04.02.2023 |
El tiempo

ENTREVISTA

Enrique Bretones: «Mis vecinos son el 50% de mi recuperación y de mi esfuerzo»

«Doy más valor a las cosas más pequeñitas».  El regidor de Alfoz de Lloredo, Enrique Bretones, ha señalado que tras su operación, da «más valor a las cosas pequeñitas, porque en realidad te descubren lo que realmente es muy grande». «Lo peor es al principio, cuando te dan la noticia de que sufres un tumor», dice

El alcalde de Alfoz de Lloredo, Enrique Bretones, instantes previos a ser operado de su tumor cerebral. / ALERTA
El alcalde de Alfoz de Lloredo, Enrique Bretones, instantes previos a ser operado de su tumor cerebral. / ALERTA
Enrique Bretones: «Mis vecinos son el 50% de mi recuperación y de mi esfuerzo»

​El alcalde de Alfoz de Lloredo, Enrique Bretones, que en mayo se presenta a su reelección, conversa con el diario ALERTA cómo está siendo su recuperación tras padecer un cáncer cerebral, una enfermedad que le ha tenido apartado de la política.

P: Aunque parezca una pregunta simple, es igual de las más importantes. ¿Qué tal está y cómo se encuentra?

Pues la verdad es que le mentiría si no le dijera que fenomenal. Hombre, los tratamientos son largos en este tipo de dolencias, y claro que en momentos concretos te merman las fuerzas. Lo peor es al principio, cuando te dan la noticia de que sufres un tumor. Ahí sí que no te niego que te vienes un poco abajo. Te asustas y te pones hasta en lo peor. Pero luego empiezas a ver que la evolución es muy grande y todos esos miedos, que supongo que son normales, se disipan. Es más, creo sinceramente que pasar por esto te mejora la mucho la vista [ríe]. Aunque ya voy a por los 50 y la presbicia es compañera, percibes mucho mejor de cerca y te ayuda a enfocar mejor de lejos. Ves cosas que antes pasaban completamente desapercibidas, empiezas a discriminar mejor entre lo que es importante y lo que es urgente, valoras esas pequeñitas cosas que en realidad te descubren lo que realmente es muy grande… Una vez que pase todo esto, que ya falta poco gracias a Dios, lo que me da miedo es que se me olvide [ríe]. Desde luego esto es un Máster y quiero seguir el resto de mi vida teniendo a los mismos profesores: mi familia y mis vecinos.

P: ¿Ha sentido el cariño de tus vecinos?

Claro, claro. Es lo que te comentaba antes. Siempre le digo al neurocirujano que tengo ventaja, porque me doy dos quimios. La del hospital y Alfoz. Tengo claro que mis vecinos son el 50% de mi recuperación. No se puede hacer idea de lo feliz que te sientes cuando percibes a diario que la gente se preocupa por ti, que te ayuda, que se ofrece… Ya no es sólo recibir ese cariño, sino que sientes también que el esfuerzo de todo estos años ha merecido la pena. Vamos, que aunque se hayan cometido errores, que seguro que los hay, no has hecho del todo mal, y es muy importante porque si hay algo en una Alcaldía son las dudas. ¿Luchamos primero por esto, o por esto, o por esto…? Todo a la vez lógicamente es imposible. Y ahí siempre hemos tenido el mismo criterio: avanzar pasito a pasito para tener un municipio en el que se pueda vivir y eso es tanto como decir que se pueda trabajar, que nuestros niños tengan opciones suficientes de ocio, que nuestros mayores estén atendidos…

P: ¿Cómo sigue ahora la política?

De cerca y de lejos. Y le explico. Veo con preocupación lo que sucede en el ámbito internacional y nacional. No es que me dé miedo todo lo que está pasando, pero creo que estamos iniciando un camino que para nada beneficia a la gente, y no olvidemos que si los políticos no aportamos soluciones y nos centramos en generar más problemas quizá no tengamos sentido. Pero precisamente ese escenario ha hecho que refuerce lo que ya pensaba, y es que son las administraciones más próximas a los ciudadanos, como los ayuntamientos, los que deben asumir más protagonismo. E incluso marcar desde abajo la ruta a seguir por aquellos que están más arriba.

P: ¿Echa de menos el día a día de la alcaldía?

En el día a día estoy [ríe]. Y así debe de ser. Por tres razones. La primera, nadie me puso una pistola en 2019 y me obligó a presentarme a las elecciones. Los vecinos me dieron su confianza y estoy en deuda con ellos, con cumplir aquello a lo que me comprometí. Luego, también estoy en deuda con mi equipo, que hizo suyo mi compromiso y cada día me ratifica que no pude encontrar mejores compañeros de viaje. Y finalmente, porque precisamente por cómo veo lo que sucede en todas las instancias superiores y mi apuesta por reforzar a los ayuntamientos, creo que no podemos demorar ese objetivo. Fue arriesgado concurrir a las urnas como independientes, pero hoy lo veo como un acierto en el que debemos de perseverar. Se lo digo más claro: no estar pendiente de las citas de los grandes partidos y poder centrarse sólo y exclusivamente en el municipio, nos da ventaja. Ni nos distrae ni nos condiciona.

P: ¿Está en contacto con el Ayuntamiento?

Sí, sí, por supuesto. Es lo que le comentaba. Lo que no estoy es a diario en la oficina atendiendo a mis vecinos, y bastante castigo tengo con eso porque es algo que realmente me gusta, pero sí despacho a diario con mi equipo y, por supuesto, de los proyectos que sí o sí tienen que salir adelante en esta legislatura para satisfacer ese apoyo mayoritario que, como le decía, nos dieron los vecinos en 2019. Sin forzar [ríe], que luego me echan todos la bronca: mi mujer, mis madre, mis vecinos, mi equipo, el neurocirujano… Me cuidan mucho, la verdad.

