25.07.2024 |
El tiempo
jueves. 25.07.2024
El tiempo
El Diario de Cantabria
ALERTA El Diario de Cantabria

OKUPACIÓN EN CANTABRIA

Los okupas dejan un edificio de Guarnizo como el de «una zona de guerra»

A finales de enero, se logró desalojar a parte de las personas que ocupaban de manera ilegal un edificio en Guarnizo. el estado en el que ha quedado la vivienda necesitaría de meses de trabajo de una cuadrilla completa  | Durante años, los ocupantes del inmueble lo ‘despiezaron’: «No hay una caldera en ningún piso, se llevan los radiadores y no se puede entrar andando en las habitaciones por la basura acumulada», aseguran fuentes de la SAREB

Okupación en Polanco. La solución de la Administración: "Me he tenido que ir de mi casa"

El edificio se encuentra en unas condiciones que impiden ser habitado. / alerta
El edificio se encuentra en unas condiciones que impiden ser habitado. / alerta
Los okupas dejan un edificio de Guarnizo como el de «una zona de guerra»

«Es un edificio como de un sitio que está en guerra». Así definen fuentes de la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (SAREB) el inmueble ocupado ilegalmente en la calle Ballestas de Guarnizo, en el municipio de El Astillero, donde a finales de enero se procedió a bloquear la entrada de los pisos que permanecerían desocupados para evitar que aumentara el número de okupas. En agosto, de los 77 pisos que componen el edificio, unos 60 las utilizaban inquilinos que las habían usurpado.

Pero el problema arranca mucho antes, hace unos cinco años. La propiedad del inmueble era de una sociedad en quiebra, por lo que termina en manos de la SAREB. En origen, se trataba de viviendas de alquiler social pero la nueva gestora del edificio da un plazo de un año a los inquilinos para abandonarlos. Les informa de que no va a renovar los contratos, ya que el alquiler no es la función de la SAREB, y los inquilinos empiezan a abandonar las casas. Es entonces, tal y como recuerda el presidente de la Junta Vecinal de Guarnizo, Alejandro Hoz Fernández, cuando «se corre la voz» de que hay pisos vacíos en el edificio y comienzan a llenarse de okupas. Cinco años después, el inmueble está «destrozado», describen fuentes de la SAREB.

Y es que, durante estos años, los ocupantes han ‘despiezado’ el edificio. «No hay una caldera en ningún piso, se llevan los radiadores y no se puede entrar andando en las habitaciones por la basura acumulada», resumen desde la SAREB. Además, la falta de cuidado y la acumulación de desperdicios ha provocado una «plaga de ratas». «Hay perros, gallinas y pienso tirado por todos los sitios».

Los okupas del edificio de Guarnizo se ‘engancharon’ a la luz y el gas. / ALERTA
Los okupas del edificio de Guarnizo se ‘engancharon’ a la luz y el gas. / ALERTA

La situación en la que ha quedado el edifico es tal que los servicios que entraron escoltados por la Policía dijeron que haría falta  una cuadrilla a pleno rendimiento durante un mes completo, con el hándicap de que lo que se arregla durante el día, los okupas se lo llevan por la noche.

El mal estado del inmueble es tal que el Ayuntamiento se vio en la necesidad de tener de cortar los suministros (luz, agua y gas) por peligro de escape y que se produjese una explosión. De hecho, en una ocasión, los bomberos se desplazaron hasta la zona por el fuerte olor a gas. «Si el alcalde no corta el suministro hubiera habido muertos seguro», aseguran desde la SAREB, ya que «cortan las cañerías exteriores de cobre». Pero la falta de estos servicios básicos tampoco hizo que los okupas se fuesen del edificios. Sí hubo gente que abandonó el inmueble, pero «quedarán 12 o 13 familia» durmiendo en el edificio. Además, cuando se corta el agua, los okupas «hacen un butrón» para reengancharse y restablecer el suministro de agua. También hay personas, al menos tres, que viven en el edificio de manera legal. Fueron de los inquilinos originales a los que se les otorgó un alquiler social en el inmueble y que por diversos motivos no lo han podido abandonar. Así, hay gente que si es vulnerable, que está pagando y le han cortado los suministros, «pero no hay sitio donde llevarlos», lamentan fuentes de la SAREB.

Los residentes de los pisos okupados ‘despiezaron’ el edificio. / ALERTA
Los residentes de los pisos okupados ‘despiezaron’ el edificio. / ALERTA

Desciende la seguridad. La presencia de los okupas ha incrementado los delitos en la zona, con «follones por la noche, tráfico de drogas…» afectando negativamente a la seguridad y la convivencia en la zona. La situación de impunidad es tal que uno de los ocupantes del edificio que lo abandonó el mes pasado intentó llevarse en el coche una ventana arrancada de uno de los pisos. Tampoco las medidas judiciales han surtido efecto. «Les echa el juez por la mañana de un piso y por la tarde se han metido en otro piso».

También se ha detectado que los pisos se ‘realquilan’. Una vez que una vivienda ha sido okupada, puede pasar a manos de un tercer inquilino, que paga un ‘alquiler’ a la personas que lo usurpó inicialmente. Unas «mafias que cada vez van cogiendo más peso».

Por desgracia, la situación de este edificio en Guarnizo no es única. Por ejemplo, en Torrelavega, los vecinos de Sierrapando vienen denunciando desde hace años la okupación en un edificio en Emilio Mier. Se trata de un caso muy similar al de Astillero. El inmueble también ha sido ‘desmontado’ y se encuentra en un estado lamentable. En Sierrapando por ejemplo, la planta -2 del edificio está inundada después de que robasen las bombas de achique, en la -1 había «un desguace de coches y motos». De hecho, uno de los bajos, de unos 1.700 metros se ha podido recuperar y se han encontrado toneladas de mercadería e incluso «camiones con frigoríficos empaquetados».

Los pisos acumulan basura, carecen de
servicios y hay una plaga de ratas. / ALERTA
Los pisos acumulan basura, carecen de servicios y hay una plaga de ratas. / ALERTA

«Los que nos molestan no pueden seguir en Guarnizo». Por el momento, en Guarnizo se ha logrado bloquear 14 pisos, colocando puertas ‘antiokupas’ y jaulas en los pasillos, pero la voluntad del Consistorio es que no quede ningún ‘okupa’ hasta que la SAREB va a hacer con él, advierte Alejandro , Hoz Fernández. «Los que nos molestan no pueden seguir en Guarnizo», asevera tajante el edil, que también avisa de que no se va a gestionar ningún alquiler social a aquellos que residen en el inmueble ya que sería «facilitar la okupación».

Además, Hoz Fernández recuerda que a causa de la okupación de las viviendas se dieron casos «delictivos muy importantes» y apuesta por seguir trabajando por la seguridad de  los vecinos. Sí lamenta, en cambio, la falta de apoyo por parte de los partidos de la oposición, que ha su juicio no han defendido a los vecinos que viven de manera legal en la zona  y han «torpedeado» las propuestas que el Consistorio ponía sobre la mesa para zanjar el problema y advierte de que desde el Ayuntamiento de Astillero «no se va a mercadear con votos».

Los okupas dejan un edificio de Guarnizo como el de «una zona de guerra»
Comentarios