23.09.2021 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

El asesino de Salamanca disparó al hombre por la espalda y siguió tiroteándole hasta en el suelo

Vista del parque Garrido, donde sucedieron los hechos.
Vista del parque Garrido, donde sucedieron los hechos.
El asesino de Salamanca disparó al hombre por la espalda y siguió tiroteándole hasta en el suelo

El detenido por el tiroteo en el Parque de Garrido de Salamanca, al que en su entorno describen como "una persona con carácter violento", presuntamente llevaba previamente al tiroteo el arma de fuego con la que luego dispararía a un hombre y a una mujer, a los que siguió por la calle tras una discusión "banal" en una terraza porque ella no quiso que le invitase a una copa.

Así lo recogen las primeras investigaciones, que han detallado en rueda de prensa la subdelegada del Gobierno en Salamanca, Encarnación Pérez, y el jefe de la Comisaría Provincial de la Policía Nacional, Luis Jesús Esteban.

Según han explicado, en la madrugada del viernes al sábado, el presunto autor de los hechos se acercó a la mesa del bar en el que estaban el hombre, José María, que luego fallecería después de dispararle por la espalda y cuando ya estaba tendido en el suelo, y la mujer, Belén, herida gravemente por los tiros que recibió a continuación también en ese momento, junto a una amiga, a quienes antes de lo ocurrido no conocía, tal y como recogen inicialmente las pesquisas del caso.

En ese momento previo, él trató de "establecer conversación" con las dos mujeres, "especialmente" con Belén, pero ellas "rechazaron el encuentro".

A pesar de ello, según las investigaciones después de información recogida por agentes a los testigos, el detenido pidió consumiciones para ellas.

A continuación, tras una "disputa verbal", que según el comisario, "no fue especialmente violenta" y podría parecer "poco significativa", ellas "se levantaron" y se marcharon acompañadas por su amigo, con el que estaban.

Tras dejar a la amiga, José María, que decidió acompañar también a Belén, siguió el camino, pero se encontró con que, antes de llegar, junto al Parque de Garrido, el presunto autor de los hechos comenzó a dispararle por la espalda y siguió después cuando ya estaba tendido en el suelo.

Esas detonaciones, en segundo lugar, también fueron dirigidas a la mujer, herida gravemente y que permanece desde entonces en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Virgen de la Vega de Salamanca, a la espera de evolución para una segunda intervención quirúrgica a consecuencia de las heridas.

Según la investigación, el autor del tiroteo ya tenía la pistola previamente a la disputa en la terraza, pues hay cámaras de seguridad de la zona, que atestiguan que ya la llevaba cuando seguía a las víctimas, incluso en una de ellas se ve cómo se levanta la camiseta antes de los disparos y empuña un objeto, que "podría ser perfectamente un arma de fuego".

Tras ello, un testigo, que vio lo sucedido, informó a la policía que el pistolero se había retirado de la zona "con mucha tranquilidad" y que llevaba puesta una ropa que ha coincidido, además de las características físicas, con la que otros testigos afirman que tenía el autor de la disputa en la terraza, quienes también han corroborado que se fue del lugar "a los pocos segundos" de que las dos mujeres y el hombre se levantaran de la terraza.

Ya el domingo, después de recoger toda esta información, agentes del Grupo Especial de Operaciones de la Policía Nacional se acercaron a la vivienda del presunto autor de los hechos para su detención, donde encontraron cinco cartuchos del mismo calibre y el mismo modelo que las utilizadas en los disparos, además de numerosos machetes y otras armas blancas que guardaba en su interior.

ARMA

Sobre la pistola utilizada, una testigo manifestó a los agentes que había visto a un hombre tirar lo que podría ser una pistola y una camiseta a un contenedor, por lo que iniciaron la búsqueda de estos objetos en el centro de tratamiento de Gomecello, donde ha sido localizada junto a la prenda.

Asimismo, el comisario ha apuntado que el detenido, que tenía un antecedente por una pelea hace una década y que trabajaba como vigilante de seguridad, sin tener permiso de armas, ha sido sometido a una prueba de residuos de disparo, en la que ha dado positivo.

No obstante, quedan pruebas de ADN y otras que realizar sobre el arma y la camiseta, así como saber qué hizo después de disparar, pues salió de la zona en dirección contraria a su casa.

De nuevo sobre el arma, el jefe provincial de la Policía ha detallado que es un arma común -se investiga su procedencia-, y sobre las vainas, por ser una munición "poco común" y que no se suele utilizar en España.

El asesino de Salamanca disparó al hombre por la espalda y siguió tiroteándole hasta en el suelo
Comentarios