24.09.2020 |
El tiempo
jueves. 24.09.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

MANOLO SAIZ: «Si se corre el Tour de Francia lo ganará un corredor diferente»

Manolo Saiz, en las dunas de Maspalomas.
Manolo Saiz, en las dunas de Maspalomas.
MANOLO SAIZ: «Si se corre el Tour de Francia lo ganará un corredor diferente»

Admirado y odiado a partes iguales. Sigue confiando en sacar a la palestra un nuevo equipo profesional, a pesar de los vaticinios de la crisis económica que nos espera. Estuvo al frente de un imperio ciclista, el de la ONCE, eran años de esplendor que le catapultaron a la fama, nada menos que 484 triunfos con cinco Vueltas a España en su palmarés, amén de innumerables victorias en pruebas de gran prestigio. Llegó a alcanzar una relevancia deportiva y social enorme dentro del mundo del ciclismo. Aquel joven de tan solo 30 años de edad, comenzó a revolucionar este deporte de tal manera, que no era bien visto por el resto de directores deportivos, con muchos callos en las manos y miles de batallas libradas. Y... de repente, el mundo se le vino encima. Este mes de mayo precisamente, se cumplen 14 años desde su detención, desde ese momento en el que el ciclismo, que hasta entonces le había dado todo, se lo quitó de un plumazo. La ‘Operación Puerto’ le convirtió de héroe en villano, de valiente en cobarde, y se vio envuelto en un mar de dudas y vacilaciones. Años de zozobra, de angustia, de abogados, de juzgados, que al final tuvieron final feliz porque la Justicia española le declaró absuelto.

Sin tiempo que perder,  no se le cayeron los anillos para empezar una nueva aventura partiendo de cero y se hizo cargo de un equipo con jóvenes corredores, como el Aldro, una compañía de electricidad y gas en la que puso todas sus energías hasta que la dirección de la empresa cesó en su patrocinio, apostando por otros deportes. Desde entonces ha seguido trabajando ‘en silencio’.

PREGUNTA: Toda esta historia de tu paso por el ciclismo ¿no merece ser plasmada en un libro?

RESPUESTA: La verdad es que mucha gente me lo propone, pero aún no ha terminado mi historia, seguiré luchando por ampliarla y luego... ya veremos.

P: Con tan solo 30 años pasas a ser el director deportivo del equipo ONCE, donde, en ese momento, había ciclistas incluso de más edad ¿cómo lo llevaban?

R: Bien. Ya nos conocíamos, ellos confiaban en mí y en todo momento me mostraron respeto.

P: No tardó en llegar el primer gran triunfo. Tercera temporada al frente del equipo y Melchor Mauri ganaba la primera Vuelta a España.

R: Sí, imposible olvidarlo. Teníamos un grandísimo equipo y Melchor estuvo extraordinario toda la carrera, apoyado por unos compañeros no menos extraordinarios. Empezó conmigo cuando tenía 16 años y hemos vivido muchas batallas juntos, buenas y malas.

P: Cuatro años más tarde, se ganan tres Vueltas a España  de forma consecutiva, dos por parte de Alex Zülle y una de Laurent Jalabert. ¿El equipo ONCE arrollaba?

R: Aquel grupo lo que hacía era recoger el fruto de muchos años de trabajo y de sacrificios. Teníamos el equipo con los mejores jóvenes del mundo y podíamos haber marcado otra década a la cabeza del ciclismo mundial.

P: Para que Zülle y Jalabert ganasen había unas ‘joyas de la corona’ que tiraban del carro todos los días como posesos ¿quiénes eran?

R: Efectivamente. Todos eran importantes, pero como más significativos, podemos citar a Herminio Díaz Zabala, Leanizbarrutia y Neil Stephens, pero no quiero olvidarme de los demás. Aportaron mucho trabajo y mucha experiencia en esos triunfos, por supuesto.

P: Se acabó el ciclo del ONCE y comenzó otro con Liberty, con también muy buenos ciclistas en el equipo ¿cómo lo viviste?

R: El primer año arrancamos tarde, pero ya en el segundo  tuvimos que recomponer el equipo y empezaron a salir las cosas bien. Le dije a Pablo Antón que quería apostar por corredores jóvenes y así llegaron Alberto Contador, Luis León Sánchez, y ello unido a muy buenos ciclistas como Serrano, Vicioso, Scarponi, Rojas, etcétera, nos consolidó como una escuadra muy potente y temida.

