13.04.2021 |
El tiempo
martes. 13.04.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

Pasos a seguir ante la muerte de una persona

adult-1845814_1280
Pasos a seguir ante la muerte de una persona

Vivimos en unos momentos en los que la muerte está siendo algo más habitual de lo debido. El alto nivel de muertes a causa de la Covid-19 es una realidad. Y, si la muerte de un allegado es un momento ya de por sí complicado, esta situación lo hace aún más duro, pues, en muchos casos la muerte viene en soledad y hay muchas dificultades en entierros y funerales.

Estas situaciones pueden bloquear aún más a las personas que deben realizar las gestiones necesarias a la muerte de una persona cercana, unos trámites que deben realizarse de manera completa y obligatoria. Para todas aquellas personas que necesitan saber todo el proceso, van dirigidas estas líneas.

Mantener la calma

Antes de emprender todo el camino legal que debe recorrerse ante un óbito, es necesario tener en cuenta una serie de consejos. Se trata de un momento muy duro en la vida de una persona y todas estas gestiones necesitan de cierta frialdad. Así, lo primero que necesitamos es calmarnos para emprender el camino.

A la hora de empezar con las gestiones, deberemos valorar nuestro estado anímico y pedir ayuda a personas de nuestro entorno si lo consideramos necesario. No necesariamente tiene que ser un familiar, puede ser alguien cercano a nosotros que nos ayude en la parte emotiva y de ánimo. A menudo, una persona ajena a la familia, como un buen amigo, puede mantener la frialdad necesaria en determinados momentos.

Las dos partes de un proceso

Las gestiones que derivan de la muerte de una persona tienen dos partes. La primera, es la relacionada directamente con el fallecimiento. La segunda hace referencia al papeleo necesario para los temas de herencias, pensiones, etc., más vinculado con la administración.

Ante la muerte de una persona, lo primero que debemos saber es quién la acreditará para solicitar el certificado de defunción. Lo habitual es que sea el centro médico en donde estaba hospitalizada la persona, si lo estaba, o en el caso de que el fallecimiento tenga lugar en casa, será el servicio médico de urgencias que acredite la muere quien lo gestionará.

Este certificado deberá llevarse al Registro Civil de la ciudad de fallecimiento en las siguientes 24 horas para que se pueda inscribir y emitir la licencia de entierro, que es imprescindible para este entierro y debe entregarse a la funeraria. Esta inscripción en el registro no necesariamente tiene que hacerla un familiar, pueden hacerlos amigos, vecinos o también personal médico que tenga constancia de la muerte de esa persona. Si se tiene contratado un seguro de decesos, incluso puede encargarse la aseguradora.

Entierro y funeral

Una vez se tiene la licencia de entierro ya se puede proceder al mismo. En esta parte del proceso es necesario saber si el fallecido ha expresado su deseo de ser enterrado o ha preferido la opción de la cremación. Este dato lo podremos saber a través del certificado de últimas voluntades.

Si este documento no existe, porque la persona no ha expresado estas voluntades, deberá ser un familiar directo quien le indique al tanatorio la opción deseada.

Herencia y herederos

Una vez acabado el funeral, empieza la segunda parte del proceso, que tiene que ver con la parte patrimonial del fallecido y la posibilidad de ayudas de viudedad u orfandad que puedan ser susceptibles de ser concedidas por la administración.

Lo primero que debe hacerse es reunir la siguiente documentación del fallecido: Certificado de Actos de Última Voluntad, Contratos de Seguro de Fallecimiento, Testamento, hacer inventario de los bienes del muerto y el Cuaderno Particional o Partición de la Herencia.

En el proceso de herencia es muy importante saber si se ha realizado o no testamento ante notario. En caso de no haberse realizado este testamento, será necesaria una Declaración de Herederos y especificar esta circunstancia en el momento de solicitar el Certificado de Actors de Última Voluntad.

Ayuda de abogados

Si ante el proceso de entierro resulta muy recomendable contar con un seguro de decesos para que pueda gestionar ese proceso de una manera rápida, en este punto del proceso también se recomienda la contratación de un abogado especializado que llevará a cabo todas las gestiones necesarias para reunir toda esta documentación.

Hay que tener muy claro que la ley es muy específica con toda la documentación imprescindible y, en el caso de llevarlo a cabo los familiares, es necesario un proceso muy exhaustivo del que un abogado es perfectamente conocedor, mucho más que cualquiera de nosotros. También tendrá en cuenta toda la parte impositiva que acarrea recibir una herencia.

Finalmente, deberá darse de baja al fallecido del sistema de pensiones si era pensionista y ver si su viuda o viudo, u otros familiares necesitan recursos y reúnen los requisitos para solicitar una ayuda, subsidio o pensión a la administración para su subsistencia.

Pasos a seguir ante la muerte de una persona
Comentarios