24.06.2021 |
El tiempo

Alcaldes de zonas de montaña rechazan la ‘superprotección’ al lobo

Los regidores señalan que es una medida «muy agresiva para el medio rural» y que supondría «una ruina» y «una auténtica puñalada» para el despoblamiento de muchos territorios

El lobo ibérico.
Alcaldes de zonas de montaña rechazan la ‘superprotección’ al lobo

Alcaldes de 17 municipios, en representación de 69 de Cantabria, han mostrado su «total rechazo» a la inclusión del lobo en el Listado de Especies de Protección Especial (LESPRE), porque es una medida «muy agresiva para el medio rural» y que supondría «una ruina» y «una puñalada» para el despoblamiento de muchos territorios. El rechazo lo trasladarán en una carta remitida al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y a la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, en la que ponen de manifiesto que la inclusión se pretende adoptar «sin conocimiento del medio», y a la larga generará enfrentamientos entre ganaderos y defensores del lobo.

Los regidores firmantes de esta carta, reunidos en Torrelavega, son de distintas zonas de Cantabria y representan a los 69 ayuntamientos de la región afectados por ataques del lobo en sus territorios, de ellos 40 de alta montaña donde los cánidos actúan con mayor frecuencia contra establecimientos ganaderos.

En rueda de prensa, el alcalde de Soba y portavoz de los regidores, Julián Fuentevilla, ha reclamado «respetar» a los que viven en el medio antes de tomar una decisión, porque «acabaría vaciando los pueblos» dada la amenaza que el lobo supone para el medio de vida de sus habitantes, que es la ganadería.

Por ello, ha lamentado que el decreto ley que prepara el Ministerio para la Transición Ecológica se haya basado en el apoyo de siete autonomías que no tienen el problema de esta especie, «imponiendo al resto el aumento brutal» de la población de cánidos, con los problemas que ello conllevaría. Fuentevilla han insistido en que la inclusión del lobo en el LESPRE es un medida «durísima para el medio rural», que «en vez de ocasionar un bien generará un enfrentamiento, disparará el despoblamiento y creará una desolación en nuestro mundo rural». Por ello, con la carta los alcaldes pretenden que se reconsidere la postura inicial del Ministerio «y que las aguas vuelvan a su cauce», aunque de momento ha anunciado que desde los alcaldes de Cantabria no se plantean otro tipo de movilizaciones debido a la pandemia.

«Cuando las cosas funcionan, no hay porqué cambiarlas», ha asegurado, a la vez que ha mostrado su optimismo de que Transición Ecológica cambie su postura en vista de la que mantiene el Ministerio de Agricultura. Por ello, ha abogado porque se mantenga el actual plan de Cantabria para la gestión del lobo porque se trata de un documento que ha sido consensuado por todos los sectores implicados, entre ellos ganaderos, municipios o conservacionistas.

Apoyo. El alcalde de Arredondo, el regionalista Leoncio Carrascal, ha manifestado que los regidores «están al cien por cien» con el Gobierno de Cantabria en este asunto e «irán de la mano» a la hora de tomar iniciativas en demanda de que se retire la actual redacción del decreto ley. Además, ha resaltado la importancia que las tesis de los alcaldes tienen por parte de entidades como las federaciones nacional y cántabra de caza. Este encuentro, auspiciado por la Federación de Municipios de Cantabria, cuyo presidente y alcalde de Reocín, Pablo Diestro, ha asegurado que respalda el «movimiento espontáneo» de distintos regidores de varios partidos políticos y muestra su confianza en que podrá modificar lo criterios del Ministerio.

Ha ratificado que los regidores «no están en contra del lobo» y sí apoyan el «equilibrio natural» que debe existir entre estos cánidos y la ganadería, ya que incluso piensan que la sobreprotección puede ir en contra de la propia especie.

El PP desconfía de la posición del ministro Planas respecto al lobo

El Partido Popular desconfía de las declaraciones respecto al lobo que realizó el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, este jueves en su visita a Cantabria, en las que aboga por un sistema de gestión del lobo ibérico que permita la cohabitación entre esta especie y los ganaderos, y por integrar todos los puntos de vista en este conflicto. Para el diputado y portavoz de Ganadería del Grupo Popular, el ministro Planas «carece de credibilidad» si se tiene en cuenta como ha actuado con las ayudas de la Política Agraria Común (PAC) o con la normativa sobre aplicación de purines. En un comunicado, el parlamentario ‘popular’ ha valorado que todos los pasos que ha ido dando el Gobierno central en materia ganadera «están perjudicando» a los intereses de la región. En este sentido, ha señalado que el Ministerio que dirige Planas «se anticipó» a los cambios en la PAC, al modificar su aplicación en los años 2021 y 2022, «dos años antes de lo exigido por la Unión Europea», y lo hizo «de manera unilateral, sin diálogo con las comunidades autónomas y sin informar a los sectores afectados». «Los agricultores y ganaderos se están encontrando los recortes en las ayudas sin margen para poder hacer absolutamente nada porque ya habían planificado sus campañas», ha denunciado. Asimismo, Gómez ha apuntado que el plan para la aplicación de purines y estiércoles, que incluye varias medidas que afectan directamente a las ganaderías de vacuno de la cornisa cantábrica, «atenta directamente contra los intereses del sector primario regional».

Para el diputado, «se ha constado una vez más que el PP es el único que vela por intereses de los ganaderos de Cantabria» y ha reiterado la necesidad de proteger la ganadería extensiva, que se defiende en la proposición no de ley que ha registrado el PP en el Parlamento de Cantabria para pedir dejar sin efecto el acuerdo para la protección de lobo, así como en las mociones que están presentado los ‘populares’ en los ayuntamientos. Finalmente, ha opinado que los socios del presidente regional, Miguel Ángel Revilla, «le desoyen en el asunto de lobo» y «se ha demostrado que el PSOE cada vez que gobierna lesiona los intereses de la región».

Alcaldes de zonas de montaña rechazan la ‘superprotección’ al lobo
Comentarios