se debe tener especial cuidado en no hacer sentir culpable o inútil a la persona afectada por no encontrarle sentido a la vida, ni crear falsas expectativas o promesas que no se puedan cumplir. Asimismo, nunca se debe dejar sola a la otra persona o desviar la atención.

"Cualquier intento de suicido en el que tratemos de ayudar, probablemente sea pospuesto o interrumpido con nuestra intervención, de ahí que resulte tan importante realizar estos esfuerzos, incluso aunque no consigamos evitarlo. En todos los casos es recomendable derivar a profesionales de la salud mental, y en los casos de riesgo inminente se debe avisar a los servicios de emergencia, 112 o 091", concluyen desde Cruz Roja.

'Cruz Roja Te Escucha' detecta un aumento de llamadas de conducta o ideación suicida desde finales de 2020
Comentarios