12.05.2021 |
El tiempo
miércoles. 12.05.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

El Gobierno de Cantabria seguirá «controlando» al lobo «pase lo que pase»

«Invito a todas las comunidades autónomas que no han visto el lobo más que en la televisión y que votaron a favor de su inclusión en el Lespre, a que vengan para ver la realidad de los ganaderos y lo que tienen que hacer en los momentos de paridera para que no les lleven las crías», señala Blanco

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco. / ALERTA
El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco. / ALERTA
El Gobierno de Cantabria seguirá «controlando» al lobo «pase lo que pase»

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, ha lanzado el «mensaje» de que el Gobierno de Cantabria va a «seguir gestionando el control del lobo» en la comunidad autónoma, «pase lo que pase». «Lo que no podemos permitir no lo vamos a permitir y mientras yo esté de consejero y solo me pueden quitar los tribunales o el presidente que me nombró, no voy a hacer que los vecinos del medio rural abandonen sus casas y su trabajo para que se expanda el lobo», ha enfatizado Guillermo Blanco, tras participar por videoconferencia en una reunión con sus homólogos de Galicia, Asturias y Castilla y León para coordinar la oposición a la inclusión del lobo en el Listado de Especies en Régimen de Protección Especial.

Blanco, a preguntas de los periodistas, ha lamentado la «fatal decisión» de incluir el lobo ibérico en el Listado de Especies de Protección Especial (Lespre), que abre el camino para la prohibición de su caza para el control y regulación de la especie. Indicó que las cuatro comunidades principalmente afectadas, Cantabria, Asturias, Galicia y Castilla y León se están planteando recurrir la decisión que se adoptó «sin ningún tipo de rigor científico», en el seno de la Comisión Estatal de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, a instancias de una organización ecologista (ASCEL).

«Por primera vez se ha incluido una especie en el Lespre sin haber tenido en cuenta la opinión de las cuatro comunidades autónoma donde existe», ha criticado el consejero cántabro, para quien este hecho es una «muy mala noticia, incluso para la democracia y para el derecho constitucional de las comunidades que ven, de alguna forma, cercenada su autonomía».

Blanco ha explicado que están «estudiando la situación», junto con las otras regiones que votaron igual de Cantabria, Asturias, Galicia y Castilla y León que, según ha hecho hincapié « somos las que sostenemos más del 95 por ciento de los lobos que hay en España. «Estudiamos el tipo de resortes jurídicos que hemos de emplear para afrontar la nueva situación que se dará cuando el Ministerio incluya al lobo en el Lespre», ha insistido Blanco y ha planteado al Ministerio de Transición Ecológica, «que piense si está cumpliendo con la segunda parte del título de está cartera, porque también lo es ‘reto demográfico’».

Además, ha recordado que esta «mala noticia» de la inclusión del lobo en el Lespre «causa el rechazo» tanto del Parlamento de Cantabria como del mundo rural y, más concretamente, del sector ganadero.

Asimismo, Blanco ha recordado que en Cantabria llevamos un año y medio con un plan de gestión del lobo, que está consiguiendo unos resultados, que «no sólo es la extracción de 34 ejemplares (20 por ciento) sino el pago de cercados, la compra de mastines y de todas las víctimas de los lobos (casi 2.000 en 2020)». También ha señalado que, en los últimos 20 años, el lobo se ha expandido en mil kilómetros más y «ocupan el 65 por ciento de la superficie de Cantabria».

«Invito a todas las comunidades autónomas que no han visto el lobo más que en la televisión y que votaron a favor de su inclusión en el Lespre, a que vengan para ver la realidad de los ganaderos y lo que tienen que hacer los ganaderos de Cantabria en los momentos de paridera para que no les lleven las crías», ha destacado Blanco.

UGAM-COAG. La organización agraria UGAM-COAG ha manifestado su rechazo a la inclusión del lobo ibérico en el Listado de Especies de Protección Especial y cree que la decisión «se debe más a intereses políticos» que «a la defensa de la especie». Por ello, ha exigido la dimisión de la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, y su secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán.

