10.08.2022 |
El tiempo
972x90_cuenta_online_si_te_da.gif

Las vacaciones, un buen momento para disfrutar del sexo

Las vacaciones, un buen momento para disfrutar del sexo

El verano y las vacaciones son un buen momento para disfrutar del sexo y recuperar la pasión y el deseo entre la pareja, dando rienda suelta a la creatividad e imaginación. Las horas de sol aumentan y el tiempo libre también, por lo que se puede dedicar más tiempo a la pareja y a disfrutar de la intimidad con ella.

En algunos casos la frecuencia de las relaciones en vacaciones puede bajar por el cansancio de visitar lugares, el exceso de calor, o el agobio y estrés si se tienen niños. Aunque se ha visto que la vitamina D, produce un aumento de la excitación sexual, son varios factores los que hacen variar el deseo, por lo que la frecuencia de las relaciones en vacaciones puede variar.

¿Afecta el calor al deseo sexual?

El aumento del calor hace que se vaya con ropa más ligera y, por lo tanto, se exhibe más el cuerpo. En la sexualidad, los sentidos tienen un papel clave, y están muy implicados en la respuesta sexual. Se está más expuesto a las miradas, caricias, y esto contribuye a producir más señales que impulsan a un mayor deseo hacía la pareja. Además, las fantasías son más potentes ya que se tienen con que construirlas.

El excesivo calor tampoco es un buen aliado para las relaciones sexuales, ya que no nos sentimos cómodos y además nos sentimos más cansados. Otro de los factores que pueden hacer complicado a la pareja tener momentos de intimidad, son los hijos. Por eso, es importante buscar los momentos en los que los niños no estén porque están en alguna actividad o estén dormidos.

Consejos para tener unas vacaciones “hot”

¿Quién ha dicho que es complicado tener sexo en vacaciones? Con estos consejos seguro que la frecuencia y el placer de tus relaciones aumentaconsiderablemente.

Ver videos de contenido erótico para ir entrando en calor

El visionado de videos porno con la pareja puede aumentar nuestra excitación y deseo por lo que, ver juntos este tipo de escenas y ponerlas en práctica, es una muy buena opción para entrar en calor. Hay una gran variedad de páginas que ofrecen este tipo de contenido, la web porno lider en España tiene los mejores videos para esos momentos de pasión y desenfreno.

Hablar de intenciones antes de salir de vacaciones

Es importante que antes de iniciar nuestras vacaciones se hable con la pareja acerca de nuestros deseos, de lo que nos gustaría explorar juntos, si queremos probar algo nuevo, etc. Compartir esto con la pareja hará que no nos hagamos unas falsas expectativas de lo que esperamos de las relaciones durante el viaje.

Flirtear como adolescentes

Disfrutar del entorno en el que se ha decidido pasar las vacaciones, aumentar la comunicación a través del contacto físico, y llenarse de cumplidos. Volver a coquetear como cuando se inicio la relación. A muchas personas sentirse deseadas les hace aumentar su deseo, y esto se ve reflejado en el aumento de su vida sexual.

Probar diferentes roles

La rutina diaria también afecta al sexo por lo que las vacaciones son el mejor momento para explorar otros aspectos de la sexualidad y disfrutar. Una opción es salir de los roles y dinámicas que se tienen habitualmente. Por ejemplo: el que es más juguetón que sea más sumiso, y al revés, invertir roles.

Los lugares naturales, excelentes motivadores del deseo

Da igual si se está en la montaña o en la playa, aprovechar cualquier rincón del lugar de tus vacaciones para disfrutar del sexo. Ya sea una cala, una piscina, jacuzzi, en la manta del picnic de una tarde con la pareja, en la roca al lado de la orilla del rio, etc. Cualquier lugar que a ambos os apetezca y estéis de acuerdo.

La imaginación un aliado para el sexo

La rutina mata el deseo, lleva al hastío, a la insatisfacción y como resultado a la disminución de la práctica de sexo. Por esta razón, la imaginación puede aumentar el deseo en la pareja, probar diferentes posturas que no se han probado hasta ahora, utilizar juguetes eróticos, jugar a algún juego para calentar el ambiente, es válido cualquier cosa que se nos ocurra y que nos apetezca hacer. ¡Dejad volar la imaginación!

Olvidarse del tiempo

Durante la rutina el sexo suele ser apresurado, pero en vacaciones podemos darnos el tiempo que necesitemos, no hay obligaciones, no hay horarios. Disfrutar de cada momento, relajarse y pasar tiempo juntos.

En definitiva, las vacaciones son un excelente momento para disfrutar del sexo con la pareja. Planificar momentos a solas con los que disfrutar de la intimidad es clave. Además, es necesaria la desconexión del mundo, olvidarse de los problemas y preocupaciones, solo centrarse en relajarse y disfrutar del mejor sexo.

Las vacaciones, un buen momento para disfrutar del sexo
Comentarios