02.10.2022 |
El tiempo
972x90_cuenta_online_si_te_da.gif
ALERTA El Diario de Cantabria

China confina una ciudad de 17 millones de habitantes por un brote de Ómicron

Este domingo el país disminuyó la cifra más alta de contagios desde el primer brote en Wuhan y se confinó la ciudad de Shenzhen que tiene 17 millones de habitantes.

Foto: AFP/Archivo
Foto: AFP/Archivo
China confina una ciudad de 17 millones de habitantes por un brote de Ómicron

Varias de las mayores ciudades fabriles de China han ordenado un cierre, deteniendo la producción de automóviles Toyota y iPhones de Apple. Los teatros, cines y muchos restaurantes han cerrado en Shanghai. La provincia nororiental de Jilin prohibió el lunes a sus 24 millones de residentes salir de la provincia o viajar entre ciudades.

China está lidiando con el mayor aumento de infecciones por Covid-19 desde que el coronavirus apareció por primera vez hace más de dos años en el centro del país. Los brotes sostenidos en dos tercios de las provincias del país están siendo la prueba más dura de la política china de tolerancia cero con el coronavirus.

Incluso cuando los países occidentales están relajando o abandonando los mandatos de uso de mascarillas y otras medidas, las autoridades chinas están aplicando algunos de sus métodos más estrictos. Esto se debe en gran parte a que China no puede permitirse el lujo de levantar las restricciones.

El gobierno está preocupado por las tasas comparativamente más bajas de vacunación entre los adultos mayores de China. El país también tiene muchas menos camas de hospital de cuidados intensivos en comparación con su población que la mayoría de los países industrializados. En las vastas zonas rurales de China, los hospitales y las instalaciones médicas suelen ser básicos, y un brote importante podría saturar rápidamente los hospitales.

Estados Unidos y otros países occidentales han sufrido en los últimos dos años tasas de infección y de muertes mucho más elevadas que China, y todavía las tienen ahora. Pero el promedio de siete días de nuevos casos en China continental, que ahora es de 1.584, se ha quintuplicado en los últimos días.

Para muchos residentes en China, la rápida propagación del virus ha sido inquietante.

"Debido al gran número de casos en un corto período de tiempo, es inevitable que haya algo de pánico en todo el país, y Shanghái no es una excepción", dijo el Dr. Zhang Wenhong, un destacado experto en enfermedades infecciosas en Shanghái, en un post en su cuenta de redes sociales el lunes.

China ha respondido al actual aumento de casos movilizando su vasto aparato del Partido Comunista para desplegar trabajadores y recursos. En la provincia de Jilin, donde se han registrado muchos casos, los trabajadores están construyendo instalaciones temporales para albergar a miles de personas que den positivo. En todo el país, los trabajadores están acorralando y haciendo pruebas a millones de ciudadanos cada día. Pero ese programa de pruebas está empezando a verse desbordado.

"Hemos observado que en los dos últimos días se han producido problemas como largas colas y lentitud en los resultados de las pruebas en muchos centros de análisis", dijo Lu Taohong, subdirector de la Comisión Municipal de Salud de Shanghai, en una conferencia de prensa el domingo por la noche.

China confina una ciudad de 17 millones de habitantes por un brote de Ómicron
Comentarios