08.03.2021 |
El tiempo
lunes. 08.03.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

Los hospitales del Reino Unido, una batalla desesperada contra variante del covid

Los hospitales se esfuerzan por hacer frente a una nueva variante del coronavirus, a pesar de que el año pasado se advirtió de la necesidad de realizar más preparativos para un previsible aumento de los casos en invierno.
A coronavirus public health notice at a bus stop in London, Britain, 20 January 2021. Britain's National health service (NHS) is coming under sever pressure as Covid-19 hospital admissions continue to rise across the UK. Some one thousand people are dying each day from the disease. (Reino Unido, Estados Unidos, Londres) EFE/EPA/ANDY RAIN
A coronavirus public health notice at a bus stop in London, Britain, 20 January 2021. EFE/EPA/ANDY RAIN
Los hospitales del Reino Unido, una batalla desesperada contra variante del covid

A medida que una nueva variante del coronavirus, más contagiosa, se abate sobre el sobrecargado Servicio Nacional de Salud británico, los trabajadores sanitarios afirman que la incapacidad del gobierno para anticiparse a una oleada de infecciones en invierno les ha hecho recurrir a medidas cada vez más desesperadas.

Se han enviado cientos de soldados para trasladar a los pacientes y los equipos por los hospitales de Londres. Los centros de trasplante de órganos han dejado de realizar operaciones urgentes. Los médicos han recortado el nivel de oxígeno que se administra a los pacientes para salvar las tuberías sobrecargadas.

Y el personal de enfermería, desesperado por hacer sitio para más camas, ha tenido que trasladar a los enfermos graves a las salas Covid-19 recién convertidas en mitad de la noche, a pesar de contar con apenas personal suficiente para tratar a los pacientes existentes.

Lo más preocupante para los médicos y las enfermeras es que el gobierno británico y el sistema sanitario estatal, golpeados por el virus la pasada primavera, no hicieron caso a una cascada de advertencias en los meses siguientes sobre la necesidad de planificar una ola de infecciones en invierno, dejando a los hospitales sin preparación cuando empezaron a llegar los pacientes.

A pesar de que Gran Bretaña se ha adelantado a Estados Unidos y a otros países europeos en la carrera por la vacunación y de los signos de ralentización de los nuevos casos, las muertes se han disparado, los hospitales siguen llenos y, por segunda vez en un año, los trabajadores sanitarios, sobrecargados, se esfuerzan por mantener a los pacientes con vida.

Y esta vez, dijeron, las señales de advertencia eran aún más evidentes. "Estábamos horrorizados, sabíamos lo que se avecinaba", dijo Dave Carr, enfermero de cuidados intensivos en el sur de Londres.

Aun así, el gobierno esperó a bloquear el país de nuevo hasta el 4 de enero, cuando el sistema sanitario estaba al borde de la crisis, y los hospitales dudaron en pausar las operaciones electivas para que los médicos pudieran prepararse.

"No sabemos qué hacer", dijo el Sr. Carr. "No podemos rechazar a los pacientes. Estamos practicando la medicina como nunca antes en el Reino Unido".

Los hospitales del Reino Unido, una batalla desesperada contra variante del covid
Comentarios