21.06.2021 |
El tiempo

Solabarrieta: «Es jodido, es duro»

Solabarrieta, dando la mano tras el partido a un técnico rival. / Hardy
Solabarrieta, dando la mano tras el partido a un técnico rival. / Hardy
Solabarrieta: «Es jodido, es duro»

Aritz Solabarrieta describió el sentir general del racinguismo nada más aparecer en sala de prensa. «Es jodido, es duro», afirmó. «Creo que hemos tenido que madurar mucho el partido, la segunda parte fue teniendo poco a poco más juego hasta tener mejores ocasiones y buscando ese gol que al final hemos encontrado», resumió el técnico de Ondarroa.  Lo que sucede es que no lo rentabilizaron. Pudieron incluso haber aumentado la cuenta pero no lo lograron, en el descuento llegó el empate y, al final, «te vas jodido».

Se fue el técnico fastidiado pero también pensativo sobre si había tomado las mejores decisiones para mantener ese gol que, jugando contra diez, invitaba a ser optimista. Reconoció Solabarrieta que su intención fue «cerrar el partido» pero no a lo loco, sino «teniendo el balón», algo que, curiosamente, fue perdiendo a partir de los cambios. Admitió el técnico vizcaíno que habían fracasado en ese intento por tener el partido bajo control a partir de la posesión y es eso lo que hizo que no estuvieran «bien». «No tuvimos el balón en nuestro poder como en la mayoría del tiempo en la segunda parte y por eso nos han empatado», relató el preparador verdiblanco.

Lo cierto es que el empate podía haber llegado antes incluso del descuento con la acción que perdonó Tascón tras entrar Nico Williams como una bala. Como destacó Solabarrieta, esa jugada, sumada a la del gol, fueron «las dos más claras que tuvieron». «Nosotros hemos generado muchísimas más», apuntó.  Y, visto el partido, entiende que esa jugada que a punto estuvo de igualar la contienda en el 85 «no se debió al cambio de sistema ni de jugadores» que precipitó tras la entrada de Villapalos y Camus. «El cambio fue para tener más el balón y tener más presencia y más control», insistió. Pero le salió al revés.

Curiosamente, ese cambio de dibujo adelantó la posición de Riki y le alejó de la creación cuando, según reconoció el propio Solabarrieta, su entrada les había «ayudado a manejar y tener más pausa con el balón». Y eso desapareció porque el jugador asturiano dejó de entrar en contacto con la pelota. La maniobra dio alas al Bilbao Athletic hasta alcanzar un empate que a nadie sorprendió. Afirmó el entrenador vizcaíno que sus jugadores se fueron «jodidos» pero también recordó que son «profesionales de esto y están preparados para todo». De nuevo toca afrontar una semana complicada, cree que «no sirve de nada» lamentarse sino mirarse a sí mismos y ver «lo que hemos hecho». «Hay que levantarse pero es verdad que ha sido un palo duro», resumió.

Admitió Solabarrieta que tanto Pablo Torre como Martín Solar le podían haber dado ese juego con balón que dijo que buscó tras el 1-0, pero también recordó que es fácil caer en eso una vez que te empatan en el descuento. «El primero que se pone a pensar si acertó en las decisiones que he tomado soy yo», recordó el técnico de Ondarroa. «Pensaba que con los cambios íbamos a conseguir esa pausa que buscábamos porque ellos también habían puesto tres en el medio campo y así jugaríamos en igualdad», explicó. Pero no fue así. Y, para colmo: «En un saque de banda en corto mal defendido nos han hecho el gol».

«Esto consiste en que todos nosotros demos la mejor versión», apuntó Solabarrieta. Y reconoció que no lo están consiguiendo. Por eso, «hay que mirarse a uno mismo y hacer autocrítica», pero no quedarse lamiéndose las heridas: «El domingo hay otro partido importantísimo y tenemos que reponernos de esto cuanto antes».

Le cuestionaron al técnico vizcaíno sobre su trayectoria después de llevar ya un mes dirigiendo al equipo. Recordó que el debut en Zubieta «fue un palo muy duro» que está arrastrando «desde el primer día». A partir de ahí, insistió en que, a pesar de perder 1-3, contra el Real Unión ya vio cosas buenas y vio a los suyos «de otra forma». «Y hoy igual. Nos está costando generar juego pero, poco a poco, con la ayuda de Riki... Pero no basta. Yo me hago un cuestionamiento constante de las decisiones que tomo y me lo planteo todo, los entrenamientos, la visión que tengo de los jugadores... Pero es el resultado el que manda y cuando te hacen un gol en el 92 y te hace más daño es jodido».

Solabarrieta: «Es jodido, es duro»
Comentarios