08.12.2022 |
El tiempo
972x90_cuenta_online_si_te_da.gif
ALERTA El Diario de Cantabria

Cibeles se despide del año con el Mixto, escisión de la escisión, adiós de Pepu y con Vox dejando de ser imprescindible

Este casi extinto 2021 pasará a la historia del Ayuntamiento de Madrid por ser uno de los más convulsos a la interna: por primera vez el Consistorio saludaba la entrada de un Grupo Mixto integrado por cuatro ediles escindidos de Más Madrid, para quienes estos "cuatro tránsfugas" deben ser no adscritos, misma posición que sostiene Vox, formación que ha dejado de ser imprescindible para las políticas del Gobierno municipal por, precisamente, los ediles de Recupera Madrid.
Cibeles se despide del año con el Mixto, escisión de la escisión, adiós de Pepu y con Vox dejando de ser imprescindible

MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

Este casi extinto 2021 pasará a la historia del Ayuntamiento de Madrid por ser uno de los más convulsos a la interna: por primera vez el Consistorio saludaba la entrada de un Grupo Mixto integrado por cuatro ediles escindidos de Más Madrid, para quienes estos "cuatro tránsfugas" deben ser no adscritos, misma posición que sostiene Vox, formación que ha dejado de ser imprescindible para las políticas del Gobierno municipal por, precisamente, los ediles de Recupera Madrid.

En mitad de todo esto el socialista Pepu Hernández decidía renunciar a su acta, la concejala del PSOE Mercedes González ponía rumbo a Delegación de Gobierno y, cuando todo parecía estar encauzado en lo que a presupuestos se refiere, el concejal de Recupera Madrid Felipe Llamas se escindía de la escisión renunciando a su acta al no apoyar el acuerdo alcanzado con PP y Cs por sus tres compañeros.

Como una pescadilla que se muerde la cola, todo empieza y todo acaba en 2021 con Recupera Madrid, la estrategia así denominada por los que se autodenominan 'carmenistas', que decidieron plantar la lista con la que concurrieron en las elecciones de 2019 con otros quince ediles más, todos en la lista encabezada por Manuela Carmena.

El 'runrún' de malestar interno iba in crescendo hasta que el 4 de marzo, a pocos días del sorpresivo anuncio de adelanto electoral de Isabel Díaz Ayuso, los cuatro ediles confirmaban a la prensa que se "separaban" del grupo municipal liderado por Rita Maestre para ser "fieles al proyecto original liderado por Manuela Carmena" más allá de "estructuras de partido".

"TRÁNSFUGA", PALABRA DEL AÑO EN EL AYUNTAMIENTO DE MADRID

El grupo que encabeza Maestre no tardó en responder acusándoles de tránsfugas, un debate que sigue estando encima de la mesa. Detrás de esa escisión no ven más que "intereses personales", propios de "politiquería".

Ese mismo mes de marzo, los ediles escindidos planteaban una consulta al Ayuntamiento sobre su situación. Este fue el punto cero de los debates jurídicos que hoy, nueve meses después, siguen abiertos y puestos en manos de los tribunales.

Ante esta solicitud, el presidente del Pleno, Borja Fanjul (PP), se sirvió de un informe firmado por la Secretaría del Pleno por el que iniciaba la constitución del Grupo Mixto, mientras que Más Madrid y Vox insistían en que en todo caso serían concejales no adscritos, no tendrían derecho a grupo.

DIFERENCIA ENTRE NO ADSCRITOS Y GRUPO

La diferencia no es baladí porque tener grupo implica mayores recursos económicos, más personal y capacidad de voto en las comisiones. Así, si los cuatro concejales de Recupera Madrid hubieran sido no adscritos no hubieran podido votar en septiembre en la comisión extraordinaria de Medio Ambiente al no tener grupo.

La consecuencia hubiera sido que la ordenanza de Movilidad, apoyada por el Mixto, PP y Cs, no estaría aprobada porque a José Luis Martínez-Almeida y Begoña Villacís no le hubieran dado los números con el 'no' de Vox, hasta ahora su "socio preferente", en palabras del alcalde.

LA COMUNIDAD DIJO QUE ERAN NO ADSCRITOS

Más Madrid y Vox recurrieron ese primer informe municipal, de modo que la constitución del Mixto quedó suspendida. En Recupera Madrid se quejaban de estar en un "limbo sin capacidad de participación". Al inicio del verano quien se pronunció fue la comisión jurídica asesora de la Comunidad de Madrid, que sostenía que los cuatro concejales eran no adscritos, como defienden en Más Madrid.

