10.07.2020 |
El tiempo
viernes. 10.07.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

Plácida asamblea para el Sinfín

El Club aprobó sus ajustados nuevos presupuestos, en los que cuenta con una campaña de abonados con precios similares a los del curso pasado porque confía en que haya público

Grada de La Albericia, donde se suele congregar casi un millar de aficionados. / alerta
Grada de La Albericia, donde se suele congregar casi un millar de aficionados. / alerta
Plácida asamblea para el Sinfín

En tiempos difíciles como los que corren, bueno es que haya paz social. El Sinfín, un club austero por naturaleza, va a tener que reducir su presupuesto de la próxima temporada por culpa de la pandemia y de los estragos económicos que ha producido en algunos de sus patrocinadores más fieles por pequeños que fueran. Sin embargo, el pasado fin de semana celebró su asamblea general de socios y la directiva encabezada por Servando Revuelta aprobó con práctica unanimidad todos los puntos del orden del día.

A modo anecdótico, la cita comenzó con la presentación de la equipación de la próxima temporada, que pareció recibir la aprobación generalizada de los pocos asistentes a la cita, que tuvieron que cumplir con el protocolo de seguridad establecido en cuanto a distanciamiento se refiere, uso de mascarilla, lavado de manos etc. Quizá lo más importante estuvo en conocer la situación económica del club después de haber tenido que tramitar un ERTE y de haber visto repentinamente suspendida la temporada con once partidos aún por disputarse, seis de ellos en el pabellón de La Albericia. Aún faltaban rivales importantes por pasar por Santander, los cuales suelen dejar un importante remanente en taquillas, por lo que el presupuesto aprobado doce meses atrás para el curso recién terminado se vio reducido en esta partida.

Los socios presentes aprobaron el presupuesto para la próxima temporada. «Se sitúa entre lo necesario y lo obligatorio para poder seguir manteniendo al equipo en la élite a pesar de las adversidades», defiende el club. Lo bueno es que, a pesar de dichas adversidades, el Sinfín va a seguir contando con sus patrocinadores de referencia, que son Liberbank y el Grupo Blendio, que han confirmado su compromiso. A éstos se suman las aportaciones institucionales que proceden tanto del Ayuntamiento como del Gobierno de Cantabria.

A la hora de redactar el presupuesto de la próxima temporada, el club ha apostado por contar con unos ingresos similares en cuanto a las cuotas de socios se refiere. A pesar de que es posible que no se sepa si va a haber público o no hasta poco antes de la competición y en función de cómo haya evolucionado la crisis sanitaria durante el verano, la intención de la directiva encabezada por Servando Revuelta es iniciar una campaña de abonados durante el mes de agosto con unos precios similares a los del curso pasado.

Adelantaron los dirigentes del club santanderino que se entregará un obsequio tanto a cada nuevo abonado como a aquel que renueve. Además, como en la temporada repentinamente terminada en marzo quedaron partidos en La Albericia por disfrutar, el club ha decidido entregar una entrada gratuita a cada socio para uno de los dos partidos del día del club del próximo curso que escojan, que se valora en veinte euros.

El panorama que a día de hoy dibujan en el Sinfín es que se podrá acudir a los partidos siempre que no se supere el 30% del aforo del graderío. Como el pabellón de La Albericia tiene capacidad para dos mil personas, se establece la entrada máxima en seiscientas personas. No suele haber muchas más en cada partido, por lo que, en principio, no ven mayor problema. Lo que sí tendrán que hacer es utilizar los fondos para, de esta manera, facilitar el distanciamiento entre un aficionado y otro. Con todo, anunciaron que irán ajustando las medidas a tomar a las instrucciones que reciban del Gobierno de Cantabria y, en concreto, de la consejería de Sanidad. Lo que se aprobó durante la asamblea, con una única abstención y el resto de votos afirmativos, es que, en el caso de que todo se vuelva a torcer durante la próxima temporada y se jueguen menos de diez partidos en casa, se devuelva el dinero del abono a cada socio. Es, sin duda, todo un riesgo para un club con unas cuentas siempre tan ajustadas.

Plácida asamblea para el Sinfín
Comentarios