19.09.2020 |
El tiempo
sábado. 19.09.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

ÁNGEL MADRAZO

«Me imagino que estoy en pretemporada, como si fuese octubre o noviembre»

Al corredor santanderino le cambió la vida un 28 de agosto de 2019 cuando venció heroicamente en Javalambre, pero ahora mismo «solo estoy preocupado por la salud de tanta gente, que es lo más importante», aunque por lógica también piensa en su profesión y en el futuro del ciclismo; y confía en que se pueda disputar la Vuelta a España
El ciclista Ángel Madrazo. / @angel_madrazo88
El ciclista Ángel Madrazo. / @angel_madrazo88
«Me imagino que estoy en pretemporada, como si fuese octubre o noviembre»

Aparenta fragilidad, nada más lejos de la realidad, luchador infatigable en cada carrera que disputa, extrovertido al máximo, no le tiene miedo al futuro y le llaman el ‘rey de las fugas’. Por derecho propio se ha convertido en el ejemplo de todos los jóvenes ciclistas que defienden los colores de su equipo actual, el Burgos BH.

Le ha cambiado mucho la vida, desde que un 28 de agosto de 2019 ganase una etapa de la Vuelta Ciclista a España, tanto que tuvo muy buenas ofertas para fichar por otros equipos, pero su filosofía de la vida le dijo que era preferible sentirse querido y estar a gusto en el equipo burgalés. ‘Maneras de vivir’, que diría la canción.

Así piensa Ángel Madrazo (Santander, 30 de julio de 1998) que ha iniciado su decimotercera campaña como profesional. Debutó en la misma con el equipo Scott-American Beet, de la mano de Josean Fernández Matxin, más tarde fichó con el Caisse d’Epargne de Eusebio Unzué donde estuvo cinco temporadas, pasó por Caja Rural tres años, emigró a Francia para correr dos campañas en el Delko Marseille Provence y recalar en el Burgos BH, donde ha comenzado su segundo año.

PREGUNTA: ¿Cómo estas viviendo estos momentos duros para la salud de las personas y por ende para el ciclismo con el parón de todo el deporte?

RESPUESTA: Con preocupación lógicamente, por lo que está pasando, y en cuanto al ciclismo se refiere, me imagino que estoy en pretemporada, como si fuese octubre o noviembre, haciendo rodillo en casa, ‘scoore’, gastando energías que no puedes quemar, porque no tiene nada que ver con entrenar en carretera, y esperando a ver si esto se va aplacando y volvemos a la rutina diaria.

P: ¿Sigues sin tener miedo al futuro?

R: Sí, esto me está poniendo a prueba, es mi trabajo diario, lo que mejor se me da, evidentemente, no tengo ni idea de lo que va a suceder dentro de dos años, pero más que por mi estoy preocupado por la salud de tanta gente, esto es lo más importante.

P: ¿Cómo te encontrabas antes del obligado parón?

R: Superbien. Venía de hacerme unos test, estaba fuerte pensando en la Volta a Cataluña, donde quería hacer un buen papel, incluso disputando alguna etapa, así que ha sido una pena. Veremos luego cuando esto vuelva como estoy de forma. Es una incógnita.

P: Qué estabas en forma lo demostraste en tu debú, en el Tour de Arabia, donde en la última etapa fuiste líder virtual, vamos que repartiendo estopa como siempre…

R: Sí, pero fue una pena que en la primera etapa perdiera unos segundos preciosos por culpa de los abanicos. Pude meterme perfectamente entre los cinco primeros, pero el último día me la jugué y me metí en una escapada buscando las bonificaciones llegando a estar de líder virtual. Nos pillaron cerca de meta, pero me gustaron mucho tanto la carrera como mis sensaciones.

P: ¿Te ha cambiado la vida mucho desde tu triunfo en la Vuelta a España?