P: 14 años de sufrimiento ya. ¿Te dejaron solo y vendido?

R: Solo no, porque tenía a mi familia, que es lo más importante. Mucha gente se aprovechó de aquello, pero no quiero guardar rencor a nadie, quiero mirar al futuro, porque estoy seguro que algo bueno me tiene que llegar. Pero sí, mucha gente me hizo daño.

P: ¿Quiénes te hicieron daño. El Gobierno de España de entonces, los organizadores, los equipos por los que tanto luchaste?

R: Todos. Unos porque perseguían una medalla, otros porque perseguían poder económico, otros porque perseguían corredores, etcétera. Cada uno de ellos sabrá porqué lo hizo y lo que tiene que decir. Yo tengo la conciencia tranquila, ellos no, los tribunales me han dado la razón, y ellos por tanto son los que tienen que dar explicaciones.

P: Habías sido presidente de la Asociación de Grupos Deportivos, tuviste un poder relevante, y trabajaste mucho por el ciclismo ¿no?

R: Sí, desde el año 1998. Claro que trabajé y mucho. Se hicieron muchas cosas buenas para el ciclismo, y la prueba de ello es que hoy en día siguen vigentes, de lo cual me siento orgulloso.

P: Estuviste a punto de volver al ciclismo profesional de la mano del Katusha ¿quién lo impidió?

R: Me imagino que fue la UCI, pero en aquellos momentos no había sentencia judicial todavía, tenía las manos atadas y no me quedó más remedio que quedarme como estaba.

P: ¿Tus ciclistas tuvieron ayudas biológicas?

R: Son ellos los que deberían contestar.

P: ¿Tuviste conocimiento de que algún corredor tuyo se sometiese a transfusiones de sangre?

R:  Lo he dicho siempre y lo seguiré manteniendo toda mi vida. Mis equipos han sido los más limpios del ciclismo. Con eso me quedo.

P: ¿Todo lo que era normal en aquella época, es punible hoy?

R: No tengo ni idea. Hay ayudas biológicas permitidas y hay que tener en cuenta el gran número de controles que se hacen hoy en día. Yo no puedo entrar en casa de nadie para saber si toma o no toma cierto tipo de ayudas. Otra cosa es evaluar si es ético o no. Son cosas completamente distintas.

P: Estalla el ‘caso Festina’ en pleno Tour de Francia. Manolo Saiz propone a los demás equipos irse para casa. Unos le hacen caso, otros no, ¿hubiera cambiado el ciclismo si hubieran abandonado todos?

R: Claro que sí. Algunos equipos hicieron caso a las recomendaciones del Tour, pese a que sopesaron irse a casa. Tenían intereses con la carrera. Sin lugar a dudas, si todos nos hubiésemos ido para casa, la historia del ciclismo hoy sería diferente. Estoy seguro.

P: El salbutamol ¿se castiga dependiendo de quién sea el que lo consume?

R: Yo lo utilizo por ejemplo por cuestiones de salud. Tengo claro lo que me ayuda en mi vida normal.  Habría que preguntarse porque tantos deportistas tienen alergías en el deporte, nosotros estábamos haciendo estudios. Tienen que ser los científicos los que se pronuncien sobre su uso. Si a mi me ayuda una barbaridad en mi vida cotidiana, entiendo que a los deportistas les pase lo mismo.

P: ¿El World Tour puede estallar como consecuencia de los presupuestos desorbitados que tienen los equipos?

R: Creo que sí. Se ha falseado la idea inicial no solo por las cantidades astronómicas que se mueven, sino también por la cantidad de carreras. Veremos como acaba esto, puede ser que como consecuencia de la Covid-19, los equipos tengan que salir con presupuestos más propios del año 2000.

P: Que ASO maneje dos grandes como Tour y Vuelta ¿es bueno o malo para el ciclismo?

R: Para mí es malo. Tiene que haber una diversidad, el Giro se queda solo, por ejemplo, y eso es malo. Los monopolios nunca fueron buenos en cualquier aspectos de la sociedad.

