17.05.2021 |
El tiempo
lunes. 17.05.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

BOXEO

‘El Niño’ ya tiene rival para su cuarta defensa

La EBU dio ayer el visto bueno al Armenio Andranik Hakobyan (14-1-2) a pesar de no estar en las listas para aspirar al título europeo

El armenio afincado en Suiza Andranik Hakobyan será quien intente arrebatar el trono a Sergio García.
El armenio afincado en Suiza Andranik Hakobyan será quien intente arrebatar el trono a Sergio García.
‘El Niño’ ya tiene rival para su cuarta defensa

Sergio García ya conoce desde ayer quién será su rival en su cuarta defensa del Campeonato de Europa que atacará el próximo cinco de diciembre. Se trata de un púgil desconocido y con poco cartel al que, de pronto, le ha llegado la gran oportunidad de su carrera. Se trata del boxeador armenio afincado en Suiza Andranik Hakobyan, que se presentará con un récord de catorce victorias (seis por KO), una sola derrota y dos nulos. De ganar el boxeador cántabro, se alzaría con su quinto título igualando así a históricos boxeadores españoles como Javier Castillejo. Alcanzar dicha cifra ya supone una motivación añadida a la que, de por sí, tiene la de mantener el cinturón en su poder.

El problema que está teniendo el boxeador cántabro en los últimos tiempos es que le cuesta encontrar rivales. Aunque un cinturón europeo siempre es una buena golosina, su promotora pasa revista y llama a buena parte de los púgiles que están ranqueados por la EBU y les cuesta encontrar a alguien que diga que sí. Es difícil de explicar, pero responde a una realidad que quizá tenga que ver con el excesivo control y cuidado con el que los promotores intentan llevar la carrera de púgiles prometedores. Por eso la última vez que  ‘El Niño’ defendió su trono tuvo que boxear ya contra un rival que no estaba en las listas y lo mismo sucederá en esta ocasión.

Andranik Hakobyan es un boxeador con buenas maneras que está en disposición de coger el tren que se le ponga por delante. Tiene un récord interesante pero en su historial le falta una victoria diferencial, un triunfo de mérito que le permitiera colocarse entre los nombres a tener en cuenta a nivel continental. Por eso la EBU no le tenía ranqueado. Y, ante esta situación, una vez que Maravillabox le propuso como aspirante, tuvo que someterse a una votación que, en teoría, debería garantizar que el cinturón no se va a poner en juego ante cualquiera. Y el armenio pasó el corte en la mañana de ayer. No se preveía algo diferente porque, a día de hoy, lo que más le interesa al organismo continental es que haya movimiento, ya que el Covid lo ha ralentizado todo.

Será las segunda vez consecutiva que Sergio García ponga el cinturón en juego ante un oponente que no estaba en las listas. El otro fue Fouad El Massoudi el siete de diciembre del pasado año. El francés no tenía un récord demasiado atractivo (17-11) pero sí venía de conseguir tres triunfos de enorme mérito contra grandes boxeadores, lo que facilitó la aprobación de la EBU. En el caso de Hakobyan, son sus números los que al menos permiten dar cierta distinción a su nombramiento. Llegará con 31 años, con la sensación de ser un ahora o nunca y con casi un 50% de KOs en sus catorce victorias, así que puede hacer trabajar al campeón torrelaveguense.

El contrincante que tendrá delante Sergio García ha escrito toda su carrera entre Suiza y Alemania. Será la primera vez que boxee fuera de esos países en los que se encuentra a gusto. Vendrá, además, después de año y medio en el que prácticamente no ha peleado. En el 2020 no ha tocado ring y su última pelea data del treinta de agosto del 2019, cuando ganó por decisión divida al francés Moussa Gary, que se presentó con un historial de 9-1-2. Sólo dos meses antes, se había medido al portugués también afincado en Suiza Ricardo Silva (17-2), con quien firmó tablas.  Para él, el último año y medio ha sido un parón porque venía de dos años en los que había realizado nueve combates. Uno de ellos, el del 28 de abril del 2018 ante Zoltan Szabo (21-11), supuso su única derrota hasta la fecha.

la sede. Una vez que ya se conoce el nombre del oponente de Sergio García, ahora falta concretar el lugar donde se va a celebrar la velada. Como ya se explicara en estas páginas la pasada semana, Maravillabox tiene prácticamente decidido que sea en Torrelavega. Falta por concretarse y oficializarse, pero todo apunta a que la afición cántabra podrá disfrutar de otra velada para la historia que, en el fondo, muy pocos podrán disfrutar en directo por culpa de la crisis sanitaria. De hecho, descartan arriesgarse repitiendo en El Malecón, por lo que será bajo techo y, según la normativa actual, el número máximo de espectadores que podrían entrar, previsiblemente en el Vicente Trueba, serían 300. Son muy pocos para poder sufragar un cartel como el que está preparando Maravillabox, que sólo puede plantearse un espectáculo así gracias a la posibilidad de venderlo a las televisiones de todo el mundo, sobre todo del continente americano.

