28.09.2021 |
El tiempo

JJ.OO. Atletismo. Marcel Jacobs, el rey italiano de los 100 metros

Hijo de un militar estadounidense, su madre le crio sola desde que era una bebé y le llevó al atletismo para apartarle del motocross.

Jacobs celebra tras la final.AP
Jacobs celebra tras la final.AP
JJ.OO. Atletismo. Marcel Jacobs, el rey italiano de los 100 metros

"Conocí al padre de Marcell en [la base militar de] Vicenza. Era soldado del ejército estadounidense, yo tenía 16 años, él tenía 18. Nos casamos y nos mudamos a Texas. Tres años después nació Marcell, pero 20 días después su padre fue trasladado a Corea del Sur y me fue imposible seguirlo. Decidí volver a casa, a Italia. Marcell no tenía ni un mes. Entonces nació mi desafío. Yo era una madre joven con un hijo que criar y lo bueno es que a través de él, de Marcell, tuve la oportunidad de vivir una nueva vida".

La historia de Marcell Jacobs es la historia de su madre, Viviana Masini, que hace unos meses hablaba con Il Corriere. El nuevo rey de la velocidad, el sucesor de Usain Bolt, el hombre que este domingo en la final de los 100 metros devolvió a Europa un título que no poseía desde el británico Allan Wells en 1980, es quien es gracias a Masini. Incluso es velocista gracias a ella. Amante del motociclismo desde niño, Jacobs quería dar gas, quería probar el motocross que ya practicaban sus tíos, pero a su madre le horrorizaba y por eso le apuntó a todos los deportes que existen. Natación, baloncesto... no hubo manera de que se enganchara a nada hasta que probó a correr. Bueno, más que a correr, a volar. Y aquello le gustó. Sin necesidad de un motor, iba realmente rápido y así acabó a las órdenes de Gianni Lombardi, aún su entrenador hoy.

"Cuando lo conocí ya vi que era un tipo muy alegre, muy bromista, pero muy frío en carrera. Siempre ha aguantado bien la presión. Lo que más me sorprendió de su técnica fue su inteligencia motriz: no sólo aprende muy rápido, también es capaz de anticipar aquellos conceptos técnicos que le voy a enseñar. Hace unos años, cuando lo vio, Carl Lewis quería conocerle", reconocía el propio Lombardi sobre el campeón que este domingo derrotó a los favoritos: el estadounidense Fred Kerley fue plata y el canadiense André De Grasse fue bronce.

Hasta este domingo su mayor éxito había sido el oro en el último Europeo indoor y hasta estos Juegos su mejor marca era 9.95 segundos. Ahora es campeón olímpico con un tiempo, excepcional, de 9.80 segundos. Y todo gracias a su madre.

JJ.OO. Atletismo. Marcel Jacobs, el rey italiano de los 100 metros
Comentarios