21.10.2021 |
El tiempo

Premios Beato Liébana. Ana Botín y Elena García Armada, mujeres "imbatibles"

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín (i), y la impulsora del primer exoesqueleto pediátrico, Elena García Armada (2i), han recibido este sábado los premios Beato de Liébana que concede el Gobierno cántabro, cuyo presidente, Miguel Ángel Revilla, las ha considerado dos mujeres "imbatibles". EFE/Pedro Puente Hoyos
La presidenta del Banco Santander, Ana Botín (i), y la impulsora del primer exoesqueleto pediátrico, Elena García Armada (2i), han recibido este sábado los premios Beato de Liébana que concede el Gobierno cántabro, cuyo presidente, Miguel Ángel Revilla, las ha considerado dos mujeres "imbatibles". EFE/Pedro Puente Hoyos
Premios Beato Liébana. Ana Botín y Elena García Armada, mujeres "imbatibles"
La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, y la impulsora del primer exoesqueleto pediátrico, Elena García Armada, han recibido este sábado los premios Beato de Liébana que concede el Gobierno cántabro, cuyo presidente, Miguel Ángel Revilla, las ha considerado dos mujeres "imbatibles".

Ana Botín ha sido premiada en la modalidad de Entendimiento y Convivencia, y Elena García Armada en la categoría de Cohesión Internacional, en un acto que ha tenido lugar en el patio exterior del Monasterio de Santo Toribio de Liébana.

"Es un gran honor recibir este premio", ha destacado Botín, antes de recordar su primera visita al Monasterio con ocho años.

Al subir en coche por el Desfiladero, ha señalado, cayeron "unos pedruscos enormes" que le hicieron pasar "bastante miedo" y agradecerle a Santo Toribio que estuvieran bien ella y su familia.

La presidenta del Banco Santander ha resaltado a Beato de Liébana como una figura "increíble y probablemente el primer escritor cántabro".

Además, ha reconocido que le hace especial ilusión que el premio sea al entendimiento porque "es básico".

"Es un inmenso honor recibir este premio", ha coincidido Elena García Armada, orgullosa de que se reconozca su trayectoria profesional en investigación e innovación para mejorar la calidad de vida de los niños, así como por recibirlo en la tierra que le ha visto crecer, ya que nació en Valladolid.

Tras agradecer a sus padres que le inculcaran su pasión por la ciencia, ha valorado que la tecnología basada en la robótica para ayudar a caminar a niños pueda mejorar la calidad de vida de 17 millones de pequeños en el mundo.

En este sentido, ha señalado que hace falta "los esfuerzos de todos" para desarrollar este tipo de tecnologías, y en concreto que las autoridades sanitarias "tiendan puentes" para que se puedan aplicar porque para "estos niños el tiempo es vida", así como que se facilite la transferencia a las empresas.

"Es un problema tener ciencia de primer nivel y que no llegue", ha incidido, y ha llamado a las entidades financieras a comprender la importancia de las empresas tecnológicas y a no valorarlas solo por su riesgo.

"No hay un motor más potente para la innovación que la sonrisa de un niño caminando, ha apostillado.

Por su parte, el presidente de Cantabria ha recordado que reivindicar la figura de Beato ha sido para él "una auténtica cruzada" en su larga trayectoria profesional.

"Vais a recibir un premio importantísimo", les ha dicho a las dos premiadas, que son mujeres "imbatibles", por lo que "Beato se sentirá orgulloso".

Revilla ha considerado "un lujazo" contar con una científica como Elena García Armada en un país en el que la ciencia, la tecnología y la innovación "no han sido precisamente vanguardia".

Sobre Ana Botín, ha destacado que, además de dirigir el banco más importante de la Unión Europea, siempre se presta a ayudar a Cantabria, como al principio de la pandemia facilitando respiradores, mascarillas y geles, o recientemente aportando 150.000 euros para impulsar la campaña de vacunación en la comunidad.

Además, Revilla ha valorado que "es cántabra y se siente orgullosa". "Perdona que hable tanto de ti, pero eres a la que conozco más y a la que tengo que usar más, que eres la que tiene el dinero", ha bromeado el jefe del Gobierno de Cantabria.

Al acto, además de la mayoría de los miembros del Consejo de Gobierno y alcaldes de Liébana, han asistido el obispo de Santander, Manuel Sánchez Monge, y el Padre Ángel, que fue galardonado con el Premio Beato de Liébana en 2019 junto al cantautor Silvio Rodríguez, quien ayer envió desde Cuba una "emotiva" carta a Revilla por no acudir hoy a la entrega del galardón.

La nota musical la ha puesto la Camerata Coral de la Universidad de Cantabria, que ha interpretado diferentes piezas, entre ellas el Hallelujah de Leonard Cohen, y que ha cerrado el acto con el himno regional.

El galardón que han recibido Ana botín y Elena García Armada es una estatua de bronce, obra de la artista cántabra Mercedes Rodríguez Elvira que representa unas alas de ángel, muy frecuentes en la iconografía de Beato, que protegen al Monasterio de Santo Toribio de Liébana y al entorno montañoso que lo rodea. 

Premios Beato Liébana. Ana Botín y Elena García Armada, mujeres "imbatibles"
Comentarios