24.09.2022 |
El tiempo
972x90_cuenta_online_si_te_da.gif

RACING VS MAJADAHONDA.

Al Racing le toca purgar

Tras dos semanas sin ganar y, sobre todo, su pobre imagen de la semana pasada, el equipo cántabro necesita recuperar hoy su mejor nivel ante un rival directo como el Rayo Majadahonda

Los jugadores del Racing, antes de su último partido en Los Campos de Sport. / Hardy
Los jugadores del Racing, antes de su último partido en Los Campos de Sport. / Hardy
Al Racing le toca purgar

En el Racing todo parecía ir sobre ruedas hace sólo dos semanas. La bochornosa eliminación copera había quedado atrás y el debate sobre el austero y sobrio juego que el equipo venía poniendo en práctica pasó prácticamente a ser un motivo de orgullo por la solvencia con la que el equipo había ganado, de manera consecutiva, a Bilbao Athletic y Zamora. Éstos no habían tenido opción alguna ni de hacer daño y daba la sensación de que la maquinaria ya se había puesto definitivamente en marcha. Hubo quien incluso ya previó que el resto del curso iba a ser un mano a mano entre el Racing y el Deportivo que iba a dejar a todos los demás en un mundo aparte. Sin embargo, después llegó un triste empate contra Unionistas y una sonrojante derrota contra el Valladolid B. De este modo, el conjunto cántabro se va a presentar hoy con la posibilidad de sumar una tercera semana sin ganar y, en el peor de los casos, hasta de ser desterrado de las posiciones de privilegio de la tabla. Hay que evitarlo como sea. Y la mejor manera de hacerlo es recuperando la mejor versión.

El Racing se juega mucho esta tarde a partir de las siete. Se la juega material y anímicamente. Y lo va a hacer con un rival de los duros, lo que es una excepción respecto al último mes de competición. Tanto Bilbao Athletic, como Zamora y Valladolid B eran equipos en posiciones de descenso mientras que Unionistas llegó sin haber ganado a nadie en más de mes y medio. Ahora quien se va a presentar en Santander es el Rayo Majadahonda, que lo va a hacer con los mismos puntos, los mismos partidos ganados, empatados y perdidos y los mismos goles encajados que el Racing. Son casi proyectos paralelos.

Se viene un encuentro atractivo que genera cierto terror en el aficionado racinguista. Éste ha visto cómo el entrenador de su equipo ha cambiado su idea y ha sacrificado a futbolistas clave para intentar frenar la principal virtud de su rival. Ha visto a Íñigo jugar en la banda izquierda y a Pablo Torre en el banquillo para intentar frenar a contrincantes que venían de un largo periodo sin ganar. El equipo se dejó condicionar y alteró su modo de actuar más habitual incluso sin tener delante a alguien de los grandes, por lo que es fácil concluir que hoy seguirá esa dinámica a no ser que el entrenador haya llegado a la conclusión de que lo mejor es poner a los mejores y a cada uno en su sitio.

De todas maneras, lo prioritario para el conjunto cántabro con vistas a lo que pueda suceder esta tarde es recuperar su solvencia defensiva. En Valladolid hizo aguas por todas partes. Ese equipo habitualmente rocoso y difícil de batir por mucho que le costara generar juego con balón se deshizo en el José Zorrilla. Es importante dejar hoy claro que fue sólo un accidente. El primero que lo entiende así es el entrenador, que ya ha anunciado que van a jugar los mismos defensores que hace ocho días. Será Mantilla el recambio porque Pablo Bobadilla sigue siendo la única baja del plantel.

Es de esperar que tras el estropicio de Valladolid, Pablo Torre vuelva al equipo inicial. Esto quiere decir que el entrenador va a tener que elegir entre Fausto Tienza y Borja Domínguez para acompañar a Íñigo. Quien más cartas tiene, porque es a quien más ha utilizado en estas circunstancias, es este último, pero hay que estar abierto a todo. Otra de las incógnitas está en el extremo izquierdo, ya que Álvaro Bustos hace dos jornadas que ha comenzado en el banquillo. Primero fue para ver a Íñigo intentar sobrevivir por el carril del once y después porque el elegido fue Marco Camus. Lo más probable es que repita este último no sólo porque está en un buen momento de forma, sino porque el asturiano, además, estuvo un par de días con síntomas febriles de los que siempre debilitan.

Urge recuperar hoy la mejor versión tanto sin balón como con balón porque delante va a haber un buen contrincante. El Rayo Majadahonda, con quien se cruzó con éxito el Racing en aquel playoff de ascenso pilotado por Ángel Viadero, está haciendo las cosas bien, pocos le han batido y llega en una buena dinámica, tras ganar a la UD Logroñés y consiguiendo buenos resultados a domicilio. De hecho, es un equipo que suma más lejos de su campo que en su propia casa, lo que exige máxima atención. Lo bueno es que los números como local del conjunto cántabro siguen siendo muy buenos, ya que todavía no conoce la derrota en El Sardinero. En concreto, el equipo verdiblanco suma cinco victorias y dos empates. Y hoy es preciso alcanzar la media docena de triunfos para afrontar con mayor tranquilidad la última semana competitiva del año, ya que, tras el encuentro de hoy, tocará recoger los bártulos hasta el próximo año.

Es el Rayo Majadahonda un rival duro, sin grandes individualidades pero sí un enorme colectivo que actúa como un verdadero bloque. Para colmo, tiene un delantero en racha que está viviendo uno de esos momentos en los que uno marca con el nueve a la espalda casi sin querer. Será un buen examen para esa pareja formada por Pol Moreno y Eneko Satrústegui que tan buenas sensaciones venía transmitiendo hasta que todo se vino abajo en Valladolid. Hay muchas cosas que reciclar tras lo sucedido el pasado fin de semana y hoy es el día para hacerlo. Es obligatorio no caer en un agujero que invite a replanteárselo todo y a enturbiar el ambiente. Nunca es lo aconsejable. Y las enfermedades en el fútbol se curan con resultados. No hay otra manera mejor.

El Certificado Covid se estrena en el estadio

La pandemia sigue presente y, aunque hasta la fecha se ha podido acudir a Los Campos de Sport sin más condicionante que la obligación de utilizar la mascarilla en todo momento, hoy habrá un trámite más a cumplir en función de lo establecido en el Boletín Oficial de Cantabria y que afecta a eventos multitudinarios como es un partido del Racing.

Todo aquel que acuda al estadio, deberá enseñar el Certificado Covid Digital de la Unión Europea, que todo aquel que ha completado la pauta de vacunación se puede descargar en la web del Servicio Cántabro de Salud. A la puerta también es posible llegar con el certificado de un diagnóstico PCR negativo correspondiente a las últimas 72 horas o un test de antígeno negativo en las últimas 48. También tendrá acceso aquel que muestre un certificado de recuperación de la enfermedad en los últimos seis meses.

Obviamente, están exentos de cumplir con este trámite los menores de doce años, a los que aún no se ha empezado a vacunar. Aunque el partido sea al aire libre, se exigirá este trámite debido a que dentro estará abierto el bar y se pueden consumir comidas y bebidas. Como hoy será el primer día que haya que cumplir con esta exigencia, el club ha solicitado que los aficionados vayan con tiempo para evitar aglomeraciones, ya que es una incógnita la fluidez con la que se llevará a cabo el protocolo exigido.

Al Racing le toca purgar
Comentarios