UGAM-COAG ha defendido que las poblaciones de lobo ibérico en España «han demostrado ser las mejor conservadas del continente según los informes técnicos y científicos actuales». Asimismo, ha suscrito la postura de seguir controlando al lobo del consejero de Ganadería, Guillermo Blanco, y ha avanzado que apoyará las acciones que se tomen. UGAM-COAG considera «lamentable» la forma en la que se ha abordado la propuesta ministerial, que «no ha contado con avales científicos de peso ni con el suficiente consenso entre las comunidades autónomas».

Las comunidades que han votado en contra, Galicia, Asturias, Cantabria, Castilla y León y País Vasco, según ha denunciado la organización, son las que más sufren la presión del lobo a la ganadería. UGAM-COAG ha apostado por el control de las especies silvestres, anteponiendo el derecho de los ganaderos de Cantabria a desempeñar su trabajo en «unas condiciones adecuadas y no con continuos ataques a sus animales», con las «enormes» pérdidas económicas que suponen.

A ello ha sumado «una creciente desazón» entre los ganaderos, sobre todo los de alta montaña, que se ven «obligados» a abandonar la actividad y los pueblos. «Cantabria aprobó hace tres años un Plan de Gestión del Lobo con el consenso de la sociedad cántabra, que ha demostrado al día de hoy un adecuado funcionamiento que abre esperanzas a que la coexistencia entre la ganadería extensiva y el lobo sea una realidad», indica.

PARTIDO POPULAR. El grupo popular en el Parlamento de Cantabria ha pedido dejar sin efecto el acuerdo para la protección especial del lobo, prohibiendo su caza, porque, a su juicio, «atenta contra la ganadería extensiva».

En un comunicado, el diputado y portavoz de Ganadería de los populares, Pedro Gómez, ha criticado la decisión de la Comisión Estatal para el Patrimonio Natural y de la Biodiversidad de incluir, «sin consenso», y con el voto en contra de varias comunidades, a todas las poblaciones de lobo en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (LESPRE), por lo que ya no será especie cinegética.

Los populares han registrado una proposición no de ley (PNL) en el Parlamento de Cantabria para exigir al Gobierno de España una nueva convocatoria de la Comisión que analice los informes técnicos aportados por cada Administración y oiga «de forma prioritaria a las comunidades autónomas que más padecen este problema, y dejar sin efecto la resolución que acuerda la protección del lobo». Para Gómez, con la decisión de la comisión, con el voto del propio Ministerio de Transición Ecológica y para el Reto Demográfico, «el Gobierno de Pedro Sánchez ha vuelto a dar una bofetada y a realizar una agresión innecesaria al mundo rural».

«A pesar de que todas las comunidades que sufren el problema de la superpoblación de lobos han manifestado su rotunda oposición a adoptar este acuerdo, la ministra Teresa Ribera ha impuesto a todas ellas un nueva normativa que perjudica de forma grave a nuestros ganaderos, sin soporte técnico que así lo aconsejase», ha criticado.

Gómez ha advertido que este «capricho» de la ministra y de los representantes de las comunidades que han votado a favor de esta iniciativa, «puede hacer peligrar el futuro de gran número de explotaciones de Cantabria que no van a poder sobrevivir en un entorno absolutamente hostil».

El parlamentario del PP ha asegurado que, en Cantabria, con el Plan de Gestión del Lobo, la pervivencia de esa especie está «absolutamente garantizada y se hace compatible su conservación y la defensa de los intereses de los ganaderos».

Además, ha recordado que el propio Parlamento de Cantabria, en su sesión del 23 de noviembre, adoptó un acuerdo mayoritario, con la excepción del PSOE, en contra del cambio en el estatus legal del lobo al norte del río Duero, en el que se abogaba por que la negociación y los informes técnicos guiaran los pasos del Ministerio antes de adoptar cualquier iniciativa.

Gómez ha subrayado que «si el PP tiene que decidir entre la ganadería extensiva o el lobo, su apoyo siempre irá a los ganaderos que están sufriendo en sus cabañas ganaderas los ataques de esta especie».

El Gobierno de Cantabria seguirá «controlando» al lobo «pase lo que pase»
Comentarios