23.01.2022 |
El tiempo

Loriente sospecha que la quieren apartar por ser mujer

«No hay duda de que el trasfondo de la moción de censura va más allá de lo estrictamente deportivo», se defiende

Asunción Loriente, presidenta de la Federación Española.
Asunción Loriente, presidenta de la Federación Española.
Loriente sospecha que la quieren apartar por ser mujer

Asunción Loriente es consciente de que le queda poco como presidenta de la Federación Española de Remo, ya que la moción de censura que la han presentado tiene todos los visos de prosperar por el amplio apoyo que parece tener. Por eso ayer intentó defenderse de la maniobra orquestada para apartarla de una poltrona en la que lleva desde el 2018 asegurado que ésta está motivada, por encima de todo, por ser mujer. De hecho, ella es la única que está al frente de una federación deportiva olímpica en España, lo que también la considera una excepción que considera que habría que defender e incluso reivindicar.

La dirigente asturiana afirmó, mediante un comunicado que hizo público en la mañana de ayer, que si prospera la moción de censura contra ella se pondrá fin «a la mejor época del remo español» en muchos años. Por eso entiende que el movimiento realizado por seis federaciones autonómicas, entre las que está la cántabra, trasciende «lo estrictamente deportivo» y cree que tiene poco que ver con los argumentos que esgrimían en su escrito a los asambleístas. De hecho, sospecha que está motivado por el hecho de que «sea una mujer quien esté al frente de la Federación».

José Agustín Gómez - Raggio, que es el candidato que la oposición va a presentar en la moción de censura, presume de contar con el apoyo de seis de los once presidentes autonómicos, de la totalidad de los delegados territoriales y de doce de los catorce deportistas con representación. Loriente tendría, por lo tanto, a una amplísima mayoría de la asamblea en contra apenas seis meses después de haber sido elegido presidenta con un solo voto en contra de esa misma asamblea. En el fondo, la maniobra para apartar a la persona electa es similar a la que llevó a la propia Loriente a la poltrona en el 2018.

En aquel entonces, en lugar de una moción de censura contra Luis Miguel Oliver, se optó por hacer tan patente la postura encontrada de la mayoría de los asambleístas que le habían elegido presidente sólo un año antes que, al ver que no iba a poder aprobar ni los presupuestos ni los calendarios ni ninguna iniciativa que propuso, optó por dimitir. Le forzaron a ello en una maniobra bien orquestada como ahora van a forzar a Loriente.

«Estamos en una etapa en la que se están logrando los mejores resultados deportivos a nivel internacional, se ha mejorado el funcionamiento de la FER e impulsado el calendario con nuevas competiciones más atractivas», recordó la todavía presidenta federativa. De este modo, considera que la moción de censura que la han presentado no sólo la afecta a ella, «sino que ataca a la trayectoria de la mejor época del remo español y entorpece el arranque del nuevo ciclo olímpico y de la temporada 2022». De hecho, todo se va a retrasar porque, de primeras, todavía no se ha aprobado un calendario oficial de pruebas.

Con todo, Loriente parece que tampoco quiere profundizar en supuestas razones deportivas y organizativas esgrimidas, de manera general, por los seis presidentes autonómicos opositores porque sospecha que las verdaderas motivaciones de que ahora la quieran apartar de la presidencia, como hicieron con su antecesor en el cargo, tienen más que ver con su sexo que con su buen o mal hacer al frente del remo español. «No hay duda de que el trasfondo de la moción de censura va más allá de lo estrictamente deportivo y sólo puedo pensar en el malestar que causa a ciertas personas que sea una mujer quien esté ocupando este puesto directivo», apuntó la presidenta de origen asturiano.

En concreto, los impulsores de la moción de censura han resumido las causas por las que han decidido dar el paso en las siguientes: «La disconformidad con la gestión, la falta de confianza en parte de su junta directiva, la deslealtad con los votantes sin acometer los cambios profundos demandados por el remo español maquillando en este tiempo pocas variaciones apenas insignificantes, la falta de rumbo y proyecto y la división permanente sin resolver en el seno de la FER». Todo ello, después de un largo proceso electoral que se prolongó durante más de un año y que terminó el pasado 27 de junio con la reelección de Loriente, que se había hecho con la presidencia en el 2018 promocionada, en buena medida, por muchos de los que ahora la quieren apartar del volante del remo español.

Gómez-Raggio quiere «unir a todos»

José Agustín Gómez - Raggio es el candidato que va a presentar a la moción de censura la oposición a Asunción Loriente. El escrito solicitando la misma ha sido presentado ya a la Junta Electoral de la Federación Española de Remo y recoge la disconformidad con la gestión, la deslealtad a los votantes sin acometer los cambios profundos demandados, la falta de rumbo y proyecto y la división en el seno de la entidad federativa. Un total de 53 de los 74 integrantes de la Asamblea General de la FER habrían suscrito la moción de censura, entre ellos los presidentes o representantes de las federaciones autonómicas de Andalucía, Asturias, Cantabria, Galicia, Valencia y País Vasco. José Agustín Gómez-Raggio se presenta a la presidencia de la Federación Española de Remo 2022-2024 con el proyecto 2030, en busca de una «transformación real» de este deporte en la próxima década. En la carta remitida a los asambleístas, el candidato a dirigir el remo español subraya la motivación que le proporciona el respaldo recibido, con el apoyo de 6 de los 11 presidentes autonómicos, la totalidad de los delegados territoriales o 12 de los 14 deportistas con representación. «Soy consciente de que, si resulto elegido, tendremos que acometer con carácter inmediato las demandas que los distintos líderes del remo nacional me han planteado», ha señalado Gómez-Raggio en referencia a «unir a todos con ilusión en un proyecto común para el futuro». En el análisis de la situación actual, ha mencionado como debilidades federativas la desconexión de los grandes clubes del remo olímpico internacional; los presupuestos limitados y carestía del remo, y la falta de un análisis profundo y autocrítica general. Para el abogado malagueño, expresidente del Real Club Mediterráneo, entre otras fortalezas, el remo es el tercer deporte más voluminoso del programa olímpico; cuenta con nuevas especialidades accesibles y más practicables en la costa, y apuesta de la sociedad por volver al aire libre y la naturaleza.

Loriente sospecha que la quieren apartar por ser mujer
Comentarios