P: Regresas al ciclismo con Aldro empezando de cero otra vez. ¿Qué diferencias has encontrado entre los jóvenes actuales y aquellos que tuviste a tus órdenes hace dos décadas?

R: En primer lugar me gustaría mostrar mi agradecimiento a Aldro y respondiendo a tu pregunta, la diferencia es lo que vemos hoy en día en la sociedad, en la calle; la que ven los profesores en las escuelas, etcétera. Falta motivación, piensan que les quedan cinco años para pasar a profesionales y están equivocados. Con trabajo y ambición puede ser que sea al año siguiente. El sacrificio y el trabajo no lo puedes ir alargando.

P: Una Ley de Mecenazgo ¿puede salvar el deporte?

R: Claro. Vamos a ver qué pasa tras esta situación, y no solo con el deporte profesional. Me pregunto que va a pasar con todas las Escuelas Municipales de los Ayuntamientos, que tienen  que recurrir a las PYMES para que haya deporte en categorías menores. La Ley de Mecenazgo no se puede retrasar más, tiene que haberla sin duda ninguna para que nuestros deportistas se formen desde la base.

P: ¿Cómo crees que va a ser el ciclismo esta temporada?

R: Tengo muchas dudas sobre si arrancará o no. En primer lugar, los deportistas proceden de los cinco continentes y no sabemos como ha evolucionado la pandemia en otros países. Luego hay otro problema con los hoteles, en tanto no haya viajes, puede ser que no tengan posibilidades de abrir. Lo que si veo es que si hay Tour el ganador va a ser diferente, porque no tiene nada que ver el mes de julio con el de septiembre, cambios de temperatura, de sistemas astrales, etcétera; y lo mismo ocurrirá con la Vuelta y el Giro.

P: ¿Cómo ves el tener que correr la Vuelta en noviembre?

R: Nos asemejaremos a aquellos años que arrancaba en primavera  con frío y lluvia. Y tenemos que esperar porque se habla de un posible rebrote de la COVID-19. Hay muchas incertidumbre aún.

P: Una tarde de un día cualquiera  me dijiste ‘algún día hablaré’. ¿Lo has dicho todo? 

R: Suelo perdonar con mucha facilidad. Ya no tengo necesidad, lo dejo para mis nietos.

P: ¿Cuantos años de vida le ha quitado la ‘Operación Puerto’?

R: Me ha quitado toda la vida. Estos 14 años podían haber sido los mejores de mi vida. Me ha sumido en mi propia soledad, era un valiente y me ha convertido en un cobarde;  y mil cosas más, por ejemplo, mis hijos quizás podían haber tomado otros destinos.

P: ¿Te arrepientes de algo?

R: Claro. Desde el año 1998 al tener que viajar mucho para representar a todos los equipos del mundo, no dediqué el cien por cien a mi familia y a mi equipo. De eso sí me arrepiento.

P: ¿Ves en el ciclismo español relevo a Purito, Contador y Valverde, éste ya con cuarenta años?

R: Sinceramente, no. Al menos en los que hoy tienen hasta 26 años, los he visto correr mucho y no veo relevo. En juveniles hay algunos corredores que vienen bien, pero me asusta que quieran ir demasiado deprisa. Quieren ser como Evenepoel o Pogacar y se les olvida que tienen que ir dando pasos en la formación, y que Pogacar ya ganó un Tour del Porvenir.

P: ¿Sigues confiando en que aparezca un sponsor para sacar un equipo profesional?

R: Claro que sí. Tengo esperanzas en que aparezca una empresa que le guste el ciclismo, que sepa apreciar que no todo lo que se dice es negro. Lo único que puedo prometer es trabajo y fidelidad. Voy a seguir luchando, por supuesto.

P: ¿Cuál es el mejor ciclista que vieron tus ojos en los equipos que has dirigido?

R: Por trabajo y porque fueron vitales en nuestros triunfos, te diría que Herminio Díaz Zabala, Leanizbarrutia y Stephens, pero si tiramos de palmarés hay muchos, como por ejemplo, Jalabert, Zülle, Marino Lejarreta, Sastre, Vinokurov, el mismo Melchor Mauri, etcétera. Todos han sido grandísimos ciclistas.

MANOLO SAIZ: «Si se corre el Tour de Francia lo ganará un corredor diferente»
Comentarios