25.07.2024 |
El tiempo
jueves. 25.07.2024
El tiempo
El Diario de Cantabria
ALERTA El Diario de Cantabria

FINANZAS

España enfrentará un costo de deuda de 44.000 millones de euros en 2026

La subida de los tipos por el BCE generará un aumento del 25,7% en la factura de intereses para la deuda pública española en 2026, alcanzando los 44.000 millones de euros, según Caixabank Research.
El ministro de Economía, Comercio y Empresa, Carlos Cuerpo. EP / A. Pérez Meca
El ministro de Economía, Comercio y Empresa, Carlos Cuerpo. EP / A. Pérez Meca
España enfrentará un costo de deuda de 44.000 millones de euros en 2026

En un reciente informe elaborado por Caixabank Research, se ha evidenciado que la reciente escalada en los tipos de interés llevada a cabo por el Banco Central Europeo (BCE) está generando consecuencias significativas en las finanzas del Estado español. El documento, al que ha tenido acceso de manera exclusiva THE OBJECTIVE, revela que la subida de los tipos de interés, implementada como parte de la política monetaria, impondrá una carga financiera sustancial en términos de intereses sobre la deuda pública.

Según las estimaciones de Caixabank Research, únicamente en concepto de intereses, el Estado y otras entidades gubernamentales se verán obligados a asumir un coste por la deuda que alcanzará los 44.000 millones de euros en el año 2026. Este monto representa un incremento del 25,7% en comparación con el año 2023. Es preciso destacar que este desembolso se traduce en casi cuatro meses del gasto destinado a financiar las pensiones, subrayando así la magnitud del impacto económico.

El informe detalla que durante el pasado año, las instituciones públicas ya enfrentaron una factura de intereses por un valor de 35.000 millones de euros, cifra que equivale al 2,5% del Producto Interior Bruto (PIB). Sin embargo, la proyección a tres años revela un aumento a un 2,6%, con un consiguiente incremento de 9.000 millones en este rubro, a pesar de la prevista disminución de los tipos de interés oficiales.

Caixabank Research advierte sobre la necesidad imperante de que el Gobierno, junto con otras administraciones públicas, diseñen estrategias de consolidación fiscal, gradual pero sostenida en el tiempo. Esto, además, debe ajustarse a las nuevas regulaciones establecidas por la Unión Europea, considerando el elevado nivel de deuda adquirida. La entidad financiera subraya la importancia clave de estas medidas en el actual contexto económico.

En cuanto a los datos más recientes, correspondientes al cierre de 2023, muestran que la deuda pública española asciende a 1,574 billones de euros, representando el 107,7% del PIB. Este dato refleja un incremento del 4,8% en términos absolutos con respecto a diciembre de 2022, lo que implica un endeudamiento adicional de casi 72.000 millones de euros en tan solo 12 meses.

Para el ejercicio fiscal de 2024, Caixabank estima que el coste medio del conjunto de la deuda experimentará un repunte moderado, gracias al vencimiento de deuda emitida previamente a tasas superiores a las actuales, así como a la prolongada duración media. Según estas proyecciones, el pago de intereses, considerando las expectativas actuales del mercado, se situaría en el 2,5% del PIB, manteniéndose en niveles similares a los registrados en 2023. Cabe destacar que este porcentaje representa una disminución con respecto a hace una década, cuando alcanzaba el 3,5% en 2014.

La subida de los tipos de interés, implementada en 2023 como un giro en la política monetaria, se reflejó en un repunte de los intereses de la financiación media de las nuevas emisiones, incluyendo las letras, que pasaron del 1,35% en 2022 al 3,44% en 2023. A pesar de este incremento, el servicio de estudios de Caixabank sostiene que el costo medio del conjunto de la deuda se encareció de manera más moderada, situándose en el 2,1%, debido a la estrategia del Tesoro de optar por colocaciones con tramos más largos y, por ende, incrementar el vencimiento hasta los 7,8 años.

La estrategia del Tesoro para el presente ejercicio, anunciada a mediados de enero, contempla una emisión neta prevista de 55.000 millones de euros, la cual será cubierta en su totalidad mediante instrumentos de medio y largo plazo. Aunque Caixabank Research considera que esta cifra es elevada, destaca que es inferior a los 65.000 millones emitidos en 2023. Por otro lado, la emisión bruta, que incluye las amortizaciones previstas, se estima en 173.118 millones de euros, ligeramente superior a los 167.500 millones del año anterior.

A pesar de esta cifra considerable y de una menor adquisición de deuda por parte del BCE, los analistas de la entidad confían en que el Estado podrá cumplir con sus objetivos y colocar todos los bonos y obligaciones en su totalidad. En 2023, el BCE realizó ventas netas de deuda soberana por un valor de 15.000 millones de euros y reinvirtió amortizaciones por 36.000 millones. Para los próximos meses, se estima que el BCE se deshará de otros 38.000 millones y reinvertirá alrededor de 47.000 millones. En consecuencia, las operaciones brutas del BCE en 2024 serán 12.000 millones inferiores a las de 2023, representando un 0,8% del PIB.

El análisis de Caixabank Research destaca que, a pesar de los mayores tipos de interés en comparación con el periodo de tasas negativas (2016-2022), la deuda española sigue siendo atractiva para inversores privados, tanto domésticos como extranjeros. La entidad sostiene que las tenencias de la deuda española exhiben una buena diversificación en la base inversora, con inversionistas no residentes mostrando una confianza notable al aumentar sus desembolsos en 65.000 millones de euros en 2023, cifra considerablemente superior al promedio histórico de 2003-2021, que era de 16.400 millones.

En conclusión, Caixabank Research señala que, a pesar de los desafíos financieros derivados de la subida de tipos, el aumento en el atractivo de la deuda española para inversores privados y la implementación de estrategias fiscales prudentes podrían mitigar el impacto en las finanzas públicas españolas a largo plazo. La atención, por ende, se centra en la necesidad de políticas fiscales y estrategias de endeudamiento que se alineen con las nuevas normativas de la Unión Europea y promuevan una gestión fiscal sostenible y responsable en el tiempo.

España enfrentará un costo de deuda de 44.000 millones de euros en 2026
Comentarios