Lo que permitirá conseguir ese dinero que hace viable e incluso rentable organizar la velada es la presencia, al igual que en el mes de agosto, de Sergio ‘Maravilla’ Martínez, que afrontará su segundo combate después de su regreso al ring. Se medirá al finlandés Jussi Koivula para seguir acumulando asaltos con vistas a sus nuevas ambiciones mundialistas, que ya tienen un camino marcado. Es la presencia del argentino la que permitirá a Sergio García defender su título en casa en plena crisis sanitaria, con todo lo que eso conlleva. Y lo mejor es que el cartel tendrá más alicientes a tener en cuenta, como la presencia, una vez más, de Jon Fernández y Kiko Martínez. Además, hoy mismo se celebrará la subasta del Campeonato de Europa del peso mosca que disputará Ángel Moreno y que ‘Maravillabox’, su promotora, pretende ganar para sumarlo al menú del próximo cinco de diciembre, que, de este modo, podría reunir dos peleas por otros tantos títulos continentales.

Para Sergio García, el hecho de volver a ser una de las figuras estelares de una velada de tanto nivel que tendrá a los aficionados de medio mundo atentos a lo que suceda sobre ese ring será una nueva oportunidad. Más allá de la motivación  que supone ganar un nuevo campeonato de Europa, está la de enseñar todas sus cualidades por la pequeña pantalla para que su nombre sea tenido en cuenta de verdad al otro lado del charco. Su carta de presentación del pasado mes de agosto no fue todo lo buena que le habría gustado. De hecho, ni el boxeador ni su entrenador acabaron a gusto con lo que habían hecho después de una preparación cuidada al detalle. Habrán tenido tiempo ya de analizar todo lo que sucedió para intentar que no se repita sabiendo que en los próximos meses habrá que acostumbrarse a otro boxeo en el que apenas se generará ambiente pugilístico en la grada. No será fácil pelear escuchando el eco. Menos aún, para un boxeador que siempre, desde sus primeros pasos, ha tenido una hinchada fiel y ruidosa que ha estado cerca de él.

Dos años con el cinturón

Ayer fue 29 de septiembre y, por lo tanto, se cumplieron dos años desde que Sergio García ganara su primer campeonato de Europa. Fue entonces cuando se midió al francés Maxime Beaussire, que también era coaspirante, como él. El titular del cinturón los meses anteriores había sido Zakaria Attou pero a éste se lo habían quitado por dar pistas de las pocas ganas que tenía de pelear con el cántabro. El torrelaveguense ganó con claridad a su contrincante, que se mostró valiente y decidido, y desde ese día tiene el cinturón en su poder. No se lo ha quitado nadie después de haberlo defendido en tres ocasiones. La más mediática y la que permitió al boxeador cántabro acallar todas las dudas que pudieran quedar sobre su solvencia sobre el ring fue la primera de ellas, que fue en el imponente O2 de Londres el 28 de febrero del 2019. 

‘El Niño’ mostró su valentía al aceptar una primera defensa en la boca del lobo, en el salón de la casa de su oponente que, además, era una de las esperanzas que Eddie Hearn tenía (y tiene guardadas) para el futuro cercano. El cántabro fue allí sabiendo que tenía que ganar claramente para que le dieran por vencedor y lo hizo. Meses después, realizó una nueva defensa, otra vez en casa, ante Sergei Rabchenko y la tercera y última fue ante el francés El Massoudi. Todos ellos han sido aspirantes voluntarios porque los mandatarios no han querido cruzar sus guantes con el campeón. Primero fue Zakaria Attou quien ni siquiera se presentó a la subasta, después Cedric Vitú quien decidió pasar del asunto y, últimamente, es su paisano Dylan Charrat quien va por el mismo camino. De hecho, era éste quien debía estar en la esquina contraria el 5 de diciembre pero, a pesar de todo el tiempo que queda hasta esa fecha, dijo que no podría pelear ese día por no haber tenido una buena preparación durante el confinamiento. Aún así, la EBU ha tragado y le sigue manteniendo como aspirante oficial.  Por eso ‘Maravillabox’ tuvo que buscar un nuevo aspirante y ha encontrado a Hakobyan

‘El Niño’ ya tiene rival para su cuarta defensa
Comentarios