R: Muchísimo. Ahora soy muy conocido, mucha gente ahora mismo hace rodillo viendo aquella etapa donde tanto sufrí y así se motivan. Recibo muchos mensajes por las redes sociales, me solicitan hacerme fotos con cantidad de aficionados, la verdad es que me emociona.

P: Tuviste varias ofertas que iba a mejorar tu economía y sin embargo te quedas en el Burgos BH ¿por qué?

R: En la vida no todo es el dinero. Es cierto que tengo una familia, dos niños pequeños, pero lo consulté con mi esposa, valoramos mi cercanía con Burgos, con el staff técnico, además con Julio Izquierdo me une una gran amistad, lo mismo que con David Cantera. Me siento muy querido y valorado y no lo dudé. Es mi segunda familia y soy feliz donde estoy, esperando estar muchos años más. No me olvido que además apostaron fuerte por mi.

P: Has dicho en más de una ocasión que de todos los equipos donde has corrido, es donde mejor te sientes, ¿cierto?

R: Sin duda. Pero no quiero decir con esto  que en los anteriores no lo haya sido, que nadie piense mal. Aquí estoy muy feliz, ayudo y me preocupo mucho por los jóvenes, a veces están abatidos porque les ha salido mal la carrera, les pongo música, les animo y les emplazo al día siguiente para que partan de cero. Así me siento contento, animando mucho y haciéndoles olvidar el mal día que tuvieron. Disfruto mucho ayudando.

P: Miremos al pasado. Ganar aquella etapa del Circuito te abrió las puertas del profesionalismo...

R: Sin duda. En mi primer año de amateur lo hice bien y mucho mejor en el segundo. El Circuito era la mejor carrera de España, y Josean Fernández Matxin me llevó al Scott-American Beet. Debuté en la Vuelta a Burgos y luego corrí varias clásicas en Italia y me vino muy bien. Le estoy muy agradecido, la pena es que no tuvo continuidad por los casos de dopaje que hubo.

P: Y te fichó el Caisse D’Epargne de Eusebio Unzue, pero... ¿en cinco temporadas no pudiste ganar?

R: Cierto, pero tuve ocasión de hacer buenos puestos en carreras importantes. Era muy complicado ganar, hay que tener en cuenta que en el equipo estaban Alejandro Valverde, Purito Rodríguez, Nairo Quintana, Rigoberto Urán y muchos más ciclistas de primer nivel. Hice mi trabajo a plena satisfacción, por ejemplo en la Vuelta que ganó Nairo. Cuando el ganador de una carrera tan importante te da las gracias por tu trabajo te sientes muy valorado.

P: Luego tres temporadas en el Caja Rural, y llegan los triunfos, el primero en Ordizia.

R: Uff, menuda liberación. Lo venía persiguiendo hacía tiempo. Me dije que al menos ya le podía decir a mis hijos que gané en profesionales. Aquel día no lo voy a olvidar nunca jamás. Luego gané en la Estrella de Besseges al año siguiente, pero ganar al sprint en Villafranca, a un superclase como Ion Izaguirre, colmó todas mis expectativas.

P: Y... rumbo a Francia. Dos temporadas en el Delko Marseille, que al menos te sirvieron para conocer el ciclismo fuera de España y sobre todo el ciclismo francés ¿no?

R: Efectivamente. Sobre todo las carreras de la Copa de Francia, donde hay que ser muy listo desde la salida hasta el final. La verdad es que me gustan mucho, puede ser que al kilómetro 10 ya esté decidida la prueba o que al kilómetro 80 comiencen a tirar los equipos pequeños para echar abajo la fuga y se corre con un ritmo infernal.

P: Regresar a España, al Burgos BH, y ‘besar el santo’.

R: Sí, la victoria en la Vuelta ha sido una liberación para el equipo, sobre todo económicamente. Por supuesto, para mi también, y para todos mis compañeros. Una pena que ahora mismo no podamos mostrarnos como el equipo que somos.

P: El triunfo de los modestos tuvo lugar en Javalambre, sin duda.

