28.10.2020 |
El tiempo
miércoles. 28.10.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

Condenados por incumplir hasta diez veces el confinamiento

Un policía de Santander pide la documentación a un ciudadano en el día de ayer. / J. Ramón
Un policía de Santander pide la documentación a un ciudadano en el día de ayer. / J. Ramón
Condenados por incumplir hasta diez veces el confinamiento

El Juzgado de Instrucción nº 3 de Santander, estos días en funciones de guardia, ha condenado a dos hombres por incumplir reiteradamente la orden de confinamiento del Real Decreto por el que se ha declarado el estado de alarma en España ante el coronavirus.

Tras ser detenidos y puestos a disposición judicial, ambos reconocieron los hechos y se conformaron con la pena solicitada por el Ministerio Fiscal, de 80 y 60 días de prisión, respectivamente. No obstante, según lo dispuesto en el Código Penal, estas penas deben ser sustituidas necesariamente, y lo han sido por sendas multas de 640 y 480 euros.

Las sentencias, dictadas el viernes, son firmes, al haberse alcanzado un acuerdo entre las partes, informa el Tribunal Superior de Justicia este sábado en un comunicado.

DIEZ VECES

Uno de los acusados fue detenido el pasado 26 de marzo, después de haber sido requerido por los agentes de la Policía Nacional y Local hasta en diez ocasiones.

Según relata la sentencia, este hombre, "conociendo la orden de confinamiento" y "sin motivo justificado" se encontraba en la vía pública cuando fue requerido por los efectivos en sucesivas ocasiones, dándole la orden de volver a su domicilio y con la propuesta de sanción conforme a la Ley de Seguridad Ciudadana de Salud Pública y del Sistema Nacional de Protección Civil.

El 16 de marzo en dos ocasiones los agentes de las fuerzas y cuerpos de seguridad le dieron la orden de volver a su domicilio. Unos días después, el 19 de marzo, fue localizado en tres ocasiones a lo largo de la tarde por la policía local y por la nacional.

El 21 de marzo por la noche fue requerido por la policía local, y un día después, volvió a ser requerido por la policía nacional a primera hora de la tarde y por la local ya de noche. El 23 y el 24 de marzo también fue requerido por los agentes cuando se encontraba en la vía pública.

Finalmente, el día 26 fue detenido y puesto a disposición del Juzgado de Guardia.

El viernes 27, tras declarar, se celebró la comparecencia de juicio rápido, en la que el hombre reconoció los hechos y se conformó con la pena solicitada por el fiscal.

La sentencia considera que el detenido es autor de un delito de desobediencia, por el que la Fiscalía inicialmente interesaba cuatro meses de prisión, condena que se reduce en un tercio al haber consentido el acusado.

Así, la condena supone 80 días de prisión que, según el artículo 71.2 del Código Penal, al ser inferior a tres meses debe ser sustituida necesariamente por multa, trabajos en beneficio de la comunidad o localización permanente.

La condena se ha sustituido por una multa de 160 días con una cuota de 4 euros diaria, propuesta del Ministerio Fiscal con la que el acusado ha mostrado su conformidad.

EN LA VÍA PÚBLICA SIN MOTIVO

En el otro caso, el detenido se encontraba en la vía pública sin motivo justificado los días 23 y 24 de marzo, cuando fue requerido por la policía en dos ocasiones cada día. El 25 también lo fue y un día después es detenido y puesto a disposición judicial.

En todas las ocasiones, señala la sentencia, los agentes dieron la orden al hombre de volver a su domicilio, con las advertencias legales en caso de incumplimiento, y con la propuesta de sanción conforme a la Ley de Seguridad Ciudadana, de Salud Pública y del Sistema Nacional de Protección Civil.

Del mismo modo que en el caso anterior, el detenido, autor de un delito de desobediencia, reconoció los hechos y se conformó con la pena interesada por el Ministerio Fiscal, que rebajó su petición inicial de tres meses de prisión a 60 días.

En cumplimiento con el citado artículo del Código Penal que obliga a sustituir la pena cuando ésta sea inferior a tres meses, la Fiscalía interesó que se sustituyera con una multa de 120 días con una cuota de cuatro euros diaria, condena que ha quedado fijada en la sentencia que, como en el caso anterior, es firme.

Condenados por incumplir hasta diez veces el confinamiento
Comentarios