28.09.2022 |
El tiempo
972x90_cuenta_online_si_te_da.gif

CUEVA DE ALTAMIRA

Altamira pasa por un escáner minucioso

Se realizará un levantamiento fotogramétrico de las paredes y techo de toda la cueva, desde la entrada hasta la Galería Final

Un grupo de investigadores trabajan en el Interior de la cueva./ agencias
Un grupo de investigadores trabajan en el Interior de la cueva./ agencias
Altamira pasa por un escáner minucioso

El Ministerio de Cultura y Deporte, a través de la Dirección General de Patrimonio Cultural y Bellas Artes; la asociación World Monuments Fund Spain y la Stuart Weitzman’s Foundation for the Preservation of the Caves of Cantabria, han firmado un convenio que permitirá al Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira la elaboración de una nueva documentación digital de alta resolución de la cueva.

El Museo de Altamira, cuya misión principal es generar conocimiento científico sobre la cueva de Altamira, lleva décadas profundizando en la documentación de sus representaciones artísticas. Con la firma de este convenio se facilitará esta labor, implementando tecnologías que proporcionarán mayor grado de precisión.

Así, el objetivo principal de esta colaboración institucional es dotar al Museo de Altamira de herramientas tecnológicas de última generación que permitan ampliar la documentación científica de la cueva de Altamira, favoreciendo la conservación, conocimiento y difusión de sus representaciones artísticas, y aumentando la capacidad gestora de la institución para la toma de decisiones. Para ello, se realizará un levantamiento fotogramétrico de las paredes y techo de toda la cueva, desde la entrada hasta la Galería Final, con una resolución de 200-250 micras para las zonas generales y de 50 micras para los paneles con arte rupestre. En la Sala de Polícromos, la parte más conocida de la cueva de Altamira, donde se encuentran sus icónicos bisontes, se elaborará una nueva ortoimagen mediante el uso combinado de láser escáner y fotogrametría. Gracias a esta tecnología, se generarán al menos 25.000 fotografías para toda la superficie del Gran Techo, unas 160 fotografías por metro cuadrado.

El conocimiento de los pigmentos empleados, del proceso técnico y sus diferentes etapas se verá incrementado a través de técnicas de análisis multiespectral y aplicación de algoritmos, según detalla el Ministerio de Cultura y Deporte en un comunicado. El proyecto también permitirá ampliar la documentación de las proximidades de la cueva de Altamira. En su entorno más inmediato, y dentro del recinto del Museo de Altamira, se desarrollará una campaña de prospección geofísica para descubrir la morfología de la cueva antes de que se produjeran antiguos colapsos. En sus alrededores, se revisará topográficamente, y se digitalizarán en 3D, otras cuevas cercanas a la de Altamira como La Castañera, para conocer con precisión la relación entre ellas y determinar si estas cuevas conectan entre sí.

DOCUMENTAR PARA CONSERVAR. La firma de este convenio que publica hoy el Boletín Oficial del Estado (BOE) supondrá un impulso de vital importancia para la conservación de la cueva de Altamira. Y es que, con una documentación actualizada y de vanguardia tecnológica, se podrá reducir al mínimo el tiempo de permanencia que el personal técnico del Museo de Altamira dedica a la investigación en el interior de la cueva.

Por otro lado, la comparación de la nueva ortoimagen con la realizada en 2013, proporcionará un marco para medir objetivamente los cambios que se hayan podido producir en la conservación de las pinturas. Además, estas nuevas tecnologías permitirán localizar, cuantificar y documentar las alteraciones físicas y microbiológicas. De esta manera, los resultados permitirán evaluar con mayor precisión el estado de conservación de las pinturas y mejorar el seguimiento de su control de estado, asegurando así la futura protección del arte rupestre de la cueva de Altamira. El Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira supervisará el desarrollo de los trabajos así como de los resultados. Para ello, establecerá un modelo de trabajo basado en el Plan de Conservación Preventiva de la Cueva de Altamira, respetando los tiempos de estancia y capacidad de carga, y utilizando técnicas no destructivas ni invasivas.

Altamira pasa por un escáner minucioso
Comentarios