23.04.2024 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

INCERDIDUMBRE

La incertidumbre política se asoma como una amenaza para la economía

La crisis energética, la escalada de la inflación y los tipos de interés al alza dibujan un escenario complejo para las compañías españolas. 
Pedro Sánchez, Nadia Calviño y Yolanda Díaz en el Congreso. E.P. / Eduardo Parra
Pedro Sánchez, Nadia Calviño y Yolanda Díaz en el Congreso. E.P. / Eduardo Parra
La incertidumbre política se asoma como una amenaza para la economía

Casi la mitad de los empresarios, el 46%, considera que la incertidumbre política -en un contexto marcado por la celebración de comicios locales, autonómicos y generales en los próximos meses- es una de las principales amenazas para la economía y un 36% sitúa los cambios regulatorios entre los mayores riesgos para su negocio.

Estas son algunas de las conclusiones del informe 'Perspectivas España 2022', que elabora KPMG junto a CEOE, del que también se desprende que un 57% de los directivos califica la situación de la economía española como regular, mientras que un 28% considera que es mala o muy mala.

La crisis energética, la escalada de la inflación y los tipos de interés al alza dibujan un escenario complejo para las compañías españolas, que, a pesar de la cautela que manifiestan en sus previsiones económicas, se muestran optimistas sobre su crecimiento en los próximos doce meses.

Y es que un 70% de los empresarios que han participado en el sondeo esperan que sus ventas aumenten a lo largo del año --siete puntos menos que en 2022-- y un 50% invertirá más --diez puntos menos que en la pasada edición del estudio--.

Además, casi tres de cada cuatro empresarios (73%) considera que la situación de su compañía es buena o excelente, al tiempo que un 44% de los empresarios encuestados confía en que la situación de su organización mejore a lo largo del año, mismo porcentaje que prevé que la economía española evolucione a peor en los próximos doce meses.

CAE EL PORCENTAJE DE DIRECTIVOS QUE PREVÉ AMPLIAR PLANTILLA

En las previsiones de contratación, los directivos se muestran más prudentes. Con respecto a 2022, disminuye el porcentaje de encuestados que ampliará su plantilla al 38% --ocho puntos inferior a 2022-- y aumenta al 50% el de aquellos que la mantendrán igual --siete puntos más que en la edición anterior--.

Pese a esto, el presidente de CEOE, Antonio Garamendi, ha insistido en la necesidad de impulsar medidas de apoyo efectivas a las empresas para mantener la marcha de la economía y el empleo, así como de contar con un marco de estabilidad política y calidad normativa que genere un clima de inversión favorable.

Por su parte, el presidente de KPMG en España, Juanjo Cano, considera que "dentro de la prudencia que exige el contexto actual, las expectativas de los empresarios españoles sobre la evolución de sus organizaciones son optimistas y muestran su confianza en el incremento de las ventas, el impulso de la inversión y en el mantenimiento del empleo.

El informe también revela los efectos de la inflación en otros ámbitos de la gestión corporativa. Un 69% de los directivos asegura que la inflación ha tenido un impacto alto o muy alto en los márgenes de beneficio de su organización.

MÁS DE LA MITAD HAN SUBIDO PRECIOS Y EL 30% PREVÉ HACERLO

Como consecuencia, más de la mitad de los encuestados (52%) ha redefinido sus políticas de precios para reflejar el aumento de los costes y un 31% prevé hacerlo en los próximos doce meses, con lo que más del 80% han subido los precios o lo harán próximamente. Además, un 45% ha renegociado sus contratos con proveedores y un 32% tiene previsto hacerlo a lo largo de este año.

De su lado, la mayoría de los encuestados (53%) sitúa el desarrollo de medidas para mitigar inflación entre sus prioridades estratégicas para los próximos doce meses y un 54% considera que el alza de precios es una de las principales amenazas para la economía española a corto plazo.

Así, tres aspectos estrechamente relacionados con la inflación, como son el coste de la energía, la volatilidad de los precios o el riesgo de demanda, registran un mayor porcentaje de respuestas cuando se les pregunta a los directivos por los principales riesgos para su negocio en este ejercicio (38%, 36% y 36%, respectivamente).

Por otra parte, los últimos ejercicios han estado marcados por una intensa actividad legislativa a la que se suma la celebración de comicios locales, autonómicos y generales en los próximos meses. En este contexto, un 46% de los encuestados en esta edición de Perspectivas España incluye también la incertidumbre política entre las principales amenazas para la economía española en 2023.

UN 59% TIENE DIFICULTADES PARA INCORPORAR TALENTO

De su lado, el 57% de los directivos que han participado en el informe cree que la atracción y la fidelización del talento constituye uno de los principales retos en los próximos tres años y casi la mitad (49%) sitúa este ámbito entre sus prioridades estratégicas para 2023.

Los efectos derivados de la necesidad de nuevas capacidades y habilidades profesionales ya son notables en las empresas. De hecho, un 59% asegura que su organización está teniendo dificultades para incorporar el talento que necesita, mientras que un 65% reconoce que la escasez de talento pone en riesgo sus objetivos de negocio.

La incertidumbre política se asoma como una amenaza para la economía
Comentarios