23.01.2022 |
El tiempo

‘El Niño’, a por su sueño americano

Sergio García pelea esta madrugada contra Sebastián Fundora, un boxeador zurdo y de dos metros, por mantenerse en la carrera por el título Mundial | Ambos son jóvenes, invictos y ambiciosos, por lo que se prevé un gran combate

El Niño García vs Sebastian Fundora. ¿Dónde ver el gran combate?

Sebastián Fundora y Sergio García. / Esther lin
Sebastián Fundora y Sergio García. / Esther lin
‘El Niño’, a por su sueño americano

El sueño americano es la utopía que guía la cultura y la sociedad de los Estados Unidos. Suele referirse a los ideales que, supuestamente, garantizarían la oportunidad de prosperar y tener éxito para lograr una movilidad social hacia arriba. Es la teoría que vende que cualquiera puede llegar a donde pretenda siempre que se esfuerce lo suficiente, que suena bien, pero es una trampa. El boxeo ha sido una herramienta a menudo utilizada por los estratos más bajos de la sociedad para entrar en clubes selectos, pero a muchos se les convierte el sueño en pesadilla. Sebastián Fundora es uno de esos tipos que sueña con llegar a lo más alto. Lo dice abiertamente. Hasta ahora se ha paseado sobre los rings y ya tiene en mente medirse a los grandes del superwelter como Charlo, Castaño o Lubin. Intuye que la pelea contra un tipo de un pequeño país situado al otro lado del charco que mide veinte centímetros menos que él va a ser un trámite previo a esos grandes combates, pero no sabe lo que le espera. Igual tiene que bajarse del guindo y volver a llenar el caldero de leche porque ‘El Niño’ llega con su propio sueño americano.

Será esta próxima madrugada cuando Sergio García afronte el combate de su vida. Uno más. Ya ha estado antes en esta situación aunque cada vez la dificultad es mayor. Es lo normal cuando alguien progresa, cuando se gana el derecho a seguir en el ascensor social del boxeo. Comenzó en Barcelona contra Chaca y después contra Cheeseman en Londres. En ambas citas salió a hombros. Siempre fuera, en territorio hostil y sin ningún miedo. Y ahora quiere repetir en la meca del noble arte, donde de verdad se cuece el pulpo, a donde hay que ir si uno quiere llegar a lo más alto. Porque ‘El Niño’ tiene su sueño americano pero es sólo teoría. Le da igual pelear en Los Ángeles, Las Vegas o Sebastopol. Lo que quiere es hacerlo contra los mejores y esta próxima madrugada se puede abrir definitivamente la puerta de los grandes combates. Y no piensa llamar, sino que la quiere derribar.

Nunca tuvieron demasiada prisa Sergio García y su entrenador Víctor Iglesias de presentarse en Estados Unidos. En los últimos años vieron como lo hicieron Kerman Lejarraga o Jon Fernández pero ellos mantuvieron su hoja de ruta y haciendo los deberes. Han avanzado paso a paso y sin saltarse ninguna estación: campeón de España, campeón Internacional WBC, dos veces campeón Silver WBC y cuatro veces campeón de Europa. Era ahora el momento oportuno de presentarse en territorio americano, con 29 años y con 33 combates en los que se mantiene invicto. De partida, demanda respeto. Ahora toca demostrárselo a todos esos incrédulos sobre el ring.

La eliminatoria mundialista contra Fundora fue ordenada la pasada primavera pero, tras un verano de inquietud e incertidumbre, finalmente se retrasó la pelea hasta esta próxima madrugada. Ninguno de los dos ha parado de entrenar pese a los continuos aplazamientos de fechas y, por lo tanto, llegan con meses de preparación. Los dos están invictos, los dos son jóvenes y son tremendamente ambiciosos. Se prevé una guerra de altos vuelos entre las dieciséis cuerdas.

Fundora se presenta con 17 victorias y un nulo en 18 combates. Doce de ellos los ha ganado por KO, lo que supone un 70% de sus triunfos. Es fácil concluir que le pesa la mano a pesar de su tremenda envergadura, ya que habría sido difícil encontrar un boxeador tan raro: mide 1,97, es zurdo y la envergadura de sus brazos supera los dos metros. He ahí la gran dificultad del combate. Nunca se había medido ‘El Niño’ (ni nadie) a algo así porque es una altura propia de un peso crucero o pesado dentro de la categoría superwelter.

