16.06.2021 |
El tiempo
miércoles. 16.06.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

Desmantelan la estructura para cultivar 2.300 plantas de marihuana

Instalación de una plantación de marihuana. / OPC
Instalación de una plantación de marihuana. / OPC
Desmantelan la estructura para cultivar 2.300 plantas de marihuana
La Guardia Civil de Cantabria ha desmantelado una infraestructura preparada para el cultivo de casi 2.300 plantas de marihuana tras el incendio de la cabaña en la que se encontraba instalada, en La Abadilla de Cayón (Santa María de Cayón).

Según ha señalado la Guardia Civil en una nota de prensa, el pasado 27 de diciembre este Cuerpo recibió un aviso de que se estaba quemando una cabaña apartada en La Abadilla de Cayón, por lo que se movilizó a los bomberos del 112 Cantabria, que sofocaron el incendio.

Tras inspeccionar el lugar, los agentes encontraron en el interior de la cuadra una sofisticada infraestructura para albergar una importante plantación de marihuana, que estaba alimentada por un grupo electrógeno.

De hecho, no se descarta que la causa del incendio estuviera relacionado con ese sistema electrógeno.

La Guardia Civil, tras varias investigaciones, averiguó que la cabaña estaba alquilada, y que los responsables de la plantación eran una vecina de Castro Urdiales y un hombre que podía residir en la parte habitable de la cabaña.

La instalación desmantelada estaba preparada para el cultivo hidropónico de la marihuana, es decir, un cultivo sin tierra, que utiliza el agua como medio principal al que se le añaden todos los nutrientes para el crecimiento de las plantas.

La infraestructura, carente aún de plantas, contaba con un sistema de ventilación para impedir la salida de olores al exterior, una compleja instalación eléctrica con más de 180 lámparas, un sistema de riego para plantaciones hidropónicas, y semilleros donde crecerían las plantas de marihuana.

El instituto armado calcula que podían haber obtenido en cada cosecha unas 2.300 plantas.

Los agentes estiman además que la inversión inicial para la instalación de esta plantación ronda los 100.000 euros, aunque creen que en tan solo un año podrían haber cubierto lo invertido "y obtener ganancias que duplicarían esta inversión".

Así, al día siguiente del incendio, la Guardia Civil realizó un registro en la parte habitable de la cabaña, donde se encontraron casi 400 gramos de cogollos de marihuana, una pequeña bolsa con un contenido que no descartan que sea speed, así como una agenda con anotaciones.

Finalmente, en la mañana del 30 de diciembre detuvieron a la mujer y al hombre, de 30 y 54 años, como presuntos responsables de un cultivo de drogas en grado de tentativa.

La Guardia Civil ha asegurado que con esta intervención se ha impedido que culminara "la gestación de lo que hubiera sido una importante plantación de marihuana". 

Desmantelan la estructura para cultivar 2.300 plantas de marihuana
Comentarios