05.03.2021 |
El tiempo
viernes. 05.03.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

Control de velocidad del tráfico ya en Castilla-Hermida

Último accidente ocurrido en la calle Castilla en Santander donde se ve que un vehículo colisionó contra una farola. / ALERTA
Último accidente ocurrido en la calle Castilla en Santander donde se ve que un vehículo colisionó contra una farola. / ALERTA
Control de velocidad del tráfico ya en Castilla-Hermida
 El PSOE de Santander urge a adoptar medidas para controlar la velocidad del tráfico en el barrio de Castilla-Hermida después de que este fin de semana se haya vuelto a registrar un “aparatoso accidente” junto a la Policía Local, “el tercero en pocas semanas relacionado con el exceso de velocidad”.

La petición, según ha informado el PSOE en un comunicado, se la han trasladado los representantes de la asociación de vecinos de ese barrio Los Arenales al portavoz municipal del PSOE, Daniel Fernández, y al concejal socialista Javier González de Riancho, en una reciente reunión para abordar la movilidad en el barrio.

En este sentido, los socialistas destacan su propuesta de implantación de dos grandes corredores verdes de entrada y salida en la ciudad, que se incluye dentro de su paquete de enmiendas parciales al proyecto municipal de presupuestos de 2021.

Sin embargo, el PSOE considera que lo más urgente es el "calmado del tráfico tras los sucesivos accidentes en las proximidades de centros cívicos o educativos, donde la velocidad está limitada a 30 kilómetros por hora".

“Esta es una zona de Santander donde se accede al núcleo urbano y es necesario empezar a hacer cumplir las limitaciones de velocidad”, ha explicado Fernández, porque, según ha alegado, “las calles Castilla y Marqués de la Hermida ya no son las afueras de Santander, y si en el Paseo Pereda no circulamos como si fuera una autopista, aquí tampoco”.

Además, el portavoz socialista ha hecho referencia a dos propuestas de movilidad sostenible introducidas por su partido en las enmiendas parciales a los presupuestos, que contemplan partidas económicas que se pueden suplementar con los remanentes.

La primera de ellas es para el estudio del proyecto de corredores verdes, con una cantidad inicial de 50.000 euros, que se detraería de la partida genérica de “contratación de asuntos urbanísticos”.

Y la segunda es para el proyecto de supermanzana central, que han solicitado ya los vecinos del Ensanche (Pombo-Cañadío-Puertochico), dotada, también inicialmente, con 100.000 euros.

“Aquí en Castilla-Hermida hay que pensar en sustituir lo que ahora son prácticamente unas grandes autopistas con muchísimo tráfico por dos grandes corredores verdes, para que sea un barrio mucho más amable, mucho más peatonal, mucho más verde y con muchos más servicios para los vecinos”, ha apostado González de Riancho.

Para esos corredores verdes, el concejal del PSOE ha explicado que habría que cambiar la sección actual de la calle, que ahora tiene tres carriles por sentido además de la línea de aparcamientos y una pequeña acera, de cara a “ganar espacio para el peatón”.

En el encuentro, según el PSOE, sus concejales han coincidido con la asociación de vecinos en señalar el retraso en la puesta en marcha del aparcamiento disuasorio de La Marga, mientras “el barrio se ha convertido de facto en el aparcamiento disuasorio de todos los que vienen a la ciudad”.

También han tratado medidas como la introducción de la OLA para residentes y la instalación de aparcamientos para las bicicletas y mejoras en carriles bici para que “no enfrenten a peatones con ciclistas”.

Y otras posibilidades como una mejor ordenación de los servicios y la carga y descarga, la ampliación de las aceras, de los tiempos para los peatones en los semáforos y las frecuencias de los autobuses o el mantenimiento de los ascensores que conectan la calle Castilla con la calle Alta.

Por su parte, Fernández ha recordado que la normativa europea y la Ley de Cambio Climático que se tramita en el Congreso de los Diputados obligará a establecer zonas de bajas emisiones en ciudades de más de 50.000 habitantes en el año 2023. “Tenemos la necesidad de ponernos al día con algo tan importante que desde Europa nos demandan”, ha subrayado.

En este sentido, ha recordado que Santander es una ciudad “con problemas de ordenación, de crecimientos improvisados por las políticas históricas de especulación urbanística de la derecha, y en la que no es fácil actuar, por lo que hace falta mucho diálogo y consenso”.

“Estamos llevando a la Mesa de Movilidad y al Presupuesto las reivindicaciones que tienen los santanderinos, que nos están pidiendo una ciudad mucho más amable. Tenemos un proyecto de futuro para la ciudad de Santander y una solución para cada barrio, siempre de la mano de los vecinos”, ha concluido Fernández.

Control de velocidad del tráfico ya en Castilla-Hermida
Comentarios