04.02.2023 |
El tiempo

EMPRESAS

Los empresarios cántabros hartos del Gobierno regional

La confianza empresarial cae en Cantabria más que la media nacional en el primer trimestre del año

Panorámica del PCTCAN en Santander. / ALERTA
Panorámica del PCTCAN en Santander. / ALERTA
Los empresarios cántabros hartos del Gobierno regional

La confianza empresarial cae un -0,9% en Cantabria en el primer trimestre del año, frente a la subida del 1,7% en el cuarto trimestre de 2022 que fue la mayor de las comunidades, según el Índice de Confianza Empresarial Armonizado (ICEA), cuya publicación corresponde al Instituto Nacional de Estadística (INE).

En España, al contrario que en Cantabria, la confianza empresarial ha vuelto a subir, en concreto un 1,4%, con solo cinco comunidades en negativo.

De enero a marzo el balance de expectativas (diferencia entre las opiniones de los empresarios optimistas y los pesimistas), se situó en Cantabria en -11,3 puntos, por encima del conjunto del país (-9,8%).

De este modo, el 25,4% de las empresas consultadas en Cantabria considera que la marcha de su negocio será desfavorable en el primer trimestre del año frente a un 14,1% que cree que será favorable y el 60,5% que opina que normal.

Cantabria presenta un balance de situación (diferencia entre respuestas favorables y desfavorables respecto al trimestre finalizado) positivo (0,8) pero menos que el conjunto de las comunidades (1,1).

En concreto, el 18,8% de los negocios consultados en Cantabria manifestaron una situación favorable respecto al cuarto trimestre del año, el 18% desfavorable, y el 63,2% normal. En España, el ICEA subió un 1,4% en el primer trimestre de este año, en contraste con el descenso del 2,9% experimentado en los tres últimos meses de 2022.

El avance de la confianza empresarial registrado para el periodo enero-marzo se debe a la mejora tanto del indicador de expectativas como del indicador de situación actual, en un contexto que sigue marcado por la guerra en Ucrania, una tasa de inflación aún elevada y tipos de interés más altos.

En concreto, el balance de expectativas (diferencia entre las opiniones de los empresarios optimistas y los pesimistas) se situó en los tres primeros meses de este año en -9,8 puntos, frente al descenso de 11,8 puntos registrado en el trimestre anterior.

Esto se debe a que el porcentaje de establecimientos empresariales que piensan que la marcha de su negocio será desfavorable entre enero y marzo de este año se ha situado en el 24,9%, cifra inferior a la del trimestre anterior (27,3%), al tiempo que se ha incrementado, desde el 57,2% al 60%, el porcentaje de empresarios que prevén un trimestre «normal» para su negocio. Por contra, los que piensan que su negocio evolucionará en el primer trimestre de manera favorable se han reducido desde el 15,5% del trimestre anterior al 15,1%. Por su parte, el balance de situación (diferencia entre respuestas favorables y desfavorables respecto al trimestre finalizado) ha mejorado más de tres puntos respecto al trimestre anterior, pasando de -2,3 puntos en el cuarto trimestre de 2022 a +1,1 puntos en los tres primeros meses de este año.

Esta visión más positiva sobre la situación actual es resultado del aumento de establecimientos empresariales que piensan que su negocio evolucionó de manera favorable en los tres últimos meses y del descenso de los que opinan que se comportó de manera negativa.  Así, en cuanto al último trimestre ya finalizado (cuarto trimestre de 2022), el ICEA muestra que el 21,1% de los establecimientos empresariales tienen una opinión favorable sobre cómo funcionó su negocio en esos tres meses, frente al 20% de establecimientos que han apreciado una evolución desfavorable en este periodo y al 58,9% que hablan de normalidad.

Estos porcentajes fueron del 20,1%, del 22,4% y del 57,5%, respectivamente, en el trimestre anterior. El ICEA, que tiene una periodicidad trimestral y es comparable a nivel europeo, se elabora a partir de una muestra representativa de establecimientos empresariales.

Durante el primer trimestre de este año, la confianza empresarial subió en todos los sectores económicos menos en transporte y hostelería, avanzó en todos los tamaños de empresa, excepto en los de menos de 10 asalariados, y aumentó en doce comunidades autónomas.

INDUSTRIA, DONDE MÁS SUBE LA CONFIANZA. Así, de acuerdo con los datos de Estadística, de los cinco sectores económicos analizados, el que más incrementó la confianza en el primer trimestre fue la industria (+3,5%), seguido del comercio (+2,6%), la construcción (+1,8%) y los otros servicios (+1,1%). Por contra, la confianza empresarial bajó un 3% en transporte y hostelería.

En cuanto al tamaño de los establecimientos, la confianza sólo empeoró en los de menos de 10 asalariados (-0,4%). Los mayores avances de la confianza se dieron en las empresas de un millar o más de asalariados (+3,4%) y en las de 10 a 49 trabajadores (+2,9%). En los establecimientos de 200 a 999 asalariados la confianza aumentó un 2,6% respecto al cuarto trimestre de 2022, y en los que tienen de 50 a 199 asalariados subió un 1,3%.

Por comunidades, la confianza empresarial bajó en Baleares (-4%), Comunidad Valenciana (-1,2%), Cantabria (-0,9%), Cataluña (-0,3%) y La Rioja (-0,2%) y se incrementó en las 12 regiones restantes, especialmente en País Vasco (+5,7%), Canarias (+4,4%), Aragón (+3,5%), Murcia (+3,3%), Castilla y León (+3,1%) y Madrid (+2,9%). Los avances más moderados de la confianza empresarial en el primer trimestre se dieron en Castilla-La Mancha y Asturias, que registraron un ligero aumento del 0,2% en ambos casos.