A pesar de su rareza, da la sensación de que Fundora no saca demasiado partido a esos enormes brazos, ya que acepta pelear en la media distancia. Si quisiera, podría mantener bien alejado a su oponente simplemente mostrando un buen jab, pero es un boxeador que pelea en todo momento hacia delante sacando unas manos bien abiertas. Por ahí deberá colarse ‘El Niño’, que ya ha peleado muchas veces contra contrincantes que sólo saben dar pasos hacia delante. Tocará boxear hacia atrás, hacer mucha pierna, pegar, irse y volverse a colocar.

Serán fundamentales los primeros asaltos, tener cuidado de no recibir un mal golpe en frío y conseguir coger la distancia. Sin embargo, tampoco podrá darse demasiado tiempo el cántabro porque no se puede permitir desperdiciar asaltos. Es consciente de que va a boxear en territorio hostil y que para ganar en las cartulinas lo tendrá que hacer muy claro. Y eso hay que trabajarlo desde el principio.

La velada arrancará a medianoche hora peninsular pero la televisión (Eurosport en España) no conectará hasta las dos. El primer combate televisado será Edu Ramírez contra Miguel Marriaga, después el que cruzará a diez asaltos a Sergiy Derevyanchenko y Carlos Adames y luego llegará el turno del cántabro, que llegará justamente antes del gran combate de la noche, que será el que mida a Gervonta Davis con Isaac Cruz. Será una madrugada histórica para el deporte cántabro y nadie debería perderse algo así. Dormir será de cobardes esta próxima noche.

«No siento nada de presión»

Es el combate de su vida, pero eso no quiere decir que vaya a subir al ring con la mochila. «Yo no siento nada de presión», avisó Sergio García en la multitudinaria comparecencia de prensa en la que estuvieron presentes todos los protagonistas del ‘showtime’ de la noche. «No desvelaré mi estrategia, sino que lo demostraré dentro del ring y verán que lo que digo no son sólo palabras», avisó el cántabro, que aseguró sentirse «listo para cualquier desafío». «Mi trabajo es demostrarle al mundo de lo que soy capaz y evitar esos KO a los que Fundora está tan acostumbrado. Él llega hambriento de gloria, con ambición y motivación, pero yo también», apuntó. Prevé ‘El Niño’ que el combate «será espectacular» y recordó lo que ya dijo dos días atrás, que no se pondrá «a correr por el ring». «Yo le respeto y respeto a todo aquel que esté delante en el ring. Pondré mi orgullo y mi capacidad a prueba», apuntó. El cuatro veces campeón de Europa afirmó que le encanta «este desafío». «Sólo espero dar un gran espectáculo y disfrutar en cada momento», subrayó. Confía en que todo termine «con un final feliz» y mostró su deseo de «saborear cada segundo». Le preguntaron por el boxeo español y reconoció que «está ciertamente en alza», pero él recordó dónde están sus intereses: «Yo peleo por mi familia, para enorgullecerlos a ellos y a mi esquina». Recordó que son la gente más importante para él y a ellos dedicará lo que suceda sobre la lona del Staples Center.

«Si puedo acabar rápido, lo haré»

«Mi estilo depende de cómo se presente la pelea», afirmó Fundora durante la comparecencia de prensa final. «Si él me da la oportunidad de desplegar mi habilidad, lo haré, pero si puedo acabar rápidamente con él, lo haré porque lo hago siempre», avisó. Considera el púgil norteamericano que si Sergio García apuesta por «pelear cerca» o le intenta mover por el ring, el combate será similar a otros que tuvo últimamente y que, de hecho, terminaron en KO. Si, por el contario, apuesta el cántabro «por una batalla táctica», ya advierte de que también estará «listo» para ello. «Yo haré lo que he practicado en los entrenamientos. No me preocupa lo que llegue a hacer García. No me preocupa su estilo porque se verá la mejor versión de Sebastián Fundora», afirmó ‘La torre infernal’. Insistió Fundora en que su gran objetivo es «ganar los cinturones». El ‘partido a partido’ no va con él porque ya miró más allá y dijo que quería medirse a quien gane la revancha entre Charlo y Castaño. «Los quiero en el ring. Esos son los rivales a vencer y me quiero poner a prueba con ellos», apuntó. Considera que está «madurando y mejorando con la edad» y que está «aprendiendo cosas nuevas en cada pelea». En su esquina tiene a su padre. «Nos respetamos mutuamente y trabajamos como equipo. Si él quiere que yo mantenga a este tipo lejos de mí, lo haré, pero si quiere que lo atropelle, también», avisó. «La mía será la mejor pelea de la noche», avisó el rival de ‘El Niño’.

‘El Niño’, a por su sueño americano
Comentarios