07.10.2022 |
El tiempo
972x90_cuenta_online_si_te_da.gif

UNAI MEDINA

Unai Medina: «El equipo ha ido avanzando»

Unai Medina, quizá el mejor jugador del equipo en la pretemporada, asegura que el Racing llega en un buen momento al inicio liguero de este fin de semana | Cree que cuentan con la ventaja de mantener la columna vertebral del año pasado

Unai Medina, durante el partido del pasado sábado contra el Oviedo. / RRC
Unai Medina, durante el partido del pasado sábado contra el Oviedo. / RRC
Unai Medina: «El equipo ha ido avanzando»

Unai Medina va a comenzar la nueva temporada como terminó la vieja: como un tiro. Va en moto. Y no sólo parece ir con una cilindrada mayor que los demás, sino que también es capaz de, desde su lateral derecho, convertirse en uno de los mejores argumentos ofensivos de su equipo. No será, ni mucho menos, su primera aventura en Segunda División porque llegó a acumular ocho campañas consecutivas en la categoría, dos en el Alavés, cuatro en el Numancia, una en el Sporting y otra más en la UD Logroñés. Sabe lo que se va a encontrar y quizá por eso sepa que ha de estar listo y dispuesto desde el primer día. Su intención es que su paso por la liga de bronce el curso pasado sea una excepción.

Fichó Fernández Romo este verano para el lateral derecho a un jugador que le gustaba especialmente, a quien demostró un respeto tremendo la campaña pasada cuando militaba en el Badajoz. Da igual. Da la impresión de que Unai Medina va a comenzar por delante. A nadie se le pasa por la cabeza que no vaya a estar en el once el próximo domingo a las cinco y media. Es de los jugadores que en mejor forma va a iniciar la nueva aventura pero él, que es de los que suele hablar y jugar en voz baja, no se da importancia. Sí admite que se encuentra «bien» y que está «contento» con la pretemporada que ha hecho, pero también sabe que eso no vale de nada. Lo que sí vale es lo que suceda a partir del domingo.

Y, sobre todo, vale lo que el colectivo sea capaz de hacer. Y él es optimista al respecto. «Al equipo le veo bien, pienso que hemos ido avanzando y que hemos ido corrigiendo errores», admite. Durante todo verano se busca siempre una evolución y considera que el Racing la ha tenido. De hecho, en su opinión, el pasado sábado, en el último amistoso del verano disputado contra el Oviedo, «ya se vio que el equipo había corregido errores porque compitió bien ante un buen equipo». Y eso es lo importante, ya que la experiencia le deja claro que «las pretemporadas sólo valen para coger ritmo e ir percibiendo sensaciones a nivel de grupo».

Da la sensación de que Fernández Romo va a iniciar el camino con una nómina de futbolistas bien similar a la que utilizó el curso pasado a excepción, lógicamente, de Soko y Pablo Torre, que han iniciado sus propias aventuras en territorios bárbaros. Eso, en comparación a otras plantillas mucho más renovadas y sin una columna vertebral con continuidad, considera Unai Medina que puede ser una ventaja. «Sabemos lo que el míster quiere y cómo quiere que lo hagamos», precisa. Y es normal porque la mitad de los futbolistas del equipo ya llevan consigo «una base del año pasado». Conocen qué busca el técnico cuando el balón echa a rodar y los veteranos intentan también transmitírselo a los que acaban de llegar. «Al final, partimos de una base mayor que el año pasado y, a partir de ahí, igual que sucedió también el pasado año, iremos mejorando», adelanta. Y es que, el Racing dibujó una progresión claramente al alza y, tras una primera vuelta en la que fue levantando unos sólidos cimientos, acabó dando lo mejor de sí en una segunda mitad del campeonato pletórica.

Quizá una de las «asignaturas pendientes» con la que va a comenzar el conjunto cántabro su nueva aventura en Segunda División está localizada más allá de la línea de medios, en las cercanías del área rival, ya que el Racing le ha costado llegar y le ha costado sentirse peligroso en los partidos de pretemporada que ha disputado. Sobre todo, contra los equipos de su misma categoría, que han sido el Sporting, el Burgos y el Oviedo. Con todo, recuerda Unai Medina que, como en toda pretemporada, van dando pasos «poco a poco y corrigiendo errores». Y admite que les queda sentirse más poderosos cuando miran y buscan la portería rival, pero eso empieza también por «defender mejor». «A partir de estar mejor en nuestra propia área, seguro que iremos corrigiendo errores y que el equipo irá creciendo semana a semana», apunta. Todo forma parte de esos procesos y esas relaciones de las que tanto habló Fernández Romo el curso pasado.