Para la elaboración de este indicador se toma como referencia metodológica la OCDE, el Ifo alemán y, sobre todo, el Tankan japonés, que elabora el Banco Central del país nipón.

La zona Norte presenta las peores previsiones de creación de empleo

Las intenciones de contratación de las empresas de la zona Norte (Cantabria, Aragón, La Rioja, Navarra y País Vasco) para el primer trimestre de este año presentan el segundo peor dato del conjunto de España, con una previsión neta de contratación del -3%, según el Estudio de Proyección de Empleo de ManpowerGroup.

Según el citado informe, los directivos de estas regiones siguen enfrentándose a un escenario económico incierto e inflacionista, que se traduce en un mercado del empleo más reacio a las contrataciones. Esto se refleja en una contracción de un punto respecto al último trimestre del pasado año. Además, es notoria la bajada en la comparativa interanual, con un descenso de 41 puntos, lo que supone la mayor caída en el conjunto nacional.

La directora general de Manpower, María José Martín, ha señalado que «la situación económica de incertidumbre y el complejo contexto económico heredado de 2022 llevan a la cautela de los empresarios de la zona Norte. Vislumbran un escenario muy diferente al de hace un año y con unas previsiones moderadamente pesimistas en cuanto a contrataciones, de ahí la fuerte caída interanual en las estimaciones. No obstante, la actividad no se detiene y las organizaciones buscan soluciones de flexibilidad para dar respuesta a las oscilaciones que sufre la demanda y al resto de retos que tienen afrontar».

La zona Norte no es la única región con estimaciones negativas en la generación de empleo para el primer trimestre del año. Son ligeramente más pesimistas las organizaciones del Noroeste (Galicia, Asturias y Castilla y León), con un -4%. También en negativo se encuentra Sur (Andalucía, Extremadura e Islas Canarias), con -1%.

Además de estas zonas, por debajo de la media nacional -del 3%- se sitúan Madrid y Castilla-La Mancha, que se mantienen neutras (0%). En el lado contrario, con el mejor dato de toda la geografía española, está Levante (Comunidad Valenciana y Región de Murcia), con 7%, seguido de Noreste (Cataluña y Baleares), con un 5%.

ESPAÑA REGISTRA EL MAYOR DESCENSO INTERANUAL. Las estimaciones sobre contrataciones de las empresas de toda la geografía española caen en 31 puntos respecto al mismo periodo del año anterior, lo que sitúa al país como el mayor descenso interanual registrado entre los 41 mercados analizados en este informe.

Además, a nivel global, España repite como el cuarto país con peores previsiones, 20 puntos por debajo de la media internacional del 23%. No es de extrañar, por tanto, que, en estos tres primeros meses del año, sólo un 25% de las empresas españolas anticipen contrataciones y que la mitad prevea mantenerse.

En cuanto al comportamiento de las contrataciones por industrias, a la cabeza se sitúa el IT (8%), transporte y logística (5%) y finanzas (4%). En el lado opuesto, el sector energético que, con un -16%, presenta las peores previsiones para el trimestre, mientras que industria y servicios de comunicación estiman un -2%.

Las microempresas (menos de 10 empleados) anticipan que sus equipos decrecerán, con una previsión neta del -9%. El resto de organizaciones espera crecimientos moderados con las grandes (más de 250 empleados) a la cabeza con un 6%, seguidas de las medianas (de 50 a 249) con un 4%, y las pequeñas con un 2%.

Frenazo de las exportaciones regionales

El crecimiento de las exportaciones de las empresas cántabras se frenó en noviembre pese a crecer un 4,3 por ciento con respecto al mismo mes de 2021, hasta los 286,7 millones de euros, aunque fueron un 3,9 por ciento inferiores si se comparan con octubre.

Además, entre enero y noviembre, las exportaciones también subieron un 18,6 por ciento si se comparan con el mismo periodo del año pasado, hasta los 3.248 millones de euros, pero este crecimiento fue 1,8 puntos inferior al experimentado el año anterior. Por otro lado, las importaciones de la región crecieron un 10,1 por ciento con respecto a noviembre de 2021 y un 5,8 por ciento en comparación con octubre. Según los datos de la Delegación Territorial del Instituto de Comercio Exterior, dependiente del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, las cifras de ventas y compras al extranjero dejan en Cantabria en noviembre un saldo comercial con un déficit de 12,7 millones de euros.

Sin embargo, hasta noviembre, el saldo comercial ha alcanzado un superávit de 423,8 millones de euros. Las principales contribuciones positivas de las exportaciones de Cantabria de enero a noviembre de 2022 provinieron del sector de productos químicos y los bienes de equipo. En el caso de las importaciones, las principales contribuciones positivas fueron los sectores de alimentación, bebidas y tabaco y los productos químicos. En noviembre de 2022, decreció el peso de las exportaciones de Cantabria hacia Europa, situándose en el 70 por ciento del total, 2,9 puntos menos respecto al noviembre anterior.

En Europa, bajaron las exportaciones a Turquía (45 %) pero aumentaron un 17,6 % a Francia, mientras que hacia Reino Unido crecieron un 4 por ciento.

Fuera de Europa, subieron las exportaciones terceros destinos, que se incrementaron un 15 % interanual en este periodo, y suponen el 28,3 % del total, destacando el crecimiento de las ventas a África (46,7 %), América Latina (35,1 %), Oceanía (33,1 %), Asia excluido Oriente Medio (18,9 %) y América del Norte (15,5 %).

Los empresarios cántabros hartos del Gobierno regional
Comentarios