P: En mayo son las elecciones, ¿se va a presentar para repetir en el cargo?

Le digo lo mismo que le digo a mis vecinos para que se sientan tranquilos. Claro que me presento. ¿Hay alguna razón para no hacerlo? No, lo que hay es mil razones para hacerlo.  Si mi equipo así me lo pide, mis vecinos también… ¿Quién soy yo para decir otra cosa? Lo que sí es importante es que Alfoz siga dando pasos al frente, y es triste admitirlo tal y como está la política, pero hoy por hoy sólo será posible si quienes se hallan al frente del Ayuntamiento sólo piensan y trabajan para eso. No podemos distraernos con guerras de partidos o de cuestiones que no son las nuestras.

P: ¿Qué balance hace de esta legislatura?

Positivo, aunque aún quedan flecos que debemos de concretar y, por supuesto, y se verá en el programa electoral que vamos a presentar a los vecinos, nos restan muchos proyectos por delante hasta conseguir esa obsesión que tengo por convertir a Alfoz en un referente de comarca, y de Cantabria, ¿por qué no? Tenemos la deuda a cero, un remanente interesante y, además, aunque ha sido una legislatura complicada, hemos logrado lo principal: avanzar en la ejecución de infraestructuras y equipamientos pero, a la vez, centrar nuestros esfuerzos en la gente. Aunque los recursos son finitos, hemos exprimido al máximo la imaginación y los números para no incrementar la presión fiscal, sino rebajarla, y a la vez multiplicar las ayudas en aquellos aspectos en los que vemos que los vecinos más lo necesitan. En algunos casos son ayudas pioneras en España, y ya le adelanto que este mes nos vamos a poner en contacto con la Federación Española de Municipios y Provincias, la FEMP, para que analicen la posibilidad de calcar esas ayudas en otros ayuntamientos de este país. Ayudas por nacimientos, agrarias (limoneros, desparasitación…), frente al COVID o de emergencia social, escolares, traslado gratuito en taxi a centros sanitarios, bonificaciones en el agua, energía o vehículos, ayudas para afrontar la subida de hipotecas en primeras residencias, adquisición de parcelas para fomentar el aumento de padrón y a la vez generar actividad económica… Hemos tomado muchas medidas y creemos que es justo compartirlas. Esto no se trata de que yo soy mejor que tú, sino de que todos seamos capaces de trabajar juntos para ser todos mejores. Que nadie tenga duda de eso. Cuanto más Alfoz seamos, más Alfoz seremos. El ejemplo de Unicaja nos lo ha demostrado. David ha batido a Goliat, pero en la medida de que seamos capaces de ser más Alfoz, como le decía, seremos más Goliat. En estos cuatro años, de hecho, mi experiencia como independiente es que a David le estamos dejando atrás.

P: ¿Le ha quedado algún proyecto pendiente en esta legislatura?

Un municipio no se acaba nunca. Pero si tengo que priorizar, le citaría el paso a nivel de San Pedro, que ya debería estar en obras y espero que sea inminente; el centro de día para mayores, la cuarta fase de la finca de Tinón, paseos peatonales, el asfaltado de pueblos, el centro de coworking, el parque infantil gigante en Cóbreces… y, ya a medio plazo, por la repercusión que va a tener, el desarrollo del plan de excelencia turística, o el parque minero que transformará no sólo el municipio sino toda la comarca… También es irrenunciable la residencia o, en su defecto, viviendas tuteladas… No hay sueños imposibles, sino realidades por transformar. Y tampoco hay secretos para conseguirlo: si todos remamos en la misma dirección, el barco no tiene más remedio que ir hacia adelante. Y si es más grande, mejor que mejor.

P: ¿Qué supone para usted el certamen de Los Limones Solidarios?

Pues un poco todo eso que te he comentado. La iniciativa encaja a la perfección con esa voluntad de sumar para crecer, y si acaso tiene un plus, y es que además de crecer como marca de municipio, lo hacemos también en ese sector en el que desgraciadamente tiene más dificultades para hacerlo por sí mismo. Tenga en cuenta que no sólo se contratan parados de difícil inserción laboral sino que se pagan recibos de luz a familias que lo pasan mal… Incluso ahora queremos comprar sillas de ruedas para cederlas a gente con problemas de movilidad, entre otras ideas en las que ya estamos trabajando. Además, la promoción del limón es impagable, y de hecho ya han surgido empresas para exprimir al limón del que sólo nosotros tenemos la suerte de disfrutar en el mercado, igual que la del municipio. Se han abierto ventanas imposibles en medios nacionales. Hasta hemos salido en el ‘Hola’. La verdad es que sólo tengo palabras de agradecimiento. A todos los que lo hacen posible, algo que acredita eso que te decía de que el futuro pasa por ser más Alfoz olvidándonos un poco de todo lo demás, pero también a todos nuestros embajadores que luego exportan desinteresadamente, pero con pasión encomiable nuestra marca a todo el mundo. No sólo mis vecinos son los mejores, porque hay que ver cómo se implican, sino que también tenemos a los mejores aliados posibles: Juan Ramón Lucas, Sandra Ibarra, Poty, Sandra Golpe, Tino Cueto, Ana Ibáñez, Roberto Brasero, Eva Hache, Alfono Ussía,  Ruth Beitia… O Luis Moya, entre otros muchos.  ¿Quieres una exclusiva? Está gestionando el próximo embajador. No hace falta que le concrete más [ríe].

Enrique Bretones: «Mis vecinos son el 50% de mi recuperación y de mi esfuerzo»
Comentarios