Al final del verano, en plena 'agosticidad', los servicios jurídicos municipales desestimaban el recurso de Más Madrid y avalaban a sus cuatro antiguos compañeros como concejales del Grupo Mixto. Después de que los tribunales tumbaran las medidas cautelarísimas de Más Madrid y Vox, el Grupo Mixto quedó constituido el 7 de septiembre por el Pleno convirtiéndose en un hito del Ayuntamiento de Madrid. La pelota hoy en día sigue en manos de la Justicia.

La primera acción del Grupo Mixto fue la aprobación de la ordenanza de Movilidad, un primer 'sí' obtenido por el equipo de Gobierno sin contar ya con el que hasta entonces era su "socio prioritario", Vox, la misma situación que se ha repetido con el presupuesto.

"QUE LE VAYA BONITO"

Esto se ha traducido en una relación Almeida-Ortega Smith muy tensionada, que se recrudece por la situación política mucho más allá de la M-30, con las elecciones andaluzas y las castellanoleonesas como un elemento crucial en la ecuación de los pactos entre formaciones.

Para el concejal madrileño Javier Ortega Smith este año se podría definir como agridulce: si lo personal se lleva lo dulce, con boda incluida, lo agrio es para el distanciamiento con el alcalde y por el hecho de que Vox, Recupera Madrid mediante, deja de ser imprescindible para el Gobierno municipal.

El líder municipal de Vox se aleja del regidor porque no han visto "ni un atisbo por parte del alcalde de abrir una oportunidad a retirar Madrid Central y a dejar de estar condicionado por la izquierda", el 'Grupo Comunixto', como lo define.

"Es lamentable porque es una traición a los madrileños, a lo que las urnas decidieron en mayo de 2019", ha insistido a la prensa en las últimas semanas. "Que le vaya bonito aunque sea para desgraciada de los madrileños", ha venido lanzado al primer edil.

MÁS MADRID SE MANTIENE

La salida de cuatro de sus antiguos compañeros parece que no le está pasando factura a Más Madrid. Por lo menos así lo demuestra la encuesta publicada el pasado 9 de noviembre, día grande de la ciudad, la Almudena, en la que los de Rita Maestre seguirían liderando la opción progresista aunque con una caída de concejales, de 19 a 15.

Una encuesta sobre intención de voto de Sigma 2 para 'El Mundo' daba a Más Madrid el 25,1% de los votos, cuando en las elecciones de 2019 obtuvo el 30,9. Ese 25% sí se acercaría a datos de 2015, cuando se hicieron con la Alcaldía a pesar de no ser la opción más votada.

Maestre destacaba en julio, cuando se cumplía un año de la constitución formal del espacio Más Madrid, que en un 2021 difícil, "con poca presencialidad o ninguna, lo que obstaculiza algo más la organización", Más Madrid "no ha hecho más que crecer". Y para confirmarlo echaba mano de las cifras: desde las elecciones del 4 de mayo y hasta esos primeros días de julio se habían sumado a las asambleas de la ciudad hasta 700 personas nuevas.

EL ADIÓS DE UN EXSELECCIONADOR Y DE UNA DELEGADA DEL GOBIERNO

"Ba-lon-ces-to". Nunca una palabra fue el mejor resumen de una forma de vida pero es lo que consiguió el que fuera seleccionador nacional Pepu Hernández, que dio la campanada cuando se anunció que concurriría a las elecciones como candidato socialista. Sin embargo, su salida de Cibeles a comienzos de septiembre no fue una sorpresa para casi nadie.

Siempre con el rumor que le acababa situando en el Consejo Superior de Deportes --plaza que finalmente ha ocupado José Manuel Franco--, Pepu Hernández dejaba la política deseando "valor, ánimo y suerte" a los compañeros de Corporación que se quedan y siendo un "ciudadano más conocedor, informado y exigente".

Su puesto al frente de la portavocía socialista es para Mar Espinar, a cargo también de la Secretaría de Política Institucional en la Comisión Ejecutiva Municipal del PSOE para la ciudad de Madrid, con Mercedes González como secretaria general.

La hoy delegada del Gobierno dejaba en marzo su acta de concejala pero sin perder nunca de vista a la ciudad. Sonadas son algunas de las enganchadas, con cariño, con el alcalde, propias de un estilo muy Pimpinela, como ambos han reconocido, y con la vista puesta en Cibeles de cara a 2023.

Cibeles se despide del año con el Mixto, escisión de la escisión, adiós de Pepu y con Vox dejando de ser imprescindible
Comentarios