R: Sí, nos metimos en la fuga mi compañero Jetse Bol y yo junto a José Herrada. Yo no tenía las piernas al cien por cien, porque venía de estar en tres fugas más al quinto día de carrera. Sufrí muchísimo, me quedaba, enlazaba, y la verdad es que cualquiera de los tres se merecía el triunfo. Pero fue  algo indescriptible para un ciclista como yo, fue una pasada.

P: ¿Tienes esperanzas de que vuelva el ciclismo este verano?

R: Sería muy bueno, pero no para el ciclismo, sino para toda la sociedad en general. El hecho de que podamos volvernos a juntar para ver fútbol, cine, teatro, celebrar cumpleaños, etcétera, nos ayudaría a olvidar lo que está pasando. Porque no se puede vivir con temor y con miedo. Espero que pronto regrese la normalidad.

P: ¿Si se disputa la Vuelta a España, tu equipo está pendiente de una invitación?

R: Sí, pero no dudo que estaremos. Porque los ocho corredores que vayan, van a dar el cien por cien cada día, eso que no lo dude nadie. Daremos batalla e intentaremos otro triunfo.

P: Catorce días como líder de la Montaña en la Vuelta tiene una repercusión muy grande, ¿no?

R: Claro que sí. La Vuelta es una carrera que ven millones de personas de todo el mundo, sin embargo, lo que más me dolió es perder el maillot en Asturias, justo antes de llegar a Burgos. Eso me afectó muchísimo, pero sin duda alguna, lo que me hizo ganar la etapa de Javalambre fue pelear por los puntos de la Montaña. O sea, que me olvidé pronto de la rabia por perder el maillot de los puntos.

P: Puestos a soñar, ¿has soñado con ganar en Suances?

R: Sería la ‘leche’. He corrido cuatro Vueltas y en una de ellas cuando llegábamos a la tierruca, tuve una indigestión y me vi obligado a abandonar. Siempre estuve en la fuga en las demás, y por supuesto que lo voy a intentar, en el caso de que se pueda correr.

P: Muchos equipos profesionales ya han presentado un ERTE, entre ellos el Burgos BH ya lo ha hecho.

R: Sí, se presenta una situación complicada que nunca antes se ha vivido en todo el mundo. Si esto dura dos meses o tres tan solo se puede salvar la crisis, pero si se alarga mucho más, entonces se avecina un año 2021 muy difícil. Lógicamente, las empresas afectadas quizás no puedan invertir en ciclismo o en otros deportes y todo ello repercutirá en los deportistas.

P:  ¿Los objetivos primordiales del Burgos BH estos dos: Vuelta a Burgos y Vuelta a España?

R: Por supuesto. En la de casa siempre me he dejado ver, aunque haya una etapa que la tengo atravesada, la del Picón Blanco. Entrenando se me da bien, pero luego me falla. Y por supuesto la Vuelta es fundamental, hay que llegar en plenitud, te juegas ser o no ser.

P: ¿Cuál es el mejor ciclista que vieron tus ojos?

R: Sin duda, Alejandro Valverde, pero mis preferencias siempre fueron por Aleksandr Vinokurov y Thomas de Gendt.

P: Por lo que veo ¿queda cuerda para rato?

R: Sin duda. Ahora mismo tengo la mentalidad de un joven con 25 años. Me da igual que llueva, que haga frío, que yo salgo a entrenar siempre, excepto ahora claro está. Quiero darlo todo en carrera y regresar a casa satisfecho con mi labor.

P: Villafranca de Ordizia.

R: Enamorado.

P: Estrella de Bessegues.

R: Entre el cielo y la tierra

P: Javalambre.

R: Un sueño hecho realidad.

P: Cazoña.

R: Mi infancia.

P: Julio Izquierdo.

R: Mi amigo.

P: Lucas y Joel.

R: Los motores de mi vida.

«Me imagino que estoy en pretemporada, como si fuese octubre o noviembre»
Comentarios