24.07.2024 |
El tiempo
miércoles. 24.07.2024
El tiempo
El Diario de Cantabria
ALERTA El Diario de Cantabria

CAMPO

La situación del campo español: envejecimiento y retos para el futuro

El envejecimiento de agricultores y propietarios en España amenaza la rentabilidad del sector agrario, necesitando medidas urgentes para rejuvenecer la población rural y asegurar la sostenibilidad alimentaria.
Varios agricultores durante la recolección de cerezas. Gustavo Valiente
Varios agricultores durante la recolección de cerezas. Gustavo Valiente
La situación del campo español: envejecimiento y retos para el futuro

El envejecimiento de la población agrícola es una realidad evidente en España, particularmente en las zonas rurales. Según datos recientes, el 70% de los agricultores tiene más de 55 años, mientras que solo el 8% tiene menos de 40. Esta tendencia refleja el acelerado envejecimiento de la población y plantea serios desafíos para el sector agrario, crucial para la subsistencia alimentaria del país.

Luis Cortés, líder del sindicato Unión de Uniones, expresó su preocupación en una entrevista con The Objective: “Cuando en un sector más del 70% de los efectivos productivos tiene más de 55 años y donde solamente el 8% tiene menos de 40, algo va mal.” Esta situación no solo afecta a los agricultores, sino también a los propietarios de las fincas, cuya edad media también ha aumentado. El 41.3% de los propietarios tiene más de 65 años, según Regino Coca, CEO y fundador de Cocampo.

Coca destacó que el 94% del suelo agrícola en España es de propiedad privada, lo que complica aún más la situación. A medida que los propietarios envejecen y transfieren sus tierras a sus herederos, las propiedades tienden a fragmentarse. Esta fragmentación reduce la productividad y la rentabilidad de las fincas, a pesar de los avances tecnológicos en el sector. "Cada vez tenemos más cultivos de regadío y más tecnología, lo que nos hace ser más productivos con menos tierra", comentó Coca. Sin embargo, la producción sigue siendo insuficiente para satisfacer las necesidades alimentarias de la población.

Para abordar este problema, Cortés subraya la necesidad de implementar medidas urgentes tanto desde la Unión Europea como desde el gobierno español y las comunidades autónomas. “Hay que tomar medidas urgentes para rejuvenecer el campo español. No podemos tener estas cifras porque estamos abocados a que en la próxima década no queden efectivos en el sector agrario.” Además, enfatizó la importancia de dirigir la PAC (Política Agraria Común) hacia los agricultores activos, asegurando que las ayudas se destinen a quienes realmente dependen de la agricultura para sus ingresos.

El desafío de hacer el campo atractivo para los jóvenes también es crucial. Cortés sugirió una serie de medidas para devolver la rentabilidad al campo, como la creación de una ley de la cadena alimentaria que prohíba la reventa a pérdidas y sancione el incumplimiento de los plazos de negociación de contratos. Estas acciones buscan romper con la competencia desleal de terceros países y mejorar la posición de los agricultores jóvenes en el mercado.

En resumen, el envejecimiento de los agricultores y propietarios en España plantea serios retos para la sostenibilidad y rentabilidad del sector agrario. Es esencial implementar políticas que fomenten la entrada de jóvenes en la agricultura y mejorar las condiciones económicas para asegurar la continuidad de la producción alimentaria en el país.

La situación del campo español: envejecimiento y retos para el futuro
Comentarios