23.05.2022 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

AMP.Un juzgado eleva al Supremo el caso de una diputada de la CUP que se negó a responder a Vox en el juicio del procés

Envía escrito a la Sala Segunda para que analice si Eulàlia Reguant cometió un delito de desobediencia a la autoridad
AMP.Un juzgado eleva al Supremo el caso de una diputada de la CUP que se negó a responder a Vox en el juicio del procés

Envía escrito a la Sala Segunda para que analice si Eulàlia Reguant cometió un delito de desobediencia a la autoridad

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

La titular del Juzgado de Instrucción Número 10 de Madrid, María Antonia de Torres, ha elevado una exposición razonada al Tribunal Supremo (TS) para que evalúe si la diputada del Parlament de Cataluña por la CUP Eulàlia Reguant cometió un delito de desobediencia a la autoridad durante el juicio del 'procés', cuando se negó a responder en calidad de testigo a las preguntas de Vox, que ejercía la acusación popular.

La dirigente de la CUP ha asegurado en su perfil de Twitter que "hace algunos días" recibió la notificación del juzgado. La magistrada ha remitido el escrito a la Sala Segunda del Alto Tribunal por su condición de aforada.

La instructora ha defendido que el Supremo es el órgano competente según lo dispuesto en el Estatuto de Autonomía de Cataluña, que establece que en las causas contra los diputados fuera del territorio de Cataluña "la responsabilidad penal es exigible (...) ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo".

"En el presente caso, visto que los hechos atribuidos a Eulàlia Reguant se perpetraron en la ciudad de Madrid, procede elevar testimonio íntegro de actuaciones a la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, al considerar que la competencia para el enjuiciamiento y fallo de los hechos investigados a la mencionada podría corresponder a ese Alto Tribunal", ha indicado la juez en la exposición razonada a la que ha tenido acceso Europa Press.

La decisión tiene lugar después de que en febrero de 2019 el tribunal del Supremo que juzgaba la causa del 'procés' acordara una sanción de 2.500 euros para Reguant --entonces concejala de la CUP-- por negarse a responder a las preguntas realizadas por el abogado de la acusación popular ejercida por Vox, algo que es de obligado cumplimiento para los testigos, quienes deben responder con la verdad a todo lo que se les pregunte.

Un año después, en febrero de 2020, Reguant compareció ante la titular del juzgado madrileño. La declaración duró unos 25 minutos. Según manifestó a la salida del interrogatorio, "asumía las consecuencias pero poniendo encima de la mesa que un partido de extrema derecha condicionaba todo el procedimiento judicial". Ahora, el Juzgado de Instrucción Número 10 de Madrid ha elevado la cuestión al Supremo para que se analice si la ahora diputada del Parlament cometió o no un delito de desobediencia a la autoridad.

REGUANT SE REARFIMA EN SU DECISIÓN

Reguant ha dicho a través de su cuenta de Twitter que se reafirma en su decisión de "no contestar a la extrema derecha" en el juicio del 'procés' porque, a su juicio, "es aberrante que se conserve entre los que preguntan y acusan a una organización que tiene como objetivo la negación de derechos fundamentales".

"Defendemos el derecho a desafiar la ley ya las autoridades establecidas sobre la base de un disentimiento básico: el fascismo no puede tener cabida en una sociedad que se pretende justa", ha señalado en su publicación.

AMP.Un juzgado eleva al Supremo el caso de una diputada de la CUP que se negó a responder a Vox en el juicio del procés
Comentarios