07.05.2021 |
El tiempo
viernes. 07.05.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

De estreno en El Sardinero

solabarrieta pisó ayer un césped que no ‘sentía’ desde el año 2005, cuando lo hizo como jugador | Aún no ha enseñado sus cartas pero deja intuir que apostará por un 4-3-3

Balboa, pugnando con Soko durante el penúltimo entrenamiento del equipo, celebrado ayer sobre el césped de Los Campos de Sport. / Hardy
Balboa, pugnando con Soko durante el penúltimo entrenamiento del equipo, celebrado ayer sobre el césped de Los Campos de Sport. / Hardy
De estreno en El Sardinero

Aritz Solabarrieta va quemando etapas. Le falta debutar al frente del equipo cántabro durante un partido, pero al menos ayer ya pisó Los Campos de Sport. Javi Rozada tardó mucho más en hacerlo. No era la primera vez que lo hacía porque lo había hecho una vez como futbolista, pero ha pasado mucho tiempo desde entonces. Aquel día del mes de abril del 2005, se presentó en el coliseo racinguista como jugador del Athletic, como una de las apuestas del club rojiblanco aquella temporada. Fue titular y perdió. No había vuelto desde entonces y sólo confía en borrar ese mal recuerdo para cambiarlo por las grandes cosas que confía en hacer al frente del Racing.

La climatología respetó en buena parte la visita del equipo a Los Campos de Sport. No fue tan adversa como los dos días anteriores. Apenas llovió y, sobre todo, el viento se hizo mucho menos presente. Incluso hacía menos frío. Siempre hace menos frío conforme uno se aleja de La Albericia, que parece contar con un microclima que reduce la temperatura unos grados respecto al centro de la ciudad, pero ayer el día era mucho más agradable. Por eso el equipo pudo trabajar mejor y aprovechar en mejor medida la visita a El Sardinero.

El entrenamiento había levantado cierta expectación porque, al ser en el campo donde el Racing juega como local sus partidos oficiales, podría ser el día en el que Solabarrieta comenzara de verdad a enseñar sus cartas. Todo parecía preparado para disfrutar de un partido a campo completo de once contra once donde se intuyeran dibujos, predisposición y movimientos, pero hubo que quedarse con las ganas. Hubo que conformarse con más partidos a campo reducido para tratar de sacar pistas de todos ellos. Y algunas hay.

Para empezar, da la sensación de que Aritz Solabarrieta interpreta a Alberto Villapalos como central. Con Rozada a los mandos, fue alternando dicho rol con el de medio centro, pero estos últimos días ha formado siempre parte de diferentes retaguardias formadas por el técnico vasco. Habrá que esperar para saber si es una apuesta decidida o tiene que ver con los condicionantes de la presente semana, en la que el entrenador verdiblanco no va a poder contar con Matic, ya que, por un lado sigue renqueante por el fuerte golpe que le mandó al hospital en Getxo y, por el otro, deberá cumplir un partido de sanción. De este modo, son Figueras, Óscar Gil y el propio Villapalos quienes se jugarán alguna de las dos plazas para los centrales que hay disponibles en el caso de que, como parece, el nuevo entrenador verdiblanco confirme que va a apostar por un 4-3-3.

No es algo que haya puesto en práctica aún en ninguna de las sesiones de trabajo en las que ha dirigido a sus jugadores, pero sí lo deja intuir. Por ejemplo, uno de los ejercicios que completó ayer el equipo consistía en atacar en superioridad. Y quienes llevaban el balón, contaban con un pivote, dos interiores por delante, dos extremos y un punta. Solabarrieta parece tener claro que el sitio de Camus es la banda izquierda por mucho que él a menudo haya dicho que se siente mejor en la derecha. Nadie tiene dudas de cuál es el de Soko y lo que ha probado de vez en cuando el técnico vasco en los últimos días es a Álvaro Bustos en posiciones de interior, por lo que el asturiano puede enriquecer aún más su polivalencia después de haberse tenido que estrenar como carrilero en el arranque del curso.

Interiores. Quienes siempre ejercen como interiores son Álvaro Cejudo, que será complicado volver a verle jugar por banda, y Pablo Torre. Éste, que venía escorándose a la izquierda en esa posición por delante del pivote, también se está dejando ver por la derecha. Es Iñigo quien se asentó como centrocampista de contención con Rozada, que durante el verano también había probado a Martín Solar ahí hasta que llegaron Villapalos y Nana. No volvió a ejercer ese rol pero parece que Solabarrieta lo quiere recuperar y ha entrenado en varios momentos en ese puesto.

Ayer estuvieron sobre el césped de Los Campos de Sport los 24 jugadores que tiene a su disposición el nuevo entrenador verdiblanco, que son los 23 con ficha del primer equipo más Jagoba Zarraga, que sigue ahí como si de un retrato de Chuti Molina se tratara. Con todo, ya sabe Solabarrieta que no podrá contar con Matic y parece que tampoco con Pablo Andrade, que aún no se ejercita al cien por cien aunque cada vez completa una mayor parte del entrenamiento. Mientras, Nana completó ayer su segunda sesión y aún lo hizo a un ritmo menor para evitar alguna lesión tras una semana parado. Probablemente, sea hoy cuando por fin sea uno más, aunque está por ver si eso le vale para entrar en la convocatoria de Zubieta o si se la va a perder.

A pesar de que hoy es Nochevieja y mañana Año Nuevo, la rutina de entrenamientos no se va a detener. Lo máximo que ha concedido el entrenador verdiblanco es comenzar una hora más tarde la sesión de mañana, por lo que arrancará a las once y media. Y es que, el domingo hay un partido que, como recordaba Jordi Figueras hace un par de días, puede marcar el devenir del equipo a corto y medio plazo. Será el estreno del nuevo entrenador y siempre es conveniente que el recién llegado comience con buen pie.

De estreno en El Sardinero
Comentarios