10.08.2020 |
El tiempo
lunes. 10.08.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

Detenido un hombre reclamado por la justicia cántabra

Detenido un hombre reclamado por la justicia cántabra

La Guardia Civil ha detenido en Granada a un vecino de Vegas del Genil de 44 años que estaba en requisitoria por un juzgado de Castro Urdiales (Cantabria), que ordenaba su búsqueda y detención por un delito cometido en esa localidad.

La detención se produjo, no obstante, cuando la Unidad Orgánica de Policía Judicial adscrita a los juzgados procedió a investigar a este individuo a petición de la Guardia Civil de Briviesca (Burgos) por un presunto delito de estafa.

Al comprobar en las bases de datos la identidad del detenido, los agentes descubrieron que además de estar reclamado por la Guardia Civil de Briviesca, estaba reclamado por el Juzgado de Instrucción número 3 de Castro Urdiales.

En Briviesca le buscaban porque vendió a través de un conocido portal de Internet una estufa de pellets a una vecina de ese municipio, este cobró por el producto a través de una transferencia bancaria, pero la cliente nunca la recibió, ni pudo ponerse más en contacto con el vendedor, por lo que presentó denuncia ante la Guardia Civil de la localidad burgalesa por estafa.

Al investigar dónde acabó el dinero, la Guardia Civil averiguó que el presunto estafador era un vecino de Vegas del Genil en Granada, por lo que se pusieron en contacto con la Unidad Orgánica de Policía Judicial adscrita de esta Comandancia para que buscaran al presunto estafador y lo investigaran.

Estas operaciones son fruto de la coordinación interterritorial entre las distintas comandancias de la Guardia Civil de toda España para perseguir los delitos. El objetivo es que ningún delincuente quede impune sea donde sea que haya cometido el ilícito.

De la misma manera, el Área de Investigación de la Guardia Civil de Maracena ha atendido el requerimiento de la Guardia Civil de Cullera (Valencia) para que investiguen a dos jóvenes de 26 y 27 años, vecinos de Albolote y Las Gabias, relacionados con una presunta estafa en la venta a través de Internet de un motor fueraborda por el que cobraron 4.200 euros y que no enviaron.

Detenido un hombre reclamado por la justicia cántabra
Comentarios