La temporada empieza ya y a mucha gente le habrá cogido a contrapié, demasiado temprano. Con todo, y a pesar de todo lo que le queda por seguir evolucionando, el defensor de Basauri está seguro de que el Racing va a llegar «muy bien preparado» al debut contra el Villarreal B, que es otro de los recién ascendidos. Se felicita el vasco por haber sido capaces de volver a formar «un buen grupo» partiendo de los muchos que ya se conocían de la campaña pasada. A partir de ahí, tiene claro que están «listos para competir de tú a tú el primer partido».

No será la primera vez que salte de la categoría de bronce a la de plata, que, desde hace unos años, incluso llega con el VAR debajo del brazo. Es este un aspecto que no deja de lado Unai Medina porque reconoce que supone un cambio respecto al comportamiento que toque llevar a cabo sobre el terreno de juego. «Cualquier mano o pisotón que el árbitro no ve en condiciones normales, ahora sí lo ve desde fuera», precisa. Hay más ojos. De este modo, el zaguero vizcaíno tiene asumido que le toca ir «con más precaución dentro del área, sobre todo con lo que pueda pasar con el VAR».

Es probable que al Racing le toque, sobre todo, defender más que atacar en Segunda División. Ya era un equipo el curso pasado que se replegaba bien y que parecía estar a gusto sin balón. Y, al jugar un piso más arriba, puede que le toque potenciar más esa faceta. Medina no cree que deba ser así. «Nosotros vamos a salir a jugar igual, como en cualquier otro partido, ya sea en Primera RFEF o en Segunda División», explica. Considera que les tocará jugar sus propias «bazas» a partir, obviamente, de cuáles crea el entrenador que son éstas. «Habrá partidos en los que haya que estar más replegados y otros en los que haya que apretar más arriba», apunta.

Unai Medina es de los veteranos del equipo, de los jugadores con trayectoria dentro de una plantilla en la que se ha buscado la juventud y el hambre. Eso conlleva una responsabilidad extra que el defensor vizcaíno asume. Admite que a los viejos rockeros les toca «transmitir a los más jóvenes» sus propias «vivencias». Para empezar, tienen que «explicarles que el ritmo es más alto y que los extremos atacan más rápido y corren más al espacio».

Uno de los que sí ha probado ya el fútbol profesional es su rival directo por el puesto de lateral derecho, que es Dani Fernández. Unai Medina cree que es «un gran jugador», tal y como pudo comprobar el curso pasado cuando fue su rival en el Badajoz. «Tiene una proyección ofensiva muy buena, maneja bien el balón y saca buenos centros», admite. Considera que el fichaje «lo está haciendo muy bien» y, en cuanto a él respecta, promete estar «cerca» para ayudarle en lo que necesite.

A quien no tendrá por delante en el presente curso es a Soko, su compañero de banda la campaña pasada. En principio, la temporada la va a comenzar en su posición Alfon, un futbolista que, en opinión de Unai Medina, también es «rápido» y será capaz de «dar profundidad» al juego verdiblanco. En todo caso, si tampoco el jugador cedido por el Celta pudiera jugar y tuviera que colocarse en el extremo diestro otro futbolista que quizá no fuera tan rápido, deja claro que se «adaptarán» al tipo de juego que precisen. El curso pasado, de hecho, demostró el Racing ser capaz de vestir diferentes disfraces en función del campo donde tocara pelearse o del rival al que tocara enfrentarse.

Superados los 8.500 abonados. El Racing superó en la mañana de ayer la cifra de 8.500 abonados. La cifra se ha elevado considerablemente a lo largo de los últimos días. Era lo previsible. Casi se han hecho más abonados en diez días del mes de agosto que en los dos meses anteriores. Aún así, desde el club aún confían en que el ritmo no se detenga y siga avanzando, tal y como suele suceder en los días previos al inicio liguero, ya que se suele dejar la tramitación del carné para última hora. Incluso después del estreno liguero es probable que se sigan vendiendo carnés de aficionados que estén de vacaciones. En las oficinas del club confían en al menos superar los 10.000 carnés vendidos sabedores de que, si las cosas van bien, lo normal sería moverse en una horquilla que estuviera entre los once y los trece mil abonados. Es lo que dicta la experiencia recopilada de cursos anteriores en la categoría de plata. Con todo, saben bien que mucho depende de cómo vayan los resultados en las primeras semanas y de la imagen que vaya transmitiendo el equipo. Si se construye una trayectoria ilusionante, incluso los números se pueden potenciar con vistas a la segunda vuelta. El curso pasado, por ejemplo, fue evidente cómo aumentó considerablemente la afluencia en Los Campos de Sport en la segunda vuelta, cuando el equipo comenzó a volar y apuntó a un ascenso que nadie se quiso perder.

Unai Medina: «El equipo ha ido avanzando»
Comentarios