20.07.2024 |
El tiempo
sábado. 20.07.2024
El tiempo
El Diario de Cantabria

SUCESOS

Dos mujeres investigadas por violar a niños en un colegio de Barcelona

Dos monitoras del comedor de la escuela L'Olivera de Vallirana, en el Baix Llobregat, están siendo investigadas por los Mossos d'Esquadra como presuntas autoras de agresiones sexuales a varios menores. La acusación asciende a, al menos, cinco niñas y dos niños que habrían sufrido estos abusos por parte de las monitoras.
Dos mujeres investigadas por violar a niños en un colegio de Barcelona
La Unidad de Menores de los Mossos d'Esquadra está investigando a dos monitoras de comedor de la escuela L'Olivera de Vallirana (Baix Llobregat) como presuntas autoras de agresiones sexuales a dos niños. Fuentes policiales han detallado que esta semana se han presentado en comisaría denuncias por parte de dos familias por "tocamientos" y han precisado que en estos momentos no hay ninguna persona detenida. "Hay más casos, en los próximos días se pondrán más denuncias ", han alertado a la agencia EFE tres madres del centro, que han explicado que los niños afectados tienen 3 años y en explicado en casa "los mismos hechos": que se realizaban "tocamientos con la excusa de que era un juego".

Las monitoras, que han sido cautelarmente apartadas de sus funciones, están contratadas por la Fundación Fundesplai, que ha reorganizado el servicio. La medida forma parte del protocolo que activa Fundesplai en casos de denuncia por abuso sexual. Internamente, la escuela también ha activado su propio protocolo. El Ayuntamiento de Vallirana ha pedido respeto por la investigación. Según fuentes de la investigación, una de las monitoras investigadas cometía los hechos y la otra la encubría, según fuentes de Europa Press.

Servicios Sociales

El Departament d'Educació ha explicado que el centro se ha puesto en contacto con los Mossos d'Esquadra y los Servicios Sociales, a la vez que ha comunicado a las familias la activación de diversos protocolos. "También se ha expresado comprensión por la inquietud que han mostrado las familias", añaden fuentes de la 'conselleria'.

Educació ha puesto en contacto a la USAV (Unidad de Apoyo al Alumnado en situación de Violencia) con la dirección de L'Olivera para ofrecerle asesoramiento, al tiempo que la inspección educativa, han añadido, “está velando” por la situación.

Por su parte, Fundesplai ha emitido un comunicado en el que resalta que el protocolo activado implica recoger toda la información, "de forma rigurosa y sistemática con máxima agilidad", protegiendo el interés superior de los niños. En este sentido, relatan que se han concretado diferentes medidas preventivas, como apartar a las personas supuestamente implicadas y garantizar un traspaso constante de información con la dirección del centro y las autoridades.

"Firme rechazo"

Fundesplai resalta que cuenta con una Comisión de Bon Tracte hacia la infancia y la adolescencia para velar por la generación de entornos seguros y la prevención de acosos. También recuerda que dispone de delegados de prevención de abusos sexiales y que forman periódicamente a los equipos educativos en esta materia. “Fundesplai rechaza rotundamente cualquier tipo de violencia en la infancia y la adolescencia”, apunta la entidad.

A su vez, el Ayuntamiento de Vallirana también se ha pronunciado a través de un comunicado en el que muestra el "firme rechazo a cualquier tipo de violencia y agresión, especialmente aquellos hacia los niños". El consistorio reclama "respeto" por las actuaciones policiales y el proceso judicial abierto para garantizar la protección de todos los afectados. El ayuntamiento reunió el lunes a la Junta de Portavoces de forma extraordinaria y se acordó mostrar el apoyo a las familias afectadas, a la dirección del centro y a la AFA.

Denuncias

"El lunes tengo que ir a la Ciudad de la Justicia a interponer la denuncia", ha explicadado la madre de uno de los niños afectados, Sara Barbado. "Este hecho ha salido porque una madre se ha dado cuenta, si no, no sé qué habría pasado", ha expresado la mujer.

Por lo visto, la primera madre que se percató de los abusos, que prefiere mantener su anonimato, supo de los primeros indicios la semana pasada e, indagando, al final su hija explicó que las monitoras del comedor hacían juegos sexuales con tocamientos. "Cuando avisé de lo que le había pasado a mi hija, otras madres preguntaron y los niños señalaron a la misma monitora –ha explicado la mujer–. Estamos a la espera de más denuncias".

Las madres coinciden en que sus hijos explican el mismo relato: que las monitoras del comedor, presuntamente, usaban el pretexto de los juegos para hacer tocamientos con cremas, provocando incluso fisuras o sangre, han explicado, en las partes íntimas de los menores.

Dos mujeres investigadas por violar a niños en un colegio de Barcelona
Comentarios