17.06.2021 |
El tiempo

La Hostelería del norte denuncia su incertidumbre ante el fin del estado de alarma

El grupo de Hostelería del norte antes de la reunión mantenida hoy.
El grupo de Hostelería del norte antes de la reunión mantenida hoy.
La Hostelería del norte denuncia su incertidumbre ante el fin del estado de alarma
Los hosteleros de Cantabria, Asturias, Euskadi y Galicia han denunciado este jueves la "incertidumbre" que vive el sector ante el inminente fin del estado de alarma y han pedido al Gobierno de España y a las comunidades que establezcan de forma inmediata las condiciones para el desarrollo de su actividad.

"No puede ser que el día 9 se acabe el estado de alarma y que nuestros empresarios y trabajadores no sepan si vamos a poder abrir, ni quién va a poder abrir ni en qué condiciones va a poder abrir", ha dicho el presidente de Hostelería y Turismo de Asturias, OTEA, José Luis Álvarez Almeida, tras la reunión que las asociaciones de las cuatro comunidades han mantenido en Santander.

Aunque en Asturias ya se han anunciado las medidas que se aplicarán en el sector una vez decaiga el estado de alarma, Álvarez Almeida ha expresado su apoyo a la reivindicación común de las comunidades del norte, y cree que de toda España. "Pedimos al Gobierno de España y a todas las comunidades que sean capaces de hacer los deberes y antes del día 9, hoy o mañana, pongan las condiciones para la aperturas de nuestros establecimientos", ha reclamado.

El presidente de los hosteleros de Cantabria, Ángel Cuevas, ha afirmado que, en el caso de la comunidad autónoma, el Gobierno regional está "volviendo loco al sector" porque ayer anunció la prórroga del cierre del interior de bares y restaurantes 14 días más, y este jueves ha avanzado que se aplicarán restricciones en la hostelería por municipios a partir del día 11.

"Vamos a ver si nos llaman, se sientan con nosotros y nos dicen claramente qué va a pasar con nosotros. Si compramos quesos, jamones y solomillos y si sacamos a la gente los ERTE. Es una puñetera vergüenza", ha añadido.

Según Cuevas, ya están entrando reservas para el verano pero también, ha recordado, entraron en Navidad y en Semana Santa pero "luego se cayeron". "Vamos a ver que pasa a partir del día 9, porque todo está en el aire, claramente no hay nada", ha insistido.

EL EJEMPLO DE MADRID

El presidente de los hosteleros cántabros ha defendido el modelo de la comunidad de Madrid, que "está abierto siempre y con un ambiente estupendo", y su incidencia a siete días ha descendido, aunque en Cantabria está por debajo y los interiores de bares y restaurantes, ha subrayado, están cerrados.

Cada una de estas comunidades tiene en vigor medidas distintas para contener los contagios, y hasta este mañana, según han subrayado los hosteleros, solo Asturias había anunciado las que aplicará tras el fin del estado de alarma, cuando los establecimientos podrán permanecer abiertos hasta la una de la madrugada.

Según el presidente de la asociación de Guipúzcoa, Kino Martínez Navarro, el País Vasco es la comunidad que está en una peor situación y la única donde todos los establecimientos tienen que estar cerrados a las ocho de la tarde, una situación que ha calificado de "inaguantable".

Ha denunciado que todavía no saben "cómo van a tener que trabajar" tras el estado de alarma y que ya se les ha cerrado tres veces "de un día para otro", lo que en su opinión demuestra "lo poco que le importa a las autoridades" la hostelería como sector económico.

El presidente de la asociación de A Coruña, Héctor Cañete, ha recordado que en Galicia, una de las comunidades con una incidencia más baja, el interior de sus establecimientos está abierto, y ha valorado que, aunque después de un largo cierre, se están gestionando con eficacia las ayudas.

Ángel Cuevas ha reivindicado para Cantabria el modelo de Galicia, donde se conceden ayudas a los hosteleros que tienen deudas con la administración, dándoles un plazo de quince días para pagarlas, mientras a los cántabros en la misma situación se le deniegan.

También ha advertido de que, con el fin del toque de queda y el cierre de los establecimientos a las 22.30 horas, va a haber en Cantabria "botellones al cubo".

Las cuatro comunidades han vuelto a reclamar que se vacune a los profesionales del sector, a través de la sanidad pública o de la privada.

La Hostelería del norte denuncia su incertidumbre ante el fin del estado de alarma
Comentarios