22.09.2021 |
El tiempo

La rareza de Castro

La SDR Castreña celebra elecciones a la presidencia el domingo  | No es habitual en ningún club que haya más de una candidatura | El club rojillo tiene dos tras resucitar en los últimos 4 años | Quienes lo han logrado, se han dividido

‘La Marinera’ está intentando que el proceso electoral no repercuta en su rendimiento.
‘La Marinera’ está intentando que el proceso electoral no repercuta en su rendimiento.
La rareza de Castro

Lo habitual es incluso que cueste encontrar a quien quiera presidir y llevar las riendas de un club de remo. Normalmente, no suele haber más de dos candidaturas y ni siquiera hacen falta elecciones. En muchos casos, incluso ha de ser una junta gestora que se renueva periódicamente quien guíe la nave. Sin embargo, en Castro va a haber que votar entre dos alternativas el próximo domingo, entre dos personas que hasta hace bien poco iban de la mano y que ahora, en plena temporada liguera y con ‘La Marinera’ intentando salir del agujero, optan a ser elegidos para presidir el club durante los cuatro próximos años. Es toda una rareza en los tiempos que corren.

El socio podrá elegir entre Eduardo Lazcano, que es quien ha presidido la entidad durante el último mandato, y Fernando Ruiz, que, además, lleva en su equipo a muchas de las personas que han venido trabajando para ‘La Marinera’ y sus categorías inferiores bajo la presidencia del primero. Y lo cierto es que es indudable la buena labor realizada por ese equipo de trabajo que ahora ha quedado dividido, ya que el club no sólo estaba en la ruina hace cuatro años, sino que parecía no tener futuro.

Por aquel entonces, casi no había ni remeros con los que remar porque nadie se fiaba del club, tocó competir en los sótanos de la ARC 2 y no había categorías inferiores a partir de las cuales plantear un futuro. Todo era un erial que, para colmo, estaba embargado. Hoy, en cambio, el club está a punto de solventar los últimos embargos, la embarcación está peleando y progresando en ARC 1, han vuelto a casa muchos remeros castreños que ya habían quedado escarmentados repetidamente por el club, se ha recuperado la escuela e incluso hay una trainera femenina compitiendo y evolucionando. Da la sensación de que la cosa marcha y es justamente ahora cuando, después de muchos años, sí hay elecciones.

La pregunta que ha venido lanzando Lazcano cada vez que ha tenido un micrófono delante es por qué el otro candidato no encabezó una alternativa en el 2017, cuando apenas se intuía un futuro para la entidad, y sí lo hace ahora, «cuando el club está saneado». Lo cierto es que Fernando Ruiz lleva doce años como directivo de manera ininterrumpida. Es decir, que arribó cuando ‘La Marinera’ estaba en lo más alto y, a partir de ahí, fue testigo de la degeneración del club por culpa de la resaca que dejó esa colección de éxitos. Él ha recordado que en aquel 2017 fue uno de los que estuvo «aguantando el club en pie» porque, de haber apostado por cerrar, que era a lo que parecía abocada la sociedad, «a ver dónde estamos ahora». Después se sumó a la directiva de su hoy rival y en los últimos días ha reivindicado la labor de todos los componentes de la misma «para solucionar los problemas y no sólo la de Eduardo Lazcano».

La división de los que han llevado las riendas del club en los últimos cuatro años se produjo cuando se decidió prescindir del tesorero. En junio, cuando ya se abrió el proceso electoral, fue cuando Fernando Ruiz comunicó su intención de presentarse a las elecciones aunque ambas partes defienden que su intención inicial fue presentar un proyecto unitario para evitar un verano convulso que apartara la atención de lo puramente deportivo. A la vista está que no se ha logrado.

«Tengo la sensación de no haber previsto esto y de que han intentado segar la hierba debajo de mis pies», dijo el Lazcano en los micrófonos de Castro Punto Radio. Considera que, para cuando se quiso dar cuenta, todo el proyecto alternativo estaba ya montado. Y es un proyecto formado por numerosas personas que pertenecen tanto al pasado que llevó al club a un estado de ruindad casi absoluta como al presente que lo ha ido recuperando. De hecho, aparecen nombres muy vinculadas a la etapa de Agustín Anglada en la presidencia como Toñín Bonaechea, Iván Castillo, Daniel Laiseca o el propio Fernando Ruiz.

El proyecto de este último, ampliamente explicado en un perfil de Facebook, está organizado en seis áreas (presidencial, deportiva, social, comunicación, económica y logística) del que participan una veintena de personas. En la candidatura de Lazcano, en cambio, figuran ‘sólo’ Ainhoa Pérez, Javi Pérez, Eduardo San Miguel, Javi Albo y Francis López. «Para lo que necesitamos hacer, es más que suficiente», ha afirmado quien ha sido presidente del club en los últimos cuatro años. En su opinión, la otra candidatura ha presentado «un proyecto similar» al suyo, por lo que, en su opinión, «no se va a cambiar en nada». «Con todo, será mejor el original que la copia», añadió.

Y es que, a la hora de presentar cada uno de los proyectos, siempre se habla de cosas similares como el reforzamiento de la cantera, transparencia económica y apuesta por la gente de casa. Desde la candidatura de Fernando Ruiz se pone especial atención en el proyecto femenino, que, por otro lado, se ha puesto en marcha durante este último mandato presidido por Lazcano. Hablan de luchar «por una igualdad real entre el remo masculino y femenino» y de «luchar por equiparar de verdad recursos materiales, medios logísticos y sanitarios». Y para impulsar esa trainera tripulada por mujeres, cuentan con el compromiso de «la castreña más laureada a nivel de éxitos en el remo femenino de élite y con titulación de entrenadora en el mundo del remo», que no es otra que Natalia Díaz, una remera con una bandera de La Concha y tres ligas EuskoTren, además de otros muchos títulos, en su currículum.

Desde la candidatura de Fernando Ruiz también se habla de retomar el proyecto de una trainera B para «asegurar el paso intermedio entre la categoría juvenil y el primer equipo». Y para liderar el bote, han elegido al último entrenador que tuvo una segunda embarcación castreña, que fue Lolo Gutiérrez, actual remero de ‘La Marinera’, en cuyas tostas están intentando quedarse al margen del ambiente preelectoral que se vive fuera.

Todo da la sensación de ser más grande en la candidatura encabezada por Ruiz. También parecen ser más ambiciosos mientras que Eduardo Lazcano habla de manera más mesurada y de ir, tal y como se ha ido haciendo los últimos años, poco a poco y asentando bien los cimientos. De hecho, este último ya ha mostrado su preocupación por que «se quedan reproducir actos» que han llevado al club «a mal puerto por el hecho de ganar». Habla de aquellos tiempos en los que se prometía lo que no se tenía para formar tripulaciones ganadoras, lo que dejó al club en la ruina y completamente embargado. Los tiempos de vino y rosas conllevaron una resaca penosa. «Ganar es hacer un club grande, hacer cantera y dar opción a los más jóvenes de Castro a practicar y hacer del remo un referente en el pueblo», recuerda quien ha puesto nombre y rostro a la resurrección llevada a cabo en los últimos cuatro años. Lo bueno, lo malo o, cuando menos, lo extraño es que varios de los que han trabajado codo con codo con él están ahora en el otro lado. Y va a haber que votar.

Captura de pantalla 2021-07-21 a las 11.08.02

La candidatura de Fernando Ruiz denuncia un envío de cartas de Lazcano

La candidatura liderada por Fernando Ruiz denunció ayer de manera pública que Eduardo Lazcano ha enviado una carta a cada socio «en condición de presidente de la SDR Castreña en la que interpela a los socios y socias a apoyar su candidatura en los comicios del próximo domingo». En la misma, dirigida «con nombre, apellidos y dirección postal», se incumple, a su juicio, «el derecho a la protección de datos personales». Según critican, dichos datos «no están reflejados en el censo electoral oficial» que la mesa electoral ha facilitado a su candidatura. Además, apuntan que «emplea hologramas de la entidad que, junto a la firma ‘presidente de la SDR Castreña’, constata que es una nota oficial del club». Por último, entienden que está utilizando «su condición de presidente para los intereses personales de una candidatura y pedir el apoyo en las próximas elecciones». A esto hay que sumar que, en su opinión, se contaban sucesos de los últimos cuatro años que «no se ciñen a la realidad».

La rareza de Castro
Comentarios