05.12.2020 |
El tiempo
sábado. 05.12.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

SAN VICENTE DE LA BARQUERA

Un nuevo ataque de lobos deja 18 ovejas muertas en Gandarilla

El ataque producido por cuatro cánidos salvajes dejó, además, otras 17 ovejas heridas

Varias de las ovejas muertas por los lobos apiladas en un camión. / Saja
Varias de las ovejas muertas por los lobos apiladas en un camión. / Saja
Un nuevo ataque de lobos deja 18 ovejas muertas en Gandarilla

Un ataque de lobos producido en la noche del martes al miércoles ocasionó la muerte de 18 ovejas, en una finca situada a 400 metros de Gandarilla, pueblo perteneciente al municipio de San Vicente de la Barquera, con un centenar de habitantes y situado a 120 metros de altitud. Además, otras 17resultaron heridas. El rebaño, compuesto por 82 animales ovinos, es propiedad de la empresa ‘Camping El Sosal’, que dispone de un camping en la villa barquereña.

Las bajas y los daños fueron testificadas por el Agente del Medio Natural de la zona. Se cree que fue obra de cuatro cánidos salvajes, a juzgar por las huellas que dejaron.

Enrique Corsini, gerente de la ‘Camping El Sosal’, al confirmar las bajas, se lamentó de que las que quedaron dañadas puedan llegar a abortar por estar todas preñadas. Una parte importante de las atacadas tendrán que ser sacrificadas por el veterinario.

Este no es el único suceso de este tipo que se produce en la zona, puesto que esta primavera mataron otras 14 ovejas a la misma propiedad y hace cuatro días, otras cuatro a otro vecino del pueblo.

El pasado domingo, miembros de la cuadrilla de Javier Álvarez, de Cabezón de la Sal, mientras realizaban una cacería de jabalí en el monte cabuérnigo de La Mahilla, avistaron tres lobos y mataron uno.

ATAQUES. Los ataques vienen menudeando, en los últimos tiempos, especialmente en las zonas bajas. Varios lobos vienen merodeando por la Sierra del Escudo, en terrenos de los municipio de Ruente, Cabezón de la Sal y Valdáliga. Uno de los últimos sucesos se produjo en Celis (Rionansa). Allí los cánidos salvajes mataron ocho ovejas y un carnero al vecino Adrián Pérez Cosío, en una finca situada entre la cueva de El Soplao y Celis. Y otro ganadero, sorprendió a plena luz del día, a tres lobos atacando a un becerro, a menos de 200 metros de El Soplao. En Valdáliga se llegó a grabar la presencia de otros tres lobos muy cerca de las casas. Se cree que son los mismos animales salvajes. También, han sido vistos en la Hoz de Santa Lucía.

Los experto consultados consideran que estos cánidos no se marchan de la Sierra del Escudo por ser donde nacieron. Por ello, algunas de las batidas que se han realizado, no consiguen abatirlos, porque no huyen. «La Guardería podrá abatir alguno a la espera, a cualquier hora del día», nos dijeron.

Otros ataques recientes causaron la muerte de tres ovejas y dejaron dos heridas de la Ganadería González Torre, propiedad de Pablo González, Noelia Torre y Gabriel González, en el barrio La Ganceda, (Roiz), en una finca situada dentro del monte valdáligo de Caviña. Los ataques son obra de cánidos que frecuentan la zona y que han sido avistados en varias ocasiones.

La Ganadería González Torre, que cría vacas, potros y ovejas, viene sufriendo daños en sus animales. En la primavera la mataron dos potros en La Florida, en un lugar próximo a la cueva de El Soplao y en septiembre del año pasado varias ovejas, al igual que a la ganadera Ana Alonso, del barrio de La Vega, en mayo, mientras que otro criador vio heridos varios potros que pastaban en libertad en el monte Escudo. Uno de los ganaderos más afectados ha sido Juan Tárano, que ha padecido en los últimos tiempos tres ataques a su rebaño de ovejas en el barrio de El Mazo.

En Cabezón de la Sal, Ruente y Valdáliga también se han registrado bajas en el ganado que sus propietarios tenían en la finca El Jaro, en terrenos pertenecientes al municipio de Cabezón de la Sal. Concretamente, mataron dos potros y dejaron otro herido, propiedad del ganadero Marcelo Gutiérrez, de Herrera de Ibio. Y con anterioridad, los cánidos salvajes, en el mismo lugar, volvieron a matar un potro e hirieron a otro, también, de Marcelo Gutiérrez. En el Alto del Turujal, en el límite entre los términos de Cabezón de la Sal y Valdáliga, han matado varias ovejas.

Un total de 21 lobos se han matado la pasada temporada de caza en los terrenos venatorios de Cantabria. Unos han sido abatidos durante la celebración de monterías de jabalí, otros en batidas extraordinarias y uno murió por atropello. Como se sabe, el Servicio de Montes autoriza a matar un cánido salvaje durante el desarrollo de cacerías de jabalí en determinados montes donde se considera su presencia excesiva. A su vez, los Agentes Auxiliares del Medio Natural, con ayuda de cazadores locales, han venido organizando batidas específicas en determinados lotes donde se producen ataques a los animales domésticos.

En lo que llevamos de campaña venatoria en la Reserva Regional de Saja se han abatido dos cánidos. Una loba en el monte lebaniego de Margaperas y otro en el lote cabuérnigo de La Mahilla.

Un nuevo ataque de lobos deja 18 ovejas muertas en Gandarilla
Comentarios