29.05.2022 |
El tiempo

REMO

Carrión pone el motor

El laureado remero astillerense ha vuelto a bordo de la ‘San José’ | Lo había intentado sin éxito los últimos cuatro años | «Me gusta volver a estar ahí, que es donde tengo que estar», apunta

Sergi Carrión, con el resto del equipo en Pedreña llevando la ‘San José’ al agua.
Sergi Carrión, con el resto del equipo en Pedreña llevando la ‘San José’ al agua.
Carrión pone el motor

aracteriza a las plantillas cántabras en los últimos tiempos es que están formadas, mayoritariamente, por remeros muy veteranos o muy jóvenes. Escasean los que están, por ejemplo, entre los 25 y los 35. Y un viejo rockero que Astillero ha recuperado para la causa es Sergio Carrión, un tipo de 42 con banderas de La Concha, ligas ACT y varios campeonatos en su palmarés. Hacía años que no salía a disputar una regata y lo hizo el sábado en el Memorial Aurora Trueba de Pedreña, en la que se vio bien, algo que ya había anunciado el remoergómetro. Aún le falta bajar kilos pero sus vatios ya se notan en el motor de la ‘San José’.

«Llevaba cuatro años empezando la pretemporada y entrenando, pero a cualquier dificultad que tuviera con el trabajo, ya no seguía», recuerda el remero astillerense. Apenas pasaba de la Navidad subido a bordo pero en esta ocasión parece que por fin va a ser la buena. «Me encuentro bien físicamente, de cabeza y de todo. Además, me está viniendo muy bien», explica Carrión, que se ve con fuerza para apoyar al club con el que lo ganó todo en su peor momento, sumido en la ARC 2 y con dificultades para construir una cuadrilla que, como ya sucediera el curso pasado, está también repleta de inexperiencia. Por eso el proyecto ha agradecido su compromiso, con el cual esta vez pretende llegar a la meta.

A Carrión no le tocó el pasado sábado colocarse a bordo en alguna de las puntas, que han sido sus bancadas más habituales, sino que desplazó su posición al tres de babor. Le toca entrar a formar parte del centro del bote, donde están, generalmente, los más pesados y también los más potentes. Es el nuevo rol que le toca porque ahora, por encima de todo, le corresponde aportar la cantidad de vatios que otros no pueden dar. Sobre todo, dentro de una plantilla eminentemente joven donde hay un buen número de juveniles. De hecho, a bordo hubo en Pedreña casi media docena de remeros que se estrenaban en el bote grande, por lo que siempre se agradece llevar a alguien veterano a bordo.

A pesar de que muchos se estrenaron, Astillero completó una buena actuación. «Hicimos una buena regata. Entre los juveniles y algún mayor que no había remado nunca, había muchos debutantes y no salió ni tan mal», afirma. La ‘San José’ se ha rehecho desde su último descenso de la ACT y tuvo que comenzar prácticamente de cero, primero con Javi Pérez a los mandos y después con Vasile Matei. El pasado verano se confirmó lo que parecía ser cuestión de tiempo, que era el descenso de la ‘San José’ a la ARC 2, donde el proyecto podrá seguir dando pasos hacia delante y formando a toda esa colección de remeros que van apareciendo sin la presión de no caer al pozo. Ahora ya está en él y desde ahí sólo se puede crecer.

Carrión nunca había remado tan abajo. El 2013 fue la última vez que compitió con regularidad a bordo de la ‘San José’ y lo hizo en la ACT para ayudar a conseguir la permanencia. En todo momento ha mantenido una buena relación con el responsable deportivo del club, que es José Luis Cruces ‘Garru’, y con su buen compañero de éxitos Israel Bolado, principal encargado de la escuela, además de con Luis Andrés Rioz ‘Tordo’, encargado de entrenar este año a la trainera azul.

«Me gustaría completar por fin la temporada porque me está gustando volver, volver a estar ahí metido, que es donde tengo que estar», apunta el veterano remero astillerense. Lo preocupante es quizá que el remo cántabro todavía necesite a tipos de su generación para salir adelante. De hecho, él mismo llegó a esa conclusión cuando por fin volvió a disputar una regata el pasado sábado. «Lo triste es que, diez años después, vuelvo a aparecer yo y está la misma gente de siempre». Así está el remo de la comunidad autónoma, al que le cuesta retener a los jóvenes remeros mientras que, quien destaca y apunta grandes maneras, en seguida pone dirección a Bizkaia. No corren buenos tiempos para la lírica en Cantabria. Menos mal que Carrión siempre ha sido más de Barricada.

Carrión pone el